Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito
Cargando el mapa ...

VENEZUELA

Relaciones entre varones: Legal
Castigos para las relaciones entre varones: No hay ley
Relaciones entre mujeres: Legal
Edad de consentimiento sexual: Igual para heterosexuales y homosexuales

Your Views

Eres una persona LGBTI? Queremos saber de ti! Ayudanos a informar a otros usuarios del sitio con tus puntos de vista sobre este país. Adjunto está un cuestionario aleatorio. Si te es relevante, entonces por favor contéstalo.

¿Qué tan frecuente es la capacitación sobre diversidad que incluye orientación sexual e identidad de género en las escuelas de VENEZUELA?

La mayor parte de la gente que ha visitado este sitio ha dicho la capacitación ocurre, pero no necesariamente incluye orientación sexual o identidad de género

No tenemos capacitación (0 %) la capacitación ocurre de manera poco frecuente y no incluye orientación sexual o identidad de género (16%) la capacitación ocurre, pero no necesariamente incluye orientación sexual o identidad de género (83%) la capacitación siempre incluye orientación sexual o identidad de género. (0 %)

¡La sección Tu historia es acerca de ti! Por favor toma un minuto para contar a los visitantes del sitio de ILGA sobre lo que es en realidad la vida LGBTI. ¡Por favor envía tu historia personal y comparte tu experiencia! No hay necesidad de registrarse en el sitio electrónico, y tu historia será completamente anónima.

TÚ HISTORIA
Coloca una nueva historia en esta sección

Experiencias de los lectores

Esto es lo que la gente dice acerca de la vida para las personas LGBTI en VENEZUELA...
César Sequera Núñez (Actualmente residente en VENEZUELA) Publicado para gay lesbiana transgénero bisexual intersexual heterosexual Lectores y lectoras on 26/02/2010 tagged with religión +10
Enlace

Declaración de Dirección de ICM.



ICMCR ha comprometido su proclama. Como una de las iglesias emergentes del mundo, proclamamos una espiritualidad que es liberadora ecuménica y lo suficientemente profunda como para abordar los asuntos de nuestro caótico y complejo mundo donde se discriminan y vulneran los Derechos Humanos de los LGBTI, nuestra intención acá en Caracas Venezuela es apoyar, concientizar, defender, educar, integrar a la sociedad, sensibilizar y prestar un apoyo espiritual al Colectivo LGBTIH sin distinción alguna de raza, color sexo, idioma, religión, origen o condición social, étnica, posición económica, identidad de género, estado de salud, edad, o cualquier otra condición, defendiendo los derechos humanos y preservando la dignidad humana. Vivimos la creencia de que somos bendecidos en nuestra marginalidad, y ofrecemos múltiples formas para que la gente acceda a nuestro mensaje de liberación e inclusión. A través de la fundación de iglesias, la revitalización de las mismas, alianzas, el internet y nuestro trabajo en actos de compasión y justicia, expandiremos nuestro alcance sustancialmente en los próximos años. ICMCR se convertirá en un nombre conocido por un creciente número de personas como el lugar donde todas y todos son bienvenid@s y nuestro servicio a quienes son excluidos, es nuestro llamado básico. Seremos líderes en Caracas y Venezuela respecto a la unión de espiritualidad y sexualidad al articular nuestro mensaje y difundirlo efectivamente.
Email: icmmisioncaracas@gmail.com

Iglesia de la Comunidad Metropolitana La Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM) no es un espacio limitado por muros, ritos y normas, sino un esfuerzo por crear una comunidad en las que podamos experimentar y compartir la presencia y acción de un Dios que no discrimina por condición social, género, raza, orientación sexual, estatus serológico, nacionalidad, etc. Es un esfuerzo por construir una comunidad comprometida con el enriquecimiento de la dignidad individual evitando el juzgar, fraccionar y segregar para vivir una espiritualidad plena basada en el contacto cotidiano con la realidad en que vivimos.


La Iglesia de la Comunidad Metropolitana de Venezuela es una comunidad de fe cristiana de visión y acción ecuménica. Es un espacio abierto a todos los sectores; la inclusividad define nuestro estilo de trabajo. Pretendemos llevar la Buena Nueva mediante el testimonio de nuestras vidas y mediante las acciones que gesten cambio social; hacia un país sin prejuicios y de igual oportunidad para todas/os las personas.


¿CÓMO Y CUANDO SURGE?


