Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito
EN

ES
Principal / Articles (WORLD) / La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) culmina el 144º Período de Sesiones
Cargando el mapa ...

Colaboradores

anonymous contributorEscrito anónimamente. (Inglés)
Communication ILGA Alessia Valenza, Communication ILGA

Facebook

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) culmina el 144º Período de Sesiones

in WORLD, 02/04/2012

Washington, D.C. - La Comisión Interamericana de Derechos Humanos celebró su 144o Período ordinario de Sesiones del 19 al 30 de marzo de 2012. La CIDH está integrada por José de Jesús Orozco Henríquez, Presidente; Tracy Robinson, Primera Vicepresidenta; Felipe González, Segundo Vicepresidente; y por Dinah Shelton, Rodrigo Escobar Gil, Rosa María Ortiz y Rose-Marie Belle Antoine. El Secretario Ejecutivo es el Dr. Santiago A. Canton.

Fuente: Organización de los Estados Americanos (OEA)

Leer el Anexo al Comunicado de Prensa 36/12 emitido al culminar el 144 Período de Sesiones

En primer lugar, la Comisión desea resaltar la importancia histórica de que por primera vez en su más de medio siglo de existencia, la CIDH sesionó con una mayoría de integrantes mujeres.

La Comisión saluda los avances en materia de derechos humanos sobre los cuales fue informada durante estas sesiones, así como los esfuerzos realizados por los Estados por mejorar la situación de los derechos humanos de sus poblaciones. De igual manera, la CIDH valora y agradece la activa participación de víctimas, peticionarios y representantes de los Estados en las audiencias y reuniones de trabajo.

Por otra parte, la Comisión condena las represalias y acciones de descrédito contra personas que acuden a audiencias y reuniones de trabajo de la CIDH, tanto por parte de particulares como, en algunos casos, de altas autoridades estatales.

Por otro lado, la Comisión expresa su preocupación ante la información recibida sobre varios problemas en materia de derechos humanos que persisten en la región. Estos se refieren al respeto al derecho a la vida y la integridad personal, las garantías del debido proceso y la protección judicial, el ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales, así como la situación de los derechos de los niños y las niñas, los migrantes, los pueblos indígenas, los afrodescendientes, las mujeres, las personas privadas de libertad y las lesbianas, los gays, y las personas trans, bisexuales e intersexuales, entre otros asuntos.

Específicamente, la CIDH recibió información preocupante en estas sesiones sobre la falta de acceso a la justicia para mujeres adolescentes víctimas de violencia sexual, el impacto de las industrias extractivas, en especial sobre los pueblos indígenas y las poblaciones afrodescendientes, y la situación de triple discriminación histórica que han enfrentado las mujeres indígenas con base en género, identidad indígena y pobreza. La CIDH expresa su preocupación ante información recibida sobre la discriminación y la violencia contra mujeres indígenas en varios países de la región y sobre la impunidad que suele prevalecer en los graves crímenes que se comenten contra ellas, incluyendo asesinatos y desapariciones.

En este contexto de graves afectaciones a los derechos humanos de personas y grupos de personas en todos los países de la región, el trabajo de los defensores y las defensoras de derechos humanos adquiere una relevancia especial, por ser ellos y ellas una primera línea de defensa que tienen todas las personas. Consciente de ello, la Comisión Interamericana presentó durante estas sesiones el Segundo Informe sobre la Situación de las Defensoras y los Defensores de Derechos Humanos en las Américas, que indica que los obstáculos a su trabajo, que fueran identificados en 2006 en el Primer Informe de la CIDH, no sólo persisten, sino que en algunos casos se han intensificado. Continúan las ejecuciones extrajudiciales, las agresiones, las desapariciones forzadas, las amenazas, los seguimientos y allanamientos, así como los señalamientos por parte de altas autoridades que desprestigian y estigmatizan su labor. En este sentido, en una de las audiencias de estas sesiones se recibió información sobre restricciones indebidas a la libertad de asociación, que afectan seriamente la capacidad de la sociedad para organizarse a fin de ejercer sus derechos. Los participantes en la audiencia indicaron que se utiliza el derecho penal en contra de miembros de las organizaciones que reciben financiamiento internacional.

En este contexto, resulta imperioso y urgente proveer al Sistema Interamericano de Derechos Humanos con los recursos humanos y financieros necesarios para hacer frente a estos desafíos y cumplir con su mandato, ya que el sistema interamericano es la última instancia para millones de personas que buscan justicia.

En este sentido, en la audiencia “Proceso de fortalecimiento del sistema interamericano de derechos humanos”, una coalición que agrupa a 700 organizaciones de derechos humanos de las Américas afirmó que ante la grave vulneración de derechos humanos, crisis humanitarias, y preocupantes índices de iniquidad y violencia que registra la región, el sistema interamericano “es una de las herramientas más importantes de protección de los derechos humanos”. Las organizaciones indicaron que algunos gobiernos buscan impedir que la CIDH realice su labor.

Asimismo, durante las sesiones, la Comisión analizó el informe del Grupo de Trabajo del Consejo Permanente de la OEA para reflexionar sobre el trabajo de la CIDH con miras a fortalecer el sistema interamericano de derechos humanos. La CIDH continuará el diálogo con los Estados y la sociedad civil a fin de hacer cada día más efectiva la protección y promoción de los derechos humanos de todas las personas en todos los países miembros de la OEA.

La CIDH desea resaltar la importancia de que el gobierno de Estados Unidos otorgue las visas para que las personas puedan participar en audiencias y reuniones de trabajo. La CIDH reitera que es de importancia fundamental para el funcionamiento adecuado del sistema interamericano que todas las personas que desean acudir a la Comisión Interamericana puedan hacerlo.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

Bookmark and Share