Reunámomos para celebrar el Día Internacional de la Bisexualidad!

 

Artîculo e foto de Ian Lawrence-Tourinho, Presidencia del Comité Directivo Bisexual de ILGA Mundo

 

Imagínate esto.

Es la 20ª Conferencia Mundial de ILGA Mundo que se celebra con aires de gran esperanza y progreso.

Han pasado diez años desde la caída del Cortina de Hierro, y la democracia liberal se extiende por todo el mundo mientras anticipamos el cambio de siglo y el nuevo milenio, y la promesa que traen consigo. Los nuevos medicamentos para el VIH han transformado rápidamente el SIDA de una sentencia de muerte a una enfermedad crónica manejable, aunque grave, y el mundo LGBTI se está recuperando tras una época muy trágica y traumática. El apartheid ha terminado por fin en Sudáfrica tras décadas de lucha, y las personas LGBTI de todo el mundo se reúnen en un país, el primero del mundo, en el que la propia Constitución nacional protege oficialmente a las personas de la discriminación por motivos de orientación sexual. En ese contexto de esperanza y renovación, les activistas bi presentes en la conferencia participaron en otra primicia mundial. Se unieron a las comunidades bi de todo el mundo para proclamar el primer Día de la Celebración de la Bisexualidad (también conocido como Día del Orgullo Bi). Se trata de una fiesta comunitaria que ahora se celebra todos los años el 23 de septiembre y que se ha ampliado a una celebración más amplia de la Visibilidad Bi que abarca todo el mes de septiembre.  

 

Foto de ILGA World 1999, cortesía de Jan Hansen

Veintitrés años después, como nuevo presidente del Comité Directivo Bi de ILGA, con un equipo comprometido procedente de las 6 regiones de ILGA, es mi deber y mi placer dirigir el trabajo de la comunidad bi para ILGA Mundo y construir sobre su legado duradero con la comunidad bi.   

Algunas lecciones para todes nosotres: al igual que el actual movimiento LGBTI en general, ILGA ha luchado durante mucho tiempo para incluir, y mucho menos centrar, a las personas bi. Nuestra capacidad de amar con independencia del sexo o el género es confusa para un mundo lleno de personas para las que el sexo y el género son fundamentales para sus atracciones y su consiguiente sentido del yo.   

Les legisladores y les responsables políticos se esfuerzan por comprender que todo, desde las leyes hasta la programación y la divulgación de la salud pública, puede afectar a las personas bi de forma diferente a como lo hace con las personas gays y lesbianas. Y, en consecuencia, prestan muy poca atención y destinan pocos recursos a los problemas de la comunidad bi. Pero ya ha pasado el momento de hacerlo.

Desde hace años, las investigaciones demuestran que, a nivel mundial, las personas que se identifican como bisexuales son más de la mitad de la comunidad LGBTI. Las personas que se comportan de forma bisexual son un grupo aún mayor. Una nueva encuesta (Pew 2022) realizada en los Estados Unidos muestra que una de cada seis personas adultas de la Generación Z es bisexual. En otras palabras, el activismo LGBTI que no incluye la bisexualidad está errando el camino, no es inclusivo y, lo que es peor, falla a gran parte de la población a la que dice servir.

Mi equipo y yo estamos trabajando para aumentar la comprensión y la aceptación de la bisexualidad tanto en ILGA como en la comunidad LGBTI en general. Eso significa una mayor inclusión en la programación y en las prioridades de financiación, así como un mejor acceso a la educación para el personal, el consejo ejecutivo y otres. Significa trabajar con les activistas, el personal académico, les aliades y la población en general del Sur global y las comunidades desatendidas del Norte global, y darles una voz más destacada, para desarrollar métodos y enfoques que funcionen en entornos multiculturales y sean verdaderamente inclusivos para el mayor número de personas posible. Necesitamos que el público comprenda mejor quiénes somos y qué hacemos si queremos construir un mundo en el que todas las personas LGBTI puedan vivir bien y prosperar.

Y eso empieza por la visibilidad. Porque si no se nos puede ver o encontrar, no se nos puede entender. Y no podemos trabajar juntes. Les bis siguen intentando ser más visibles como comunidad, pero hay una larga historia de personas heterosexuales, así como de gays y lesbianas, que intentan hacernos invisibles para poder ignorarnos, reclamar nuestros modelos de conducta como uno de los suyos y mantener la comodidad de sus identidades simples y binarias.

Te desafío a que salgas de este Mes de la Visibilidad Bi conociendo los nombres de al menos 3 personas bi que consideres admirables o inspiradoras. Si tienes problemas, Bi.org tiene una base de datos en constante crecimiento y con capacidad de búsqueda que te lo pondrá fácil. Las personas bi son una parte hermosa e integral de la familia del arco iris. Llevamos mucho tiempo en la vanguardia del movimiento LGBTI, desafiando los binarios sexuales y de género y aliándonos con la comunidad trans décadas antes de que fuera la norma.

Tenemos mucho que ofrecernos mutuamente. Reunámomos para celebrar los progresos realizados desde aquel primer Día de la Bisexualidad en Johannesburgo, superar los retos actuales y cumplir la promesa de lograr la plena igualdad legal y social para toda nuestra comunidad./p>

Subscribe to our newsletters

Get updates on LGBTI rights issues, and on our work to support LGBTI civil society worldwide