Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Secretariado Trans / Ecuador / Articles / Diane Rodriguez: La candidata trans que desafía al establecimiento
Cargando el mapa ...

Facebook

Diane Rodriguez
Diane Rodriguez: La candidata trans que desafía al establecimiento

in ECUADOR, 21/02/2013

Por primera vez, una candidata transexual participo en una contienda legislativa en Ecuador. A pesar de no haber logrado su escaño, su lucha ha logrado desnudar las contradicciones del aparato político ecuatoriano.

 De haber ganado Diane Rodriguez habría sido la primera legisladora trans de América Latina, en un país en donde el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género aun son inciertos. La batalla que ha librado Diane por el reconocimiento de su identidad de género le han convertido en un referente de las luchas del colectivo LGTBI de Ecuador.

Diane Rodriguez de 30 años, nació en Guayaquil, la ciudad más grande del país. A los dieciséis años de edad su vida cambió radicalmente ”Creo que fue el período más difícil de la adolescencia, cuando me revelé como una mujer ante mi familia. Me botaron de mi casa. Yo no tenía nada por su puesto. Así que empecé a prostituirme”, dijo Diane Rodríguez al L’Express. ”Las trabajadoras sexuales no han elegido estar en la calle, añade. Son personas que tienen un gran valor humano”. En un país donde ocho de cada diez personas son católicos, la prostitución y la transexualidad son inquietantes.

Según cuenta a la AFP Diane Rodríguez encuentra un trabajo en un hotel y es obligada a renunciar por ser demasiado femenina, a lo que ella decide enfrentarlos y demandarlos legalemente para recuperar su empleo, pero esta vez como mujer. Evadiendo el hotel su obligación, indican que para ello, debe cambiar sus nombres en la cédula de identidad. Al final de su batalla legal en el 2009, ella finalmente consigue sus nuevos documentos. Aunque su nombre de mujer está corregido en la cédula, el sexo “masculino” permanece. Por esto, hoy en día, se vio obligada a presentar una reforma a la ley del registro civil con otra organización. También le permitió decidirse en participar en una contienda política.

Esta lucha la llevó a presentarse como candidata a la Asamblea Legislativa del Ecuador, sin embargo el día mismo de la elección se encontró con una de aquellas situaciones que le son comunes a miles de hombres y mujeres transexuales que deben soportar la discriminación de su expresión de género. 

Cuando estuvo frente a la mesa 152, donde le tocaba votar, el semblante de la candidata por la lista 25 cambió al ver que tenía que hacer fila junto a los varones; era la única con aspecto femenino. “Aquí, parada entre los varones, me siento discriminada, estoy pasando una humillación”, dijo avergonzada.

“A pesar que en el Registro Civil hice el cambio de mis nombres masculinos a femeninos, todavía tengo que sufragar en juntas de varones. Es una violación a mi intimidad sexual. Esta es una de las tantas cosas que están mal, pero que de llegar a la Asamblea la haré cambiar para que mis compañeras tampoco pasen estos malos momentos”, expresó mientras esperaba su turno para sufragar.

Cuando le tocó votar, los miembros de la mesa le solicitaron su cédula de identidad y le entregaron las papeletas. Después de cumplir con la patria, Diane saludó a la gente que la miraba y finalmente metió los papeles en las urnas. Los espectadores le mostraron apoyo con una sonrisa.

La participación de Diane Rodríguez es muy positiva para la democracia ecuatoriana, porque tiene una fuerte dosis de transformación, llega a la raíz de una sociedad históricamente machista, racista y homofóbica, y la sacude. Esta candidatura nos pone a prueba como ciudadanos, como electores, toca nuestras fibras más sensibles y nos enfrenta de cara a una verdad muy íntima: ¿soy o no una persona convencida de los derechos?

Una democracia que se sostiene en derechos solo puede ser más respetuosa y más garantista. Las personas que pueden votar por ella expresan esa conciencia profunda del respeto por el otro, por la otra. Quienes la reconocen, la felicitan, la aplauden hablan bien de otro tiempo que el Ecuador atraviesa, de otra gente que está dispuesta a vivir en derechos.

Por lo pronto el Defensor del Pueblo de Ecuador expresó su posición y en una carta abierta a la sociedad ecuatoriana confirmando el acto de transfobia que vivió Diane, haciendo un llamado para que las leyes vigentes en Ecuador se materialicen en las realidades y los cuerpos de la Comunidad LGTBI de ese país.

Acá el texto completo: http://www.dpe.gob.ec/index.php?option=com_content&view=article&id=1019:carta-abierta-del-defensor-del-pueblo-frente-a-la-discriminacion-en-contra-de-la-candidata-diane-rodriguez&catid=45:noticiasdestacadas&Itemid=56
 

Bookmark and Share