Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito
Principal / Europa / Spain / Tú historia
Cargando el mapa ...

SPAIN

Relaciones entre varones: Legal
Castigos para las relaciones entre varones: No hay ley
Relaciones entre mujeres: Legal
Edad de consentimiento sexual: Igual para heterosexuales y homosexuales
Matrimonio y sucedáneos del matrimonio: Matrimonio reconocido en ámbito nacional
¿Es posible cambiar tu género en los documentos oficiales?:

Your Views

Eres una persona LGBTI? Queremos saber de ti! Ayudanos a informar a otros usuarios del sitio con tus puntos de vista sobre este país. Adjunto está un cuestionario aleatorio. Si te es relevante, entonces por favor contéstalo.

¿Te ha sido negado tratamiento médico en SPAIN por causa de tu orientación sexual?

La mayor parte de la gente que ha visitado este sitio ha dicho No

No (100%) Sí, el doctor me dijo que no podría ser tratado por causa de mi orientación sexual (0 %) Sí, pero sin mediar explicación alguna (0 %) Sí. (0 %)

¡La sección Tu historia es acerca de ti! Por favor toma un minuto para contar a los visitantes del sitio de ILGA sobre lo que es en realidad la vida LGBTI. ¡Por favor envía tu historia personal y comparte tu experiencia! No hay necesidad de registrarse en el sitio electrónico, y tu historia será completamente anónima.

TÚ HISTORIA
Coloca una nueva historia en esta sección

Experiencias de los lectores

Esto es lo que la gente dice acerca de la vida para las personas LGBTI en SPAIN...
Ignacio Luna Publicado para gay Lectores y lectoras on 29/03/2013 tagged with en el puesto de trabajo +5
Enlace
buenos días para todos aquellos que quieran compartir su experiencia:
Hace ahora casi cuatro años tuve, en primera persona, un atropello brutal a mis derechos como profesional en un centro concertado y religioso de enseñanza secundaria. Yo era tutor, servía de vínculo entre profesores, padres, alumnos y resto de personal del centro. además de ello daba asignaturas relacionadas con el pensamiento y la ética. Fueron siete años de empeño personal y profesional en esta labor. No sin mis frustraciones diarias de no poder compartir mi vida y mi realidad con mis compañeros por temor a perder mi trabajo y verse dificultada mi tarea diaria. Unas navidades encontré a una persona de mi mismo sexo. Aquello fue un detonante de alegría para mi y que sin duda alguna me posicionó más favorablemente ante mi trabajo, debido a la fuerza moral y para la autoestima que el verdadero amor genera. Después de dos años de convivencia decidimos casarnos, en parte por demostrarnos a nosotros mismos nuestro compromiso y valentía con respecto a la sociedad. Hasta ese momento todo marchaba bien en mi centro de trabajo y los documentos objetivos avalaban mi buen hacer y un buen grado de satisfacción de los alumnos, padres y dirección del centro. Comuniqué mi decisión al director pedagógico de mi centro, y él no sólo no encontró dificultad sino que me permitión irme de viaje de novios. Aquello provocó gran revuelo entre mis compañeros, y lo más duro para mí, genero un debate, fundamentalmente moral, sobre mi vida, mis costumbres y lo adecuada o no de mi decisión personal...algunos compañeros estuvieron a mi lado, y se lo agradezco enormemente; otros inundados por el pánico no sabían qué hacer; otros decididamente, y siempre por la espalda, me criticaban duramente. A la vuelta de mis vacaciones recibo una llamada de teléfono del director del centro, y aludiendo a otras cuestiones organizativas del centro, tomaban la determinación de quitarme la tutoría, se ve que considerarían que ya no era una buena influencia para los alumnos, así como reducirme la jornada laboral varias horas...decidí, más que me pese a veces, dejar aquel centro...sí me llevé la satisfacción de que los chicos se manifestaron por mi causa, y muchos padres me brindaron su solidaridad...siento haber sido un cobarde y no haber defendido esta causa no sólo en mi nombre sino en el de todos vosotros compañeros...gracias por leerme...Ignacio Luna
Añadir comentario
Ignacio Luna Publicado para gay Lectores y lectoras on 29/03/2013 tagged with en el puesto de trabajo +5
Enlace
buenos días para todos aquellos que quieran compartir su experiencia:
Hace ahora casi cuatro años tuve, en primera persona, un atropello brutal a mis derechos como profesional en un centro concertado y religioso de enseñanza secundaria. Yo era tutor, servía de vínculo entre profesores, padres, alumnos y resto de personal del centro. además de ello daba asignaturas relacionadas con el pensamiento y la ética. Fueron siete años de empeño personal y profesional en esta labor. No sin mis frustraciones diarias de no poder compartir mi vida y mi realidad con mis compañeros por temor a perder mi trabajo y verse dificultada mi tarea diaria. Unas navidades encontré a una persona de mi mismo sexo. Aquello fue un detonante de alegría para mi y que sin duda alguna me posicionó más favorablemente ante mi trabajo, debido a la fuerza moral y para la autoestima que el verdadero amor genera. Después de dos años de convivencia decidimos casarnos, en parte por demostrarnos a nosotros mismos nuestro compromiso y valentía con respecto a la sociedad. Hasta ese momento todo marchaba bien en mi centro de trabajo y los documentos objetivos avalaban mi buen hacer y un buen grado de satisfacción de los alumnos, padres y dirección del centro. Comuniqué mi decisión al director pedagógico de mi centro, y él no sólo no encontró dificultad sino que me permitión irme de viaje de novios. Aquello provocó gran revuelo entre mis compañeros, y lo más duro para mí, genero un debate, fundamentalmente moral, sobre mi vida, mis costumbres y lo adecuada o no de mi decisión personal...algunos compañeros estuvieron a mi lado, y se lo agradezco enormemente; otros inundados por el pánico no sabían qué hacer; otros decididamente, y siempre por la espalda, me criticaban duramente. A la vuelta de mis vacaciones recibo una llamada de teléfono del director del centro, y aludiendo a otras cuestiones organizativas del centro, tomaban la determinación de quitarme la tutoría, se ve que considerarían que ya no era una buena influencia para los alumnos, así como reducirme la jornada laboral varias horas...decidí, más que me pese a veces, dejar aquel centro...sí me llevé la satisfacción de que los chicos se manifestaron por mi causa, y muchos padres me brindaron su solidaridad...siento haber sido un cobarde y no haber defendido esta causa no sólo en mi nombre sino en el de todos vosotros compañeros...gracias por leerme...Ignacio Luna
Añadir comentario
Añadir comentario
Bookmark and Share