El año 1968 es importante en nuestra historia por la multitud de eventos que en todo el mundo marcaron importantes cambios sociales que abrieron caminos para el desarrollo de sectores poblacionales consideradas “minorías”. Tal es el caso de la Iglesia de la Comunidad metropolitana que en ese año inicia sus actividades como comunidad cristiana capaz de aceptar a toda persona para brindarle apoyo espiritual que en otras comunidades religiosas les era negado o condicionado a cambios que atentan a su integridad. El trabajo surgido por la iniciativa del Rev. Troy Perry en la ciudad de los Ángeles, actualmente abarca a varios de cientos de comunidades de diferentes culturas y tradiciones en todo el mundo.

¿CÓMO LLEGA A VENEZUELA?

En nuestra Ciudad Capital sus inicios se remontan al año 1996 con Auspicio del Movimiento Ambiente de Venezuela (MAV) siendo presidente de la misma el Sr. Oswaldo Reyes (fallecido), creándose un grupo de 60 personas y guiadas por el Pastor Oswaldo Valdés (fallecido), el grupo llevó como nombre “Hermanos Cristianos”. En el año 2000 se reúnen César Sequera, Oswaldo Valdés su pareja Giselo Romero y Tito Salas, para refundar el grupo y recibir a la Obispo Judy Dohll de Alcance Mundial de la Fraternidad de Iglesias de la Comunidad Metropolitana, y refundar el grupo en la Ciudad de Caracas. Actualmente ha dado pasos lentos por constituirse en nuestra ciudad capital, por problemas de Infraestructura. Nuestras reuniones se realizan en casas de nuestros feligreses. Actualmente existen dos grupos, radicados en el Distrito Capital y el otro en Maracay Edo. Aragua. Actualmente es dirigida por el Diácono: César Sequera Núñez.

¿Cuáles son sus objetivos?


Una de las inquietudes de muchos de los que nos acercamos a la ICM por primera vez responde a una pregunta. ¿Qué pretende esta Iglesia? Por lo que resulta oportuno comentar que nunca pretendemos separar a nadie de su tradición. Sus costumbres o circunstancias, sino brindar herramientas de utilidad para enriquecerse comprendiendo y viviendo de manera libre y desprejuiciada, para lo cual nos proponemos:


Formar comunidades de mujeres y hombres dispuestos a conocer y compartir las experiencias de Dios en sus vidas a través de la oración, el estudio y la acción constantes.

Ofrecer a toda persona una comunidad hogar en donde la convivencia sea el motor principal para el desarrollo y la madurez personales.

Acercar a toda persona a Dios mediante la oración. El estudio, la adoración y la edificación, a través de convivir en igualdad de acceso y oportunidades, libre de toda discriminación.

Invitando a tod@s a una nueva vida en la vivencia del evangelio liberador de Jesucristo…

Confrontando la injusticia de la pobreza, el sexismo, el racismo, y la homofobia mediante la acción social cristiana…

Motivando la creación de una comunidad de sanación y reconciliación en la fe, esperanza y el amor.
Añadir comentario
César Sequera Núñez (Actualmente residente en VENEZUELA) Publicado para gay lesbiana transgénero bisexual intersexual heterosexual Lectores y lectoras on 26/02/2010 tagged with religión +10
Enlace

Declaración de Dirección de ICM.



ICMCR ha comprometido su proclama. Como una de las iglesias emergentes del mundo, proclamamos una espiritualidad que es liberadora ecuménica y lo suficientemente profunda como para abordar los asuntos de nuestro caótico y complejo mundo donde se discriminan y vulneran los Derechos Humanos de los LGBTI, nuestra intención acá en Caracas Venezuela es apoyar, concientizar, defender, educar, integrar a la sociedad, sensibilizar y prestar un apoyo espiritual al Colectivo LGBTIH sin distinción alguna de raza, color sexo, idioma, religión, origen o condición social, étnica, posición económica, identidad de género, estado de salud, edad, o cualquier otra condición, defendiendo los derechos humanos y preservando la dignidad humana. Vivimos la creencia de que somos bendecidos en nuestra marginalidad, y ofrecemos múltiples formas para que la gente acceda a nuestro mensaje de liberación e inclusión. A través de la fundación de iglesias, la revitalización de las mismas, alianzas, el internet y nuestro trabajo en actos de compasión y justicia, expandiremos nuestro alcance sustancialmente en los próximos años. ICMCR se convertirá en un nombre conocido por un creciente número de personas como el lugar donde todas y todos son bienvenid@s y nuestro servicio a quienes son excluidos, es nuestro llamado básico. Seremos líderes en Caracas y Venezuela respecto a la unión de espiritualidad y sexualidad al articular nuestro mensaje y difundirlo efectivamente.
Email: icmmisioncaracas@gmail.com

