Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Latino América Y El Caribe / Chile / Articles / Recomendaciones de la ONU a Chile
Cargando el mapa ...

Colaboradores

ILGA Leandro Fogliatti, ILGA

Facebook

Recomendaciones de la ONU a Chile

in CHILE, 31/01/2014

Chile rindió en la sede de Naciones Unidas en Ginebra su Examen Periódico Universal, la más relevante prueba en materia de derechos humanos a la que son sometidos los Estados. Los países miembros del organismo internacional recomendaron a Chile derogar leyes homófobas, reformar la Ley Zamudio y acelerar las uniones civiles.

El Estado de Chile rindió el pasado martes su Examen Periódico Universal (EPU), la prueba más importante en materia de derechos humanos a la que son sometidos cada cuatro años los países en Naciones Unidas (ONU), donde son evaluados por sus pares.

En la sede de la ONU en Ginebra, Chile fue examinado respecto a sí cumplió los compromisos asumidos el 2009, al tiempo que le fueron formuladas nuevas recomendaciones en torno a los derechos de las mujeres, los pueblos indígenas y lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBTI), entre otro sectores sociales.

En la ocasión, el Estado chileno estuvo representado por los ministros de desarrollo social, Bruno Baranda, y de Justicia, Juan Ignacio Piña, por el ministro de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, por la presidenta de la comisión de DD.HH. de la Cámara, Ximena Vidal y por la directora del instituto de Derechos Humanos (INDH), Lorena Fries.

Junto con felicitar la creación del Instituto Nacional de DD.HH. y la aprobación de la Ley Antidiscriminatoria, los países recomendaron a Chile derogar la leyes que penalizan el aborto terapéutico, garantizar la plena participación de los pueblos indígenas, crear un plan nacional contra la violencia hacia las mujeres, y revisar las leyes antiterrorista y de justicia militar, de manera que no se violen derechos humanos de la sociedad civil.

En materia de diversidad sexual, 11 países formularan exigencias a Chile, destacando al respecto el llamado de atención de la República Checa porque el Estado no cumplió un compromiso asumido hace cuatro años: la derogación del artículo 373 del Código Penal, el cual sanciona las ofensas al pudor, la moral y la buenas costumbres y es usado en forma arbitraria por Carabineros para hostigar a parejas homosexuales y personas transexuales.

A la par, Tailandia exigió a Chile que reforme la Ley Zamudio de manera que garantice indemnización y medidas de reparación a las víctimas; mientras Suecia y Colombia pidieron perfeccionar esa y otra normas de manera de proteger efectivamente los derechos LGBTI.

Uruguay y Costa Rica plantearon, por su lado, que Chile debe acelerar tramitación de una ley uniones civiles, garantizando en la misma la no discriminación a parejas del mismo sexo.

Holanda, en tanto, pidió que se deroguen todas las normas que sancionan a las personas por su orientación sexual e identidad de género, como son el artículo 363 y 365 del Penal. Por su parte Italia consultó sobre el avance de leyes de identidad de género y Croacia pidió información sobre el programa de salud para personas transexuales.

Por último España recomendó, en términos generales, que Chile continúe combatiendo la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género.

Antes del examen la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA) y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) efectuaron intensas ingestiones en los países que examinarían a Chile, a objeto de que hicieran recomendaciones. El cabildeo se efectuó mediante misivas y también en reuniones en Ginebra, donde el Movilh pudo asistir con el apoyo de la ILGA.

A la par variadas organizaciones de la diversidad sexual habían enviado en junio a la ONU un informe alternativo y conjunto, donde informaron de los avances y deudas de Chile con la diversidad sexual.

Tras presenciar en Ginebra la rendición del EPU, el presidente del Movilh, Rolando Jiménez, señaló que “ha quedado claro que Chile ha dado pasos para enfrentar la homofobia y la transfobia, pero también que en algunos casos no cumplió lo prometido hace cuatro años, mientras que falta mucho por hacer”.

“Valoramos profundamente que los países ante lo cuales hicimos gestiones junto a la ILGA, hicieran efectivamente las preguntas y exigencias a Chjle que nos parecían más importantes. Aquí Chile nuevamente tienen un desafío para los próximos 4 años que esperamos esta vez se cumpla totalmente”, puntualizó desde Ginebra.

Bookmark and Share