Declaración de ILGA Mundo sobre la posible derogación de Roe v. Wade


Durante la Conferencia de ILGA Mundo de 2022, nuestra membresía apoyó una moción en la que se comentaba la noticia de la posible anulación de Roe v. Wade. "Hacemos un llamado a los Estados Unidos para que no retrocedan el reloj en la dignidad, la autonomía y la autodeterminación de más de la mitad de su población."

Long Beach, CA, Estados Unidos - Nosotres, el movimiento global LGBTI reunido en la Conferencia Mundial de ILGA Mundo, estamos costernades e indignades por la noticia de una posible derogación de Roe v. Wade – la decisión que garantizó las protecciones constitucionales federales del derecho al aborto. La amenaza de tales acontecimientos causó consternación en toda nuestra comunidad mundial.

Si se lleva a cabo, de repente el aborto ya no se consideraría un derecho constitucional en los Estados Unidos. Como cada Estado sería libre de determinar la legalidad del procedimiento, grandes partes del país podrían prohibir este servicio de salud esencial que ha estado protegido constitucionalmente durante medio siglo.

Además, si se siguiera la argumentación legal que desafía a Roe vs Wade, esto podría poner en peligro fácilmente la dignidad y los derechos de las personas LGBTI, incluido el acceso a la atención médica y el matrimonio igualitario.

El derecho al aborto salva vidas: es un pilar del derecho a la autonomía corporal. La derogación de Roe v. Wade tendría enormes consecuencias políticas y sociales, y podría sentar un precedente extremadamente peligroso para que otros países sigan su ejemplo, donde el control sobre las mujeres y las personas con capacidad gestante se ha convertido en un elemento básico en la agenda antiderechos más amplia.

Como personas LGBTI, experimentamos todos los días cómo la vigilancia sobre nuestros cuerpos es una forma de controlar nuestra mera existencia. Y sabemos cómo el impacto de las restricciones y prohibiciones del aborto recaerá con mayor dureza en aquelles que ya enfrentan obstáculos discriminatorios para la atención médica.

Hace casi 50 años, Roe v. Wade marcó un momento crucial en la historia de los derechos civiles en los Estados Unidos. Desde entonces, el acceso al aborto seguro ha sido establecido como un derecho humano por numerosos marcos internacionales, el Comité de Derechos Humanos de la ONU y los tribunales regionales de derechos humanos. Hacemos un llamado a los Estados Unidos para que no retrocedan el reloj en la dignidad, la autonomía y la autodeterminación de más de la mitad de su población.

Hacemos un llamado a todas nuestras comunidades para que se unan por la autonomía corporal, la autodeterminación y el derecho a salvar el aborto en todas partes.