Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Secretariado De Mujeres / Honduras / Articles / "Unidas y con solidaridad internacional se puede lograr el respeto a los derechos humanos y laborales"
Cargando el mapa ...

Facebook

Foto tomada de rel-uita.org
"Unidas y con solidaridad internacional se puede lograr el respeto a los derechos humanos y laborales"

in HONDURAS, 08/10/2010

La CGT de Honduras y Nike firmaron un acuerdo que sienta precedentes para el reconocimiento de los derechos avasallados de trabajadoras/es tras el cierre imprevisto de dos fábricas subcontratadas

Fuente: AWID

 

Por Gabriela De Cicco

El municipio de Choloma queda al noroeste de Honduras, y según el último Censo realizado en ese país (2001), cuenta con 152,172 habitantes. En enero de 2009, alrededor de 1600 personas que viven en esa zona quedaron sin empleo cuando Vision Tex y Hugger, dos subcontratistas de Nike cerraron sus puertas sin previo aviso, dejando una deuda $2 millones de dólares estadounidenses en concepto de cesantía y salarios caídos.

La primera reacción de Nike fue anunciar su idea de promover planes de capacitación para las empleadas/os cesanteados, y durante un año hizo caso omiso de los reclamos e intentó deslindar responsabilidades, negándose a tener que correr con el pago de la deuda.

Las trabajadoras/es respondieron en una carta fechada el 1ro de febrero de 2010, en donde querían dejar bien en claro que si bien “tenemos el estómago vacío y muchas deudas, no necesitamos capacitación. Somos trabajadoras/es capacitadas con muchos años de experiencia haciendo productos de alta calidad. Lo que necesitamos es recibir el pago por el trabajo que hemos hecho, lo cual es una obligación establecida en el propio código de conducta de Nike. Necesitamos trabajo, empleos…”

Cuando la organización United Students Against Sweatshops comenzó a exigirle a Nike que cumpliera con los códigos de conducta y que se hicieran cargo del pago a las/os trabajadores, la compañía negó que esa contratistas estuvieran fabricando remeras con logos de Universidades norteamericanas.

Es ahí cuando el Worker Rights Consortium entró en acción. El WRC junto a las 150 universidades que tiene afiliadas son quienes se dedican a monitorear a las fábricas que producen vestimenta u otros bienes que llevan los logos de aquéllas. Si bien el WRC no representa a las y los trabajadores es una parte muy importante en el momento de negociación y/o mediación.

EL WRC realizó una exhaustiva investigación documentando las violaciones a los derechos de que fueron objeto las y los trabajadores, y también probó que Vision Tex y Hugger fabricaban productos para algunas Universidades de los EE.UU.

La Universidad de Wisconsin en Madison fue una de las que demostró un real interés y preocupación por lo que estaba pasando, y en el pasado mes de abril terminó el contrato que tenía con Nike.

Su rectora, Biddy Martin, explicó que lo hicieron porque la empresa “había violado su código de conducta, que requiere que las compañías que fabrican productos para universidades sean responsables de sus subcontratistas”

Según Gina Cano, trabajadora de Hugger, la investigación realizada por el WRC, el apoyo recibido desde la organización United Students Against Sweatshops y el accionar de las Universidades abrieron el camino para que Nike accediera a sentarse a negociar finalmente con la Central General de Trabajadores de Honduras.

La firmeza de la organización trabajadora y la experiencia de una de sus coordinadoras, Evangelina Argueta , “que conoce ampliamente el tema de campañas y quejas sobre violación de derechos”, acota Gina, “ayudaron a que las y los trabajadores de Hugger y Visión Tex, se mantuvieran firmes en sus posiciones”.

Cargadas con esperanzas pero a la vez con temor de volver con las manos vacías, en junio de 2010, Gina y Evangelina, viajaron a Los Ángeles y formaron parte de la mesa de negociación. Gina recuerda lo difícil y dura que era la posición de la empresa en los primeros cuarenta y cinco minutos de la reunión, pero finalmente se logró un acuerdo: Nike pagaría 1.5 millones de dólares y cubriría el costo de inscripción de las trabajadoras y sus familias al sistema de seguridad social de Honduras por un año. La compañía también se compromete a lograr que las obreras/os sean contratados por otras fábricas.

