Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Secretariado Trans / Ecuador / Articles / Ecuador: La defensa de los transexual cumple 10 años de lucha
Cargando el mapa ...

Facebook

Ecuador: La defensa de los transexual cumple 10 años de lucha

in ECUADOR, 04/07/2012

La Casa Trans es de formación transfeminista y actualmente hay tres ocupantes en la vivienda.

Fuente: www.elcomercio.com

Las hermanas Lafayette que vivían en la calle Baquedano, en Quito, no pertenecían a la aristocracia francesa y tampoco eran hermanas. Lo que las unió fue el oficio sexual que practicaban en La Mariscal y el deseo común de borrar la masculinidad de sus cuerpos. Eran cuatro y cuando emigraron de la Costa a la Sierra empezaron a llamarse Yelina, Jennifer, Coni y Valeria. En la capital adoptaron como apellido el nombre del hostal donde se alojaban, Lafayette. Estas hermanas marcaron el inicio del Proyecto Transgénero, que este mes celebra su décimo aniversario.

La fundadora de la iniciativa, Elizabeth Vásquez, cuando tenía veinte y pocos años y estudiaba Derecho en la Católica, se cruzaba a diario con las trabajadoras sexuales y un día decidió hablarles. Pronto fueron tres estudiantes los que se acercaron a las transexuales y buscaron un uso alternativo del Derecho para defenderlas de las agresiones de la fuerza pública. “Hay muchas anécdotas de esa época; nosotros fuimos arrestados varias veces, como no sabíamos dónde llevaban a las detenidas, uno de nosotros tenía que subirse a las camionetas de la Policía”, cuenta Elizabeth Vásquez.

La charla transcurre sobre la calle Baquedano, el lunes pasado. En el marco del aniversario esta abogada-activista y un grupo de personas que trabajan por los derechos de las personas transexuales se reunieron para homenajear a una de las hermanas Lafayette, Yelina, que fue asesinada en 2004. “Fue el primer crimen de odio que conocimos y no pudimos hacer nada; sus hermanas ni siquiera pudieron entrar a la morgue porque no pudieron probar su parentesco”, dice Elizabeth. El reporte de crónica roja de la época dice que el cuerpo apareció en Pusuquí, con los genitales mutilados, cortes en el rostro y un disparo. La familia de Yelina vino desde Guayaquil para recuperar su cuerpo y se la llevó con el nombre masculino que ella había querido borrar, Ronald Fuertes. El asesinato de Yelina paró la patrulla durante dos años, pero motivó a la redacción del anteproyecto de Ley sobre los delitos de odio, que entró en la Asamblea en el 2004 y que vio la luz en el 2009, cuando estos delitos se incorporaron a la legislación. El homenaje a Yelina consiste en dibujar un corazón rojo y unos tacones blancos en el lugar donde fue vista por última vez. La pintada se hace entonces en la acera del hostal Lafayette, que ahora se llama Romax y tiene nuevas huéspedes.

Ana Almeida, directora ejecutiva del Proyecto Transgénero, es la encargada de pintar esta especie de lápida callejera y enciende dos velas en memoria de la hermana caída. Dos transexuales dejan por instante sus esquinas de trabajo y se acercan para escuchar la historia de las Lafayette, de cómo la muerte de Yelina colocó a Valeria y Coni en Bélgica y a Jennifer, en Guayaquil. El Proyecto Transgénero ha ampliado su radio de acción a otros puntos de la ciudad como La Y, donde nuevos grupos de transexuales cobran por sexo. Las patrullas legales siguen en la calle y se aseguran que la fuerza pública respete los derechos de las trabajadoras transexuales que estén recogidos en la Constitución. “Se reconoce la no discriminación por identidad de género, la libertad de estética, a escoger un nombre…”, afirma la abogada-activista.

El proyecto tiene un centro de formación para otras transexuales que saldrán a las calles o volverán a sus sitios de residencia a divulgar los derechos que tiene el colectivo. Esta es la Casa Trans, asentada en La Floresta. Allí viven durante tres meses las personas que deciden sumarse al proyecto. Una de las inquilinas actuales es María José Guevara, de 24 años, que inició el cambio de hombre a mujer hace cuatro años y actualmente estudia periodismo a distancia. Su voz se escucha cada sábado en el programa Cuerpos Distintos que se emite por el portal de la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (www.aler.org).

Aunque la finalidad del proyecto es que todas accedan a la educación, también respalda la decisión de las transexuales que siguen en la calle como Carolina Alvarado, que representa a las trans de La Y. Esta transexual también asiste al homenaje a Yelina en La Mariscal y aporta los nombres de otras transexuales asesinadas en su sector, Adriana, Maylin, Milena, Evelyn... En ninguno de estos casos se ha hecho justicia, solo quedan los corazones rojos y tacones blancos pintados sobre el pavimento para recordarlas. La cronología 2002 La estudiante de derecho Elizabeth Vásquez empieza a acercarse a las transexuales de La Mariscal y forma las patrullas legales con dos compañeros más. 2004 La transexual Yelina Lafayette fue asesinada presumiblemente por uno de sus clientes. Su cuerpo fue hallado en un basurero de Pusuquí. Nunca se halló al culpable. 2009 Después de la Constitución de 2008, que reconoce algunos derechos a los transexuales, en 2009 se tipifican los delitos de odio, pero es letra muerta.

 

Bookmark and Share