Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Latino América Y El Caribe / Mexico / Articles / Foro de periodismo LGBT en México
Cargando el mapa ...

Facebook

Foro de periodismo LGBT en México

in MEXICO, 08/11/2013

Se realizó en el estado de Puebla y fue organizado por “Reversible”. Priorizar el reporteo sobre la información externa, diversificar contenidos y hablar de otros temas desde la mirada LGBT, fueron algunos de los desafíos planteados.

¿El periodismo sobre temas de la comunidad LGBT es para todas las personas o sólo para los no heterosexuales? ¿Qué informamos acerca del colectivo y para qué? ¿Creamos conciencia social o reafirmamos estereotipos? ¿La diversidad sexual es un nicho de mercado para el periodismo o una herramienta de conciencia política?

Las cuestiones anteriores, todas un tanto complejas y difíciles de responder sin una reflexión previa, fueron las que planteó sin preámbulo Ana Francis Mor, actriz, escritora y columnista de la revista emeequis, al inicio del foro “Periodismo LGBT” organizado por Reversible y que se llevó a cabo el pasado 31 de octubre en el auditorio de la Comisión de Derechos Humanos del estado de Puebla.

Inició la charla Paco Robledo, director general del portal EneHache, mismo que, según sus propias palabras, “hace una curaduría de información de lo que existe en otros blogs y en otros espacios para hablar de tú a tú las personas no heterosexuales”.

Robledo recordó que algunos de los primeros medios que produjeron información especializada en temas concernientes a los colectivos LGBT fueron la agencia Anodis y el suplemento Letra S, publicado en el diario La Jornada, pero otros se quedaron a la mitad del camino y han desaparecido.

Ello se debe, explicó, a que la mayoría de estos medios son sustentados por empresarios autoempleados y que “duran como tal lo que el autor aguante”, por lo que lamentó que sea la búsqueda de patrocinios el principal obstáculo que enfrentan los temas enfocados a estos temas, pese a que las estadísticas revelan que sí hay lectores interesados en consumirlos.

Para Enrique Torre Molina, activista y periodista freelance que ha publicado piezas en un buen número de medios –tanto especializados en temas LGBT como en otro tipo de publicaciones–, la independencia es conveniente porque permite al periodista profundizar en los temas que son de su particular interés para después ofrecer los resultados a algún medio que pudiera publicarlo. La desventaja, empero, es que eso “económicamente es muy complicado”.

La tarea del también bloguero se ha enfocado en eso: en escribir sobre eventos, conferencias, marchas, libros u obras de teatro que considera que son relevantes, interesantes o divertidas y que pueden generar un debate público productivo. "Ése es el primer pasito para generar un contenido y escribir un artículo. Algunos de esos contenidos los preparo con toda la intención de que alguna manera contribuyan a cambiar, aunque sea tantito, las ideas o los prejuicios que puede tener alguien con respecto a la diversidad sexual o las personas LGBT, para contribuir o abonar a la discusión pública sobre cierto tema, o empezarla".

Enrique, que ha colaborado tanto en medios de comunicación especializados en temas LGBT como en otros enfocados a política o, incluso, entretenimiento, considera que ello resulta ventajoso porque cada uno presenta un reto distinto y una forma diferente para mostrar y plantear los temas a los lectores.

La situación laboral de Cristian Galarza es un tanto distinta. Él empezó en el blogueo independiente pero ahora coordina la sección “Gay” de un portal informativo, SDP Noticias, que no se enfoca en temas de diversidad sexual, por lo que el reto es hacer que los lectores, quizá no tan acostumbrados a estos asuntos, puedan interesarse en ellos.

"Al no ser un medio gay, recibimos la verdad muchos comentarios negativos de los lectores. Aunque una nota pueda tener muchos likes, y que a la gente le gustó, no comentan la nota positivamente (…) La gente que sí comenta deja comentarios homofóbicos", explicó.

Dicho portal busca, por lo anterior, mantener una línea editorial ambigua al respecto de los temas. A decir de Cristian, el hecho noticioso se informa a los lectores sin ofrecer una postura a favor o en contra, pues consideró que la información de su portal va dirigida a dos tipos de personas: “los que quieren hacer negocios con la comunidad LGBT y los que simpatizan con esta comunidad sin pertenecer a ella”.

La siguiente participación de Ana Francis Mor, moderadora del foro, puso sobre la mesa un cuestionamiento importante sobre los medios dedicados a la cobertura o producción de noticias sobre temas LGBT: que no hay iniciativas suficientes de mujeres lesbianas, que el periodismo LGBT se queda únicamente en la “G”. Y una pregunta más: ¿está comprometido este periodismo con los derechos humanos, un tema que tanto atañe a esta comunidad, o sólo con el marketing? ¿Se puede estar comprometido con ambos?

Para Enrique Torre Molina, la primera cuestión es una que se repite en distintos foros donde periodistas de medios LGBT se han congregado y reconoció que sí “hay una falta total de mujeres en esto”. Con ello coincidió Paco Robledo, pero sostuvo que en Ene Hache las mujeres lesbianas son uno de los sectores del público más fieles y con mayor participación crítica.

En cuanto a la posición que pueden tomar los medios de comunicación sobre los derechos humanos, Torre Molina consideró que todos los medios de corte LGBT buscan, al menos medianamente, incidir políticamente en los temas del colectivo, mientras que Cristian Galarza consideró que la cobertura de los avances en materia de derechos humanos es como tal un apoyo a dichas causas.

La forma en que los medios de comunicación –especializados o no– cubren los temas que conciernen a las poblaciones LGBT sigue siendo insuficiente y no se realiza aún de la forma ideal. Hace falta priorizar el reporteo sobre la información externa; urge diversificar contenidos para abordar no sólo la “G” sino todas otras letras del infinito alfabeto de la diversidad; es necesario también que desde la mirada LGBT se hable de otros temas, de política por ejemplo.

Los retos para los medios son enormes pero las iniciativas ya existentes pueden ser un punto de partida para que la especialización periodística permita mayor profundidad en las coberturas.

Bookmark and Share