Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Secretariado De Mujeres / Mexico / Articles / En México, mujeres lesbianas brindan información para prevenir el VIH
Cargando el mapa ...

Facebook

En México, mujeres lesbianas brindan información para prevenir el VIH

in MEXICO, 27/12/2013

Ante la ausencia de estrategias de prevención y promoción dirigidas a mujeres lesbianas, las Hijas del Maíz ponen manos a la obra y llevan a cabo acciones para informar a sus pares sobre la infección y las formas de prevenirla.

A punto de cumplir un año de existencia, Las Hijas del Máiz es liderado por mujeres lesbianas mexicanas que responde a la ausencia de acciones dirigidas a este sector de la población. Se trata de un colectivo conformado por cinco mujeres y un chico trans que comenzaron sus reuniones en enero de este año que casi termina.

El proyecto Xacapilli Quillotl (xacapilli significa vagina en náhuatl y quillotl quiere decir taller; es decir el “Taller de las vaginas”) de Las Hijas del Máiz tiene como propósito generar un espacio de reflexión y acción donde las mujeres adquieran conocimiento y potencien sus propias herramientas como una estrategia para acceder a una vida sexual saludable y placentera.

Claudia Ivette Navarro Corona, una de las integrantes de este proyecto, indica que el propósito se concreta en “impartir talleres a mujeres que tienen prácticas sexuales con otras mujeres, independientemente de si se definen como lesbianas, bisexuales o alguna otra categoría. El objetivo de estos talleres es promover la prevención de ITS’s y VIH desde la visión de que la sexualidad es un placer pero también la sexualidad es un derecho y al ser la sexualidad un derecho, por lo tanto tenemos el derecho a gozar de la sexualidad con salud”.

“Hemos encontrado que hay una mayor prevalencia de VIH en mujeres, esto ha ido despuntando. La mayor parte de los recursos se van hacia hombres que tienen sexo con otros hombres y quedamos las mujeres como relegadas, en un segundo plano, y en el caso de las mujeres que tenemos prácticas sexuales con otras mujeres, el recurso se ve aún más sacrificado”, señaló Navarro respecto a la invisibilidad de las mujeres lesbianas en la estrategia nacional de VIH/Sida.

Evaluando las acciones de las autoridades en materia de VIH/Sida con respecto a la población de Mujeres que tienen prácticas sexuales con otras mujeres, Ana Torres, otra de las líderes del colectivo, es muy clara al señalar que “No existen; no hay programas ni servicios sensibilizados y que consideren las circunstancias específicas que enmarca la sexualidad de las mujeres que tienen relaciones con otras mujeres (MSM). El sistema se ha heteronormado, de tal suerte que la asistencia de las MSM a servicios de salud sexual no se considera, ni por ellas mismas, como una necesidad, dado que la reproductividad es el plus-ultra en la educación de las mujeres en grueso: entonces, si no hay reproductividad, en su acepción más tradicional, no hay necesidad de asistir”.

En los últimos años se ha insistido en que las estrategias para responder al VIH deben estar basadas en evidencia, y la evidencia para las acciones con mujeres lesbianas es muy limitada; “A partir de nuestra experiencia como MSM, y del acercamiento con otras mujeres pares, hemos identificado que existe una percepción de “no riesgo” respecto a las prácticas sexuales no protegidas, hay escasa información sobre la existencia y el uso de insumos de protección y de estrategias de reducción de riesgos”, señala Torres. Este proyecto de Las Hijas del Máiz recabará información muy valiosa que podría cambiar o reafirmar las estrategias nacionales. Lo que sí es irrefutable es lo urgente de proveer información a todos los sectores sobre la población que tiene o está por tener una vida sexual activa.

Por otro lado, existe evidencia de que muchas mujeres se infectan a través de relaciones sexuales con hombres sin protección; asumiendo que todas ellas tienen prácticas exclusivamente heterosexuales, se está dejando de lado el proveer información a sus parejas mujeres.

“La gran fortaleza de nuestro proyecto es que está dirigido hacia una población invisibilizada”, insiste Navarro, y señala además que la organización enriquece sus acciones mirando la sexualidad desde el placer, es decir, proveen información, teniendo en cuenta que existen emociones entrelazadas y que está la cuestión del placer. “La vivencia del cuerpo, el placer, el erotismo y la expresión de los afectos por medio de técnicas vivenciales, favorecen el ejercicio del derecho al placer, la apropiación del cuerpo y la percepción de riesgo en prácticas sexuales no protegidas”, agrega por su parte Torres.

El proyecto de Las Hijas del Máiz fue uno de los premiados por parte de la iniciativa Jóvenes Agentes de Cambio: Toma la iniciativa frente al VIH-Sida, una campaña de prevención y sensibilización del VIH-Sida en América Latina que tiene el propósito de impulsar a nuevos jóvenes agentes de cambio que lideran esfuerzos para hacerle frente a la epidemia del VIH-SIDA en Latinoamérica.

Más allá del proyecto, Las Hijas del Máiz, comprometidas con sus compañeras MSM, convocaron a dos flashmobs; el primero en el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres y el Día Internacional de Respuesta al VIH, para el cual invitaron a sus contactos a través de redes sociales al Ángel de la Independencia en la Ciudad de México y les solicitaron llevar una prenda o listón de color rojo; el segundo se realizó la semana pasada, contra la Lesbofobia, un “Flashmob erótico y tremendón, terroríficamente lesbiano, para hacerle frente a discursetes y acciones rancias y estereotipadas”, como lo describió el grupo en el Facebook.

El Colectivo también ha generado un programa de radio por internet, “El Maizal”, que trata temas de interés para las comunidades LGBTI y para MSM en particular.

Todas estas acciones revelan el compromiso de cinco chicas lesbianas y un chico trans motivados por el desconocimiento y la poca o nula percepción de riesgo ante ITS y sobre VIH en el que viven miles de mujeres que tienen relaciones sexuales con otras mujeres y ante la ausencia de acciones que den respuesta a esta situación.

Bookmark and Share