Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Latino América Y El Caribe / Mexico / Articles / Adopciones homoparentales en Coahuila: la Iglesia no tiene una única opinión
Cargando el mapa ...

Colaboradores

ILGA Leandro Fogliatti, ILGA

Facebook

El Obispo de Piedras Negras, Alonso Gerardo Garza Treviño (izq.), y el obispo de Saltillo, Raúl Vera López (der.).
Adopciones homoparentales en Coahuila: la Iglesia no tiene una única opinión

in MEXICO, 04/03/2014

El cruce entre dos Obispos del estado mexicano de Coahuila pone en evidencia que aún en las instituciones más conservadoras, como la Iglesia católica, la diversidad se impone.

Luego de siete años de litigio, el mes pasado el estado mexicano de Coahuila ha autorizado a las parejas del mismo sexo a adoptar menores, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), y gracias a la reforma de media docena de normativas y la derogación del artículo 385-7 del Código Civil del Estado, aprobadas por el Congreso local.

Un avance legislativo como este no pasa desapercibido para adeptos y detractores; las voces más conservadoras y las más progresistas se han alzado durante los últimos días. Incluso en uno de los ámbitos más reticentes a los avances de los derechos LGBTI, el de la Iglesia católica, se han expresado opiniones encontradas acerca de los nuevos derechos que estas reformas representan.

El Obispo de Piedras Negras, Alonso Gerardo Garza Treviño, expresó desde un primer momento su postura contraria a estas reformas, alegando que "al otorgarle un derecho a una persona que no lo tiene, se ha quitado un derecho al niño. No se respeta el derecho de que el niño tenga papá y mamá". Y agregó: "Esto que hicieron, la naturaleza se los va a cobrar".

Por el contrario, el Obispo de Saltillo, Raúl Vera López, señaló que la Diócesis a su cargo no negará la atención pastoral a ninguna persona, incluyendo a las parejas homosexuales que adopten a sus hijos a través de este nuevo procedimiento legal, y por supuesto, a los niños que sean adoptados en este novedoso modelo de familia: “Yo tengo la obligación de tratar a las personas como personas y no tengo derecho a rechazar a nadie”. Y resaltó: "Cristo no se le puede negar a quien necesita de él”.

Asimismo, mientras que el Obispo de Piedras Negras exhortó a los ciudadanos a cuidar su voto en las próximas elecciones a diputados locales, al indicar que los actuales legisladores "no representan al pueblo, sino a sus intereses", su contraparte de Saltillo aseguró que tiene conocimiento desde hace mucho tiempo de parejas gays que sin estar casadas han adoptado hijos “adolescentes ya mayores” y los han convertido en hombres de bien.

El cruce entre estos altos representantes de la Iglesia local ha señalado una pluralidad de derechos, desde los relacionados con las familias, hasta los concernientes al ámbito pastoral, sobre los que aún resta mucho por debatir. Pero fundamentalmente estas declaraciones han puesto en evidencia que ya no existe una voz única; aún en las instituciones más conservadoras, la diversidad se impone.

Bookmark and Share