Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / África / Cameroon / Articles / Ser mujer negra y lesbiana en África es más que un problema en pleno siglo XXI
Cargando el mapa ...

Facebook

Ser mujer negra y lesbiana en África es más que un problema en pleno siglo XXI

in CAMEROON, 24/01/2011

Fundación Triángulo Extremadura lucha por conseguir instrumentalizar vías, proyectos y lazos con organizaciones locales para que avancen los derechos y libertades para todos en África e Iberoamérica.

Fuente: Regiondigital

Ser mujer negra y lesbiana en África puede resultar un 'cóctel explosivo' en una sociedad y cultura tan cerrada como la que hay en la mayoría de los países de este continente. Y es que es algo que todavía hoy en día, en pleno siglo XXI, no está muy bien visto. Prueba de ello es que no sólo está penado en algunas naciones con la cárcel, sino que en otras tantas está penado con la muerte, por lo que las mujeres y, por supuesto, los hombres no pueden ejercer sus derechos, teniendo en cuenta, que el de la libertad sexual puede considerarse como uno de los derechos humanos más esenciales en una persona.

Ante este triste panorama, desde la Fundación Triángulo Extremadura se está haciendo todo lo posible para comenzar cuanto antes a trabajar en los países africanos para ayudar a las mujeres homosexuales a poder hacer su día a día de la forma más normal posible, sin que tengan que vivir con miedo a ser arrestadas y juzgadas, algo que también se trasladaría, por supuesto, a los gays, transexuales y bisexuales.

Para conocer más de cerca la situación en la que vive este colectivo en África y América Latina, un grupo de seis activistas de la LGBT de Sudafrica, Senegal, Camerún, Argentina, Bolivia y Chile han visitado estos días la región. Acompañados por el Presidente de Fundación Triángulo Extremadura, José María Núñez, fueron recibidos por la Vicepresidenta Primera y Portavoz, Lola Pallero, y el director de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID), Juan Manuel Rodríguez Tabares, en sendos encuentros que tuvieron lugar en Mérida.

Así pues, aprovechando dichas entrevistas, desde Fundación Triángulo Extremadura se aprovechó la ocasión para proponerles un »doble« objetivo. A través del primero de ellos, según explicó Núñez, se pretende que las instituciones y el Gobierno extremeño conozcan de primera mano la realidad de las lesbianas, gays, transexuales y bisexuales en Iberoamérica, pero también en África, teniendo en cuenta que »llevamos ya mucho tiempo trabajando en cooperación internacional con distintos países, organizaciones y proyectos en Iberoamérica«.

Sin embargo, para la entidad que preside »es una prioridad y una obligación empezar a trabajar en el continente africano«, una tarea que considera »difícil«, teniendo en cuenta que »la mayoría de los países que penalizan la homosexualidad y que incluso la penalizan no sólo con la cárcel, sino también con pena de muerte, están en el continente africano«.

En este sentido, Núñez ha subrayado que »por difícil que sea la tarea«, desde Fundación Triángulo Extremadura »no podemos dejar de intentar el conseguir instrumentalizar vías, proyectos y lazos con organizaciones locales para sacar adelante el avance de los derechos y libertades para todos, porque los derechos y libertades de gays y lesbianas, bisexuales o transexuales, son derechos humanos y también lo son en África, donde están conculcados sistemáticamente«, apostilló.

Y es que para el responsable de esta entidad, "esa es nuestra prioridad absoluta", sin dejar de lado la segunda intención que con estas entrevistas se ha pretendido conseguir que no es otra que la de explicar al Gobierno extremeño "posibles vías de trabajo a desarrollar en los dos continentes". A su entender, "es fundamental que se tenga claro que la cooperación al desarrollo no sólo es cooperación económica, ni social, ni desarrollo socioeconómico; los derechos humanos son algo fundamental en la felicidad de las personas".

"La posibilidad de vivir con la persona a la que amas es un derecho humano, por lo que es imprescindible si queremos una sociedad justa y queremos ser tachados de dignos como país", aseveró. Por ello, ha hecho hincapié en que la cooperación extremeña tiene una clara implicación con los derechos humanos", por lo que "lo difícil" es conseguir "armar" todos los proyectos, motivo por el cual "nuestro reto de futuro es conseguir socios o financiaciones para ellos", insistió.

Cooperación al desarrollo como línea de trabajo.

No hay que olvidar que desde hace ya varios años, el planteamiento de Fundación Triángulo Extremadura es defender estas dos líneas de trabajo: cooperación al desarrollo en Iberoamérica y cooperación al desarrollo en África. A colación de esto último, ha recordado que en este momento la AEXCID está financiando el principal proyecto que hay de cooperación al desarrollo en toda España en materia de derechos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales.

Concretamente, tal y como ha detallado, este proyecto se está desarrollando ya en Chile, Perú, Colombia y Urugay, en los que se está trabajando en educación, una cuestión que consideran »básica« para »avanzar en nuestra sociedad en la percepción de los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales«. Para ello, cuenta con el apoyo de la Agencia Extremadura de Cooperación Internacional para el Desarrollo, que, según palabras de su director, va a continuar teniendo el apoyo de esta entidad.

»Queremos crear una red de trabajo en temas de educación, homosexualidad y transexualidad para la comunidad iberoamericana, pero estamos trabajando poco a poco«, detalló Núñez, quien ha explicado que de momento »hemos comenzado por cuatro países donde teníamos socios consolidados«. Sin embargo, la idea es que »de aquí en un futuro puedan incorporarse nuevos países y nuevas organizaciones«.

Además, al margen de este proyecto, según el responsable de Fundación Triángulo, »estamos aportando colaboración a la financiación de la Red de Festivales de Cine LGBT de Latinoamérica«, que está haciendo »una tarea importantísima« en sensibilización social en toda la comunidad latinoamericana e iberoamericana.

En relación a esto último, ha mostrado su deseo de poder poner en marcha ya una red como esa en África, »pero me temo que todavía será difícil, por el momento«. Eso sí, lo que desde la entidad que preside se va a solicitar a la AEXCID »es que comience a apoyar el trabajo en África porque es algo inexcusable«.

»Ciertamente es una realidad hostil, pero África no es homogénea, hay países donde se puede trabajar, y sobre todo hay gays, lesbianas, bisexuales y transexuales africanos que viven en sus países y que quieren seguir viviendo allí mejor. Por tanto, nosotros tenemos que ser su apoyo, cómplice y compañero en este camino«, sentenció.

Bookmark and Share