Iglesia de la Comunidad Metropolitana La Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM) no es un espacio limitado por muros, ritos y normas, sino un esfuerzo por crear una comunidad en las que podamos experimentar y compartir la presencia y acción de un Dios que no discrimina por condición social, género, raza, orientación sexual, estatus serológico, nacionalidad, etc. Es un esfuerzo por construir una comunidad comprometida con el enriquecimiento de la dignidad individual evitando el juzgar, fraccionar y segregar para vivir una espiritualidad plena basada en el contacto cotidiano con la realidad en que vivimos.


La Iglesia de la Comunidad Metropolitana de Venezuela es una comunidad de fe cristiana de visión y acción ecuménica. Es un espacio abierto a todos los sectores; la inclusividad define nuestro estilo de trabajo. Pretendemos llevar la Buena Nueva mediante el testimonio de nuestras vidas y mediante las acciones que gesten cambio social; hacia un país sin prejuicios y de igual oportunidad para todas/os las personas.


¿CÓMO Y CUANDO SURGE?


El año 1968 es importante en nuestra historia por la multitud de eventos que en todo el mundo marcaron importantes cambios sociales que abrieron caminos para el desarrollo de sectores poblacionales consideradas “minorías”. Tal es el caso de la Iglesia de la Comunidad metropolitana que en ese año inicia sus actividades como comunidad cristiana capaz de aceptar a toda persona para brindarle apoyo espiritual que en otras comunidades religiosas les era negado o condicionado a cambios que atentan a su integridad. El trabajo surgido por la iniciativa del Rev. Troy Perry en la ciudad de los Ángeles, actualmente abarca a varios de cientos de comunidades de diferentes culturas y tradiciones en todo el mundo.

¿CÓMO LLEGA A VENEZUELA?

En nuestra Ciudad Capital sus inicios se remontan al año 1996 con Auspicio del Movimiento Ambiente de Venezuela (MAV) siendo presidente de la misma el Sr. Oswaldo Reyes (fallecido), creándose un grupo de 60 personas y guiadas por el Pastor Oswaldo Valdés (fallecido), el grupo llevó como nombre “Hermanos Cristianos”. En el año 2000 se reúnen César Sequera, Oswaldo Valdés su pareja Giselo Romero y Tito Salas, para refundar el grupo y recibir a la Obispo Judy Dohll de Alcance Mundial de la Fraternidad de Iglesias de la Comunidad Metropolitana, y refundar el grupo en la Ciudad de Caracas. Actualmente ha dado pasos lentos por constituirse en nuestra ciudad capital, por problemas de Infraestructura. Nuestras reuniones se realizan en casas de nuestros feligreses. Actualmente existen dos grupos, radicados en el Distrito Capital y el otro en Maracay Edo. Aragua. Actualmente es dirigida por el Diácono: César Sequera Núñez.

¿Cuáles son sus objetivos?


Una de las inquietudes de muchos de los que nos acercamos a la ICM por primera vez responde a una pregunta. ¿Qué pretende esta Iglesia? Por lo que resulta oportuno comentar que nunca pretendemos separar a nadie de su tradición. Sus costumbres o circunstancias, sino brindar herramientas de utilidad para enriquecerse comprendiendo y viviendo de manera libre y desprejuiciada, para lo cual nos proponemos:


Formar comunidades de mujeres y hombres dispuestos a conocer y compartir las experiencias de Dios en sus vidas a través de la oración, el estudio y la acción constantes.

Ofrecer a toda persona una comunidad hogar en donde la convivencia sea el motor principal para el desarrollo y la madurez personales.

Acercar a toda persona a Dios mediante la oración. El estudio, la adoración y la edificación, a través de convivir en igualdad de acceso y oportunidades, libre de toda discriminación.

Invitando a tod@s a una nueva vida en la vivencia del evangelio liberador de Jesucristo…

Confrontando la injusticia de la pobreza, el sexismo, el racismo, y la homofobia mediante la acción social cristiana…

Motivando la creación de una comunidad de sanación y reconciliación en la fe, esperanza y el amor.
Añadir comentario
Añadir comentario
Bookmark and Share