“Nos espera la parte mas difícil que es el fiel cumplimiento al acuerdo”, dice Gina y continúa esperanzada: “Como trabajadores beneficiados si bien es cierto que la parte económica es importante consideramos que lo más importante es la garantía de recuperar un empleo y asistencia en salud que en nuestro país es muy cara.”

El acuerdo firmado entre Nike y la CGT Honduras es de suma importancia ya que sienta un gran precedente: es la primera vez que una marca de indumentaria, reconocida a nivel mundial, asume la responsabilidad por las obligaciones que sus proveedores no cumplieron al cerrar de manera injusta e imprevista sus fábricas.

Gina nos confirma que ya se está evidenciando los efectos de este logro en algunos medios del país, donde, por ejemplo, y en un articulo publicado por el diario “El Heraldo” el 17 de agosto 2010, un representante de la Asociación Hondureña de Maquiladores explica la preocupación de las marcas y la obligación que las empresas subcontratadas deben tener con sus empleada/os.

No podíamos dejar de preguntarles a las compañeras cuáles son las condiciones de trabajo en las maquilas en Honduras. Evangelina nos responde que “Honduras tiene un fuerte índice de desempleo y en la maquila la creencia es que por la necesidad de empleo hay que someterse a los abusos y violaciones que se dan en la industria maquiladora, para la CGT esa opinión es inaceptable. Las condiciones de trabajo en todos los centros deben ser dignas con salarios justos.”

Cada día en las maquilas se precariza el empleo, y las violaciones a los derechos laborales se han ido profundizando aún más desde junio de 2009 mes en que se produjo el Golpe de Estado.

Evangelina nos explica que “que fuimos victimas de un golpe de estado de parte de los poderes económicos, entre ellos los mayores inversionistas en la maquila. Los empresarios maquiladores tienen un enorme poder ante las instituciones del Estado, a tal grado que el Congreso Nacional junto con los empresarios están promoviendo una ley denominada Ley de Empleo Anticrisis, conocida también como empleo temporal. Dicha ley señala que el 35% de los trabajadores de una empresa no recibirán derechos que ya contempla el Código del Trabajo como ser: vacaciones, aguinaldos, asistencia al Seguro Social, Maternidades, feriados, preaviso ni auxilio de cesantía; a lo único que tendrán derecho es a trabajar 4 horas y recibir el pago de esas 4 horas, y es tanto el abuso que la propuesta de ley plantea que del pago de esas 4 horas el 30% el patrono lo puede pagar en especies o sea darles camisetas en pago. Lamentablemente ya es de nuestro conocimiento que en la maquila la están poniendo en práctica sin que la propuesta de ley haya sido aprobada.”

A pesar de la paupérrima situación de las y los trabajadores en las maquilas, podemos quedarnos con una imagen esperanzada de este triunfo ante Nike, podemos quedarnos con la energía que Gina y Evangelina emanan al decirnos que la unión y la organización pueden producir cambios: “Creemos que este logro es muy importante y abre el camino para que las y los trabajadores reconozcan lo importante que es el estar organizados porque solo unidos y con solidaridad internacional se puede lograr el respeto a los derechos humanos y laborales, y por lo tanto la manera más importante es organizarse en Sindicato.”

---

Queremos agradecer a Lynda Yanz de Maquila Solidarity Network/Red de Solidaridad de la Maquila (RSM) por acercarnos material sobre esta lucha obrera y a Evangelina de la CGT y a Gina, coordinadora de las/os trabajadores beneficiados por haber compartido con AWID la experiencia de este importante logro.
 

Licencia del artículo: Creative Commons - Titular de la Licencia de artículo: AWID

Bookmark and Share