WorldPride 2021 Copenhague: "Una hermosa luz arcoiris al final del túnel de la oscuridad"
News tags: 

 

Durante el WorldPride de Copenhague 2021, nuestra Cosecretaria general Tuisina Ymania Brown fue llamada a pronunciar una declaración comunitaria en la sesión plenaria de apertura de la Conferencia de Derechos Humanos.

Pronunció un discurso entusiasta, y esas palabras siguen resonando: "No hay nada malo en quiénes somos, a quiénes amamos y cómo nacemos".

Revisa este recuerdo del WorldPride, y mira el vídeo de Tuisina Ymania Brown hablando en la sesión plenaria de apertura de la Conferencia de Derechos Humanos de Copenhague 2021, o lee la transcripción (traducida al español) a continuación.

 

 

¡Buenos días familia, amigos, aliades, guerreres de la justicia social!

Reconozco a les propietaries tradicionales del país en toda Australia donde me encuentro, especialmente a la nación Yaggera aquí en Brisbane. Reconozco su conexión continua y duradera con estas tierras, aguas y la cultura viva más antigua del mundo. Mis respetos a sus personas adultas mayores - pasadas, presentes y emergentes - y a todas las personas indígenas LGBTIQ aquí presentes.

Se me ha encomendado la tarea de hacer una declaración comunitaria para todes ustedes. Me gustaría estar allí en persona, pero sé que estoy allí en espíritu, al igual que los espíritus de nuestras personas antepasadas indígenas que siguen rodeándonos y guiándonos en nuestras vidas.

Advertencia: hay temas violentos.

La activista por los derechos de las mujeres Emmeline Pankhurst dijo en una ocasión sobre el carácter sagrado de la vida humana: "Si hay que sacrificar alguna vida, será la nuestra; no lo haremos nosotras mismas, pero pondremos al enemigo en la situación de tener que elegir entre darnos la libertad o darnos la muerte". 

Y esa es nuestra realidad. Eso es lo que mi comunidad afronta cada día como ciudadanes LGBTIQ. Esperamos que nuestros gobiernos, los Estados miembros de la ONU, los que gobiernan nuestras tierras, los que son nuestros jefes, incluso nuestras propias familias, elijan entre darnos nuestras libertades o matarnos.

Sí: hay violencia en nuestras muertes. No se equivoquen.

Mujeres trans perseguidas y asesinadas.
Ataquesty asesinatos violentos a las personas homosexuales.
Mutilaciones forzadas a niñes intersex y bárbaras "terapias de conversión".
Violaciones correctivas de mujeres lesbianas.
La cárcel y la flagelación pública de hombres y mujeres LGBTIQ.
La vergüenza, la expulsión forzada de los hogares de les adolescentes LGBTIQ en todas partes. 

¿Crees que las personas LGBTIQ somos libres en esta época porque vivimos en un "mundo moderno"? Mi testimonio para todes ustedes es No. Somos. Libres. DE. NINGUNA. MANERA.

Se ha escrito en la teología moral cristiana que el orgullo es uno de los 7 Pecados Capitales, y en un mundo de iguales, hace 2021 años, quizás lo era. En el Viejo Mundo. Pero en nuestro mundo -en agosto de 2021, en Copenhague y en todo el mundo, este Orgullo, nuestro Orgullo LGBTIQ, nuestro Orgullo Mundial- no hay nada pecaminoso en este Orgullo.
Hemos recuperado el significado del Orgullo. 
Para mostrar nuestra resiliencia como pueblo marginado y oprimido.
Para mostrar a los Estados miembros de la ONU en los 70 países restantes que todavía criminalizan a quienes amamos, y a todos los Estados miembros que se niegan a conceder libertades frente a la violencia y la discriminación, que nosotres, les ciudadanos LGBTIQ de este mundo, siempre nos levantaremos.
Seguiremos luchando por nuestros derechos como miembres de la familia de la humanidad.

Porque no hay nada malo en lo que somos, en lo que amamos y en cómo nacemos.
#OrgullososDeLaRazaHumana 

En el WorldPride, me complace dar testimonio de este poder de levantarnos, de esta resiliencia, de este amor y brillo arcoiris en el que todes nos estamos deleitando.
Es amor puro.
Es legal.
Es un regalo de Dios.
Es natural. 

En los eventos del WorldPride, como aquí en Copenhague, podemos ver la hermosa luz del arcoiris al final del túnel de la oscuridad, la violencia y la opresión.
Sí: la vemos, pero más que eso, vemos la esperanza. Vemos libertad para ser quienes queremos ser, para amar a quien queremos amar.
Y, sobre todo, nos vemos a ti, a mí y a la humanidad viviendo como ciudadanes de este planeta, libres e iguales.

Mi mensaje a los países y Estados que siguen oprimiendo y discriminando violentamente a mi familia LGBTIQ: elegid un bando. Porque vuestra indiferencia no es una elección. Vuestra negación de los derechos humanos y de la humanidad de mi familia arcoiris es una traición absolutamente vergonzosa a la vuestra.

Mi mensaje a mi familia LGBTIQ, a mi aiga, a mi whanau, a mi multitud en todo el mundo: Mantened el rumbo. Recordad que, aunque nosotres, como comunidad, estamos heridos, no es el momento de odiar y golpear a les demás.

Durante esta semana, mientras estéis en Copenhague, sentid el Orgullo, vuestro Orgullo, nuestro Orgullo: dejad que llene vuestra determinación y vuestras reservas. Porque la semana que viene, volveremos al trabajo de mantenernos firmes y defender los derechos de nuestra familia con Orgullo. Volveremos a la carga, a luchar por los derechos humanos.

Martin Luther King se atrevió a tener el Sueño que todes vivimos ahora.
Nelson Mandela estaba dispuesto a morir por la lucha del pueblo africano, combatiendo tanto la dominación blanca como la negra.
Harvey Milk nos dijo que sin esperanza, los "nosotres" se rinden.
Y Marsha P Johnson preguntó cuántos años tardará la gente en darse cuenta de que todes somos hermanes y seres humanos en la raza humana. 

Siento vuestro amor, os envío mi amor a todes desde la Nación Yaggera de Brisbane, Australia.
Sobre todo, siento vuestro Orgullo, mis querides "nosotres". Ruego que podáis sentir el mío. 

Que tengáis unos días increíbles. ¡Nos vemos en Sydney en 2023!

Soifua.

Subscribe to our newsletters

Get updates on LGBTI rights issues, and on our work to support LGBTI civil society worldwide