Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Secretariado Trans / Argentina / Articles / Rechazo a la operación de bebé intersexual en Argentina
Cargando el mapa ...

Facebook

Etiquetado con: bebe intersexual
Hospital donde se realizaría la intervención quirúrgica
Rechazo a la operación de bebé intersexual en Argentina

in ARGENTINA, 21/02/2013

Voceros del equipo médico del Hospital Garrahan informaron que la intervención quirúrgica para definir el género dependerá de nuevos estudios. Las voces de las organizaciones y los especialistas.

Los padres de un bebé de la provincia de Misiones que nació con genitales de ambos sexos dieron a conocer su voluntad de someterlo a una operación a fin de optar por la identidad femenina, por lo que pidieron ayuda económica para solventar los gastos del tratamiento en Buenos Aires.

La madre, Patricia Acosta, tiene 16 años y dijo a la prensa que con su esposo optaron por la identidad femenina porque el bebé “es más mujer que varón”. “Ella tiene útero y ovarios, de los órganos de mujer tiene todo, y de hombre sólo el pene y una parte de un testículo afuera y otro adentro“, precisó.

El bebé nació en la ciudad de Oberá hace dos meses, pero el Registro de las Personas aún no lo inscribió, ya que aguarda una serie de estudios enviados a la Capital Federal, por lo cual todavía no tiene documento de identidad. De todas formas, fue bautizada por sus padres con el nombre de Xiomara, informó el diario Misiones On Line.

Los profesionales del Hospital Garrahan que atienden a Xiomara en Buenos Aires, solicitaron una nueva batería completa de análisis y estudios, previos a la intervención quirúrgica para definir el género de la criatura de dos meses de vida. La cirugía podría realizarse a mediados de marzo, mientras que en los primeros tres meses del postoperatorio deberá permanecer en Buenos Aires para curaciones y controles. El martes, tuvo revisiones de los endocrinólogos y pediatras del Hospital, quienes en principio evaluaron los análisis que llevaron sus padres desde Misiones.

Según informaron los profesionales, la pequeña padece de un problema congénito de ambigüedad genital, ya que nació con vagina, un testículo y pene. Estudios preliminares realizados en la provincia, que en principio serían ratificados en Buenos Aires, le otorgan preeminencia de características femeninas.

El caso disparó nuevas preguntas sobre la intersexualidad: ¿cuáles son los parámetros para definir el sexo a través de una operación?¿Cómo influirá esto en la identidad sexual de la persona?

Reacciones
Diana Maffía, doctora en filosofía de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigadora del Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género de la misma universidad, rechazó que sea el momento de practicar la operación, afirmó que "no es necesario por ahora operar a la criatura si no existe una enfermedad, ya que se la expone a un trato cruel, que hasta da lugar a una denuncia por torturas”. Y agregó que “al realizar el alineamiento orientado a determinado sexo, puede ser o no coincidente con la subjetividad de esa persona. La madre de la beba, a pesar de sus 16 años manifestó esa duda, de que su hija cuando sea mayor no sienta el sexo que decidan ahora”, agregó.

Valeria Paván, Coordinadora del Area de Salud de la CHA se expresó de manera similar “Rechazamos cualquier tipo de tratamiento invasivo e irreversible, como la cirugía forzada de normalización de genitales, cuando esta sea dispuesta sin el consentimiento libre e informado de la persona. Es necesario entender que la identidad de género no se constituye con un bisturí. Esta necesidad, de parte del cuerpo médico de "normalizar" con urgencia responde más a cuestiones relacionadas con la transfobia, que a la salud en general. Consideramos que el Servicio Público de Salud debe poner a disposición no solo las herramientas de las que dispone, cuando así se lo soliciten, sino y sobre todo, la posibilidad de apoyar el proceso de subjetivación de las personas.

Mauro Cabral Co-Director de GATE - Global Action for Trans* Equality reflexionó en el mismo sentido:

"Es cierto que encarnar un cuerpo que desafía la norma puede hacer sentir incomodidad (especialmente en quienes nos rodean), y también es cierto que puede ocurrir que una niña “después se sienta un hombre”. Tan cierto es que muchas niñas se sienten niños “después” sin que medie diferencia corporal alguna, y las personas (incluyendo sus madres y padres) no deberían sentirse en la obligación de cortar alguna parte del cuerpo para evitar que sientan lo que sienten. La historia de la intersexualidad prueba que sin importar qué parte del cuerpo se corte, lo que se siente, se siente. Y prueba también que donde se corta no se siente.
La insensibilidad genital es irreversible, y hace mucho más que incomodar. Tal es así que las intervenciones no consentidas que la producen son identificadas con la mutilación genital. Muchas niñas, en todo el mundo, dejaron de sentir a causa del miedo mutilante que sentían l*s demás. Algunas de esas niñas crecieron y se sintieron hombres. Y ellos tampoco sienten".

Fuentes:

  • http://www.misionesonline.net/noticias/20/02/2013/operar-al-beb-intersexual-ser-a-exponerlo-a-un-trato-cruel
  • http://www.territoriodigital.com/notaimpresa.aspx?c=6176577988244731
  • http://transexualesdechile.org/?p=8087
Bookmark and Share