A escasos días de que se cumpla un año del crimen del psicólogo Octavio Acuña Rubio, cometido en junio de 2005 en la ciudad de Querétaro, autoridades de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado informaron la tarde de ayer sobre la detención del presunto asesino material del defensor de los derechos de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero.
 
De acuerdo con declaraciones del procurador Juan Martín Granados Torres, en las próximas horas se darán a conocer mayores detalles del caso. Sin embargo, trascendió que el nombre del detenido es Miguel Ángel Palacios Ríos, quien presuntamente tenía la orden de dar solamente un 'susto' al activista gay.
 
Tras aseverar que los agentes de la procuraduría están totalmente involucrados en las pesquisas desde el día de los hechos y que están en busca del autor intelectual del crimen, el funcionario informó que estarían por cumplirse una orden de cateo y una de arraigo, no obstante, no quiso proporcionar mayor datos con el objetivo de no entorpecer la investigación.

Según reportes de la prensa local, elementos policiacos realizaron una serie de cateos, cuyos resultados no fueron dados a conocer.
 
La tarde del 21 de junio de 2005, Acuña Rubio fue apuñalado en la condonería en la que además de proporcionar terapias psicológicas, impartía talleres de prevención de VIH/sida.
 
Desde entonces, activistas de la comunidad gay de México y diversas partes del mundo, así como organismos promotores de la defensa de los derechos humanos como Amnistía Internacional, exigieron a las autoridades queretanas el pronto esclarecimiento del crimen al que inicialmente y ante el descontento de varios sectores de la sociedad, habían calificado como 'pasional' o motivado por un 'robo con violencia,' sin tomar en cuenta la posibilidad de que se haya tratado de un caso de agresión por homofobia.
 
Sin embargo, fuentes consultadas por NotieSe que prefirieron guardar el anonimato, comentaron que el reporte dado a conocer por la PGJ no concuerda con los hechos 'si la intención era sólo asustarlo, entonces el asesino entendió mal, porque el cuerpo de Octavio recibió las puñaladas en órganos vitales.'

Manifestaron su extrañeza de que la detención del presunto asesino se llevara a cabo exactamente un mes después de la Jornada Mundial Contra la Homofobia, que este año tuvo como sede a la ciudad de Querétaro, donde la sociedad civil mostró su indignación por el asesinato del activista gay, y justo un día antes de la XXVIII Marcha del Orgullo Gay en la Ciudad de México, uno de los principales espacios de denuncia social con resonancia internacional del colectivo lésbico, gay, bisexual y transgénero de México.

Subscribe to our newsletters

Get updates on LGBTI rights issues, and on our work to support LGBTI civil society worldwide