Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / África / Uganda / Articles / Call me Kuchu y el activismo de Kato
Cargando el mapa ...

Facebook

Etiquetado con: documental
Call me Kuchu y el activismo de Kato

in UGANDA, 14/12/2012

Después de asesinado, no hubo rip para David Kato (1964 – 2011), él no pudo descansar en paz: en su funeral un grupo religioso irrumpió para vociferar proclamas homofóbicas. La familia de Kato, especialmente su madre, no pudo llorar la pérdida sin la violencia irrespetuosa de quienes fueron responsables de la muerte. Y estas imágenes de dolor e injusticia son parte de Call Me Kuchu, documental dirigido por Katherine Fairfax Wright y Malika Zouhali-Worrall, que se pudo ver a modo de premiere sueca en el Festival de cine que organizó ILGA 2012.

 Kuchu es la forma con que se denomina a los homosexuales en Uganda y la película sigue a varios activistas, entre ellos David Kato, a quien podemos conocer gracias a la labor de ambas documentalistas que registraron algunas de las últimas imágenes de las estrategias que usaba para tratar de desarticular la red homofóbica que estaba amenazando con imponerse en ese país de Africa. Kato es una de las víctimas de la homofobia extrema, de una forma de exterminio de la diversidad que se está intentando legalizar en Uganda desde hace algunos años. Si un tema quema en ILGA 2012, ese es el regreso amenazante de un proyecto de ley anti-homosexual en Uganda que implica la pena de muerte para las personas homosexuales.

El documental muestra caras inéditas de las prácticas discriminatorias como la publicación Rolling Stone (que no tiene nada que ver con la revista rockera), que expone a homosexuales en sus páginas, con fotos y datos de su domicilio, para hacer una política de visibilización violenta y persecución de la diversidad. El proyecto de ley presentado, como se explica en el documental, implica que quien conozca a una persona homosexual debe denunciarlo a la justicia, aunque sea un familiar directo; en ese sentido, la revista Rolling Stone sostiene estar haciendo un servicio a la comunidad, exponiendo a gays, lesbianas y trans para ser identificados y condenados.

Además de seguir las acciones de activistas lesbianas y gays, y de retratar fiestas clandestinas de resistencia, donde la diversión es parte de la respuesta política a una sistema de opresión, la cámara muestra la contracara: deja hablar a quien redactó la ley original, al editor de la publicación homofóbica y a los grupos religiosos que predican contra la libertad sexual. Estrenado en el Festival de Berlín, Call me Kuchu es una película fundamental no solo para saber quién era Kato y qué deberíamos heredar de su valiente pacifismo activista, sino también para alinearse en una lucha por la derogación de todas las leyes contra la homosexualidad a nivel mundial.

Bookmark and Share