Exit

Declaración conjunta sobre las violaciones de derechos humanos en Italia

 

Esta es una declaración conjunta de

  • NELFA – Network of European LGBTIQ* Families Associations
  • Famiglie Arcobaleno, ItalyArcigay Nazionale, Italy
  • ILGA-Europe
  • EL*C – Eurocentralasian Lesbian* Community
  • Društvo kulturno, informacijsko in svetovalno središče
  • Legebitra, Slovenia
  • Familles-arc-en-ciel/Regenbogenfamilien/famiglie_arcobaleno/famiglias_a’artg, Switzerland
  • Sateenkaariperheet ry / Rainbow Families Association Finland 
  • ILGA Mundo

 

Hoy, 20 de noviembre, celebramos el Día Mundial de la Infancia de la ONU y nos sentimos obligades a llamar la atención sobre los recientes acontecimientos en Italia, donde algunos niñes ya no tienen reconocidos a sus xadres.

A principios de este año, el ministro del Interior del gobierno italiano de Meloni anunció que les registradores ya no debían inscribir a les hijes de parejas del mismo sexo. La intimidación del gobierno dio lugar a una serie de ataques administrativos y legales contra las familias LGBTIQ* en todo el país. En Padua, al menos 33 madres de 37 niñes recibieron la notificación de que los certificados de nacimiento de sus hijes, en los que aparecían los nombres de dos mujeres, eran ilegítimos. El martes 14 de noviembre de 2023, tuvieron lugar ante el Tribunal de Padua las primeras audiencias que posiblemente conduzcan a la eliminación retroactiva de los nombres de las madres no biológicas de sus respectivos certificados de nacimiento, borrando de hecho la maternidad legal de las madres no biológicas. La fiscalía y el abogado de las madres en cuestión, alegan que eliminar a una madre es inconstitucional.

En muchos casos, la baja se produce después de muchos años, por lo que les niñes «pierden» a una madre, y a veces su apellido, de un día para otro. La baja en el registro de un progenitor supone una clara violación de los derechos humanos, con importantes repercusiones negativas en el bienestar y la vida cotidiana de les xadres y les hijes, y es claramente contraria al interés superior de le niñe.

Estos ataques son posibles debido a que Italia carece de una ley nacional que garantice el reconocimiento al nacer o mediante la adopción de les hijes de parejas del mismo sexo. Algunos alcaldes valientes han accedido en el pasado a inscribir los certificados de nacimiento de niñes con dos madres o a transcribir los certificados de nacimiento de niñes con dos padres para garantizar que les niñes no estén expuestes a la discriminación. La orden de dar de baja a uno de los progenitores equivale en última instancia a la orfandad por decreto, instigada por la fiscalía y en consonancia con la clara postura del gobierno de Meloni de no reconocer la patria potestad de las personas LGBTIQ*.

Esto nos recuerda que sólo las protecciones legales, como los derechos de adopción para las parejas del mismo sexo, pueden garantizar los derechos fundamentales y el interés superior de todes les niñes a que se reconozca a sus xadres.

Estos ataques a las familias arco iris se producen en el contexto de ataques más amplios a la comunidad LGBTIQ* en Italia y a sus derechos fundamentales por parte del gobierno. De forma similar a las directrices para dar de baja a les xadres, se ha instado a las escuelas a que dejen de aceptar la mal llamada ideología de género de les niñes trans en la educación, y un proyecto de ley propone retirar la posibilidad de solicitar asilo basándose en la persecución por motivos de orientación sexual e identidad de género. El discurso de odio LGBTIQ*-fóbico, también por parte de los políticos, ha ido en aumento. El gobierno de Meloni propone criminalizar los acuerdos de gestación subrogada realizados por parejas italianas en el extranjero, otra medida que podría dejar a les niñes sin xadres y, por tanto, extremadamente vulnerables.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó claramente que los Estados deben establecer un mecanismo que permita el reconocimiento de la relación paterno-filial para los padres no genéticos, como por ejemplo mediante la adopción, y que no se debe culpar a les niñes de las decisiones de sus xadres, incluidas las relativas a la concepción. Les niñes tienen un derecho innegable a la protección de su vida privada y familiar. El Día Mundial de la Infancia nos sirve para recordar nuestra responsabilidad colectiva de garantizar el derecho de todes les niñes a un entorno familiar estable y afectuoso.

 

Condenamos los recientes ataques a las familias arco iris e instamos al gobierno italiano a reconsiderar las actuales acciones y decisiones anti-LGBTIQ*. Todas las familias deben ser reconocidas y respetadas, sin discriminación, para proteger el interés superior de le niñe y asegurarnos de que no están expuestas a la discriminación.