Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito
Principal / Articles (WORLD) / Los avances deben verse en contraste con la disminución sostenida de los indicadores sociales y económicos clave
Cargando el mapa ...

Colaboradores

ILGA Brussels - internship Christa Levko, ILGA Brussels - internship
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Francés)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Español)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Portugués)

Facebook

Los avances deben verse en contraste con la disminución sostenida de los indicadores sociales y económicos clave

in WORLD, 07/08/2013

Haven Herrin, Stephen Seaborn: Miembros de la Junta de ILGA-Norteamérica y representantes de Norteamérica ante la Junta Mundial de ILGA.

En el último año, grupos, organizaciones y personas de Norteamérica que trabajan por los derechos LGTBI han formado parte de un impulso significativo en nuestra lucha por promover los derechos humanos básicos de lesbianas, gays, bisexuales, intersex, trans y “doble espíritus”* de Norteamérica.

Este cambio de ritmo es muy bienvenido. Sin embargo, para ser realistas, los avances actuales deben evaluarse en el contexto de una planificación económica de austeridad y una disminución sostenida de los indicadores sociales y económicos clave que afectan a las comunidades LGTBI de Norteamérica y, en particular, a nuestros miembros más marginados.

Lxs analistas señalan que la distribución desigual de la riqueza se está desarrollando de la mano con una política pública que socava radicalmente la organización en el lugar de trabajo para la defensa de los derechos humanos y modifica los sistemas de educación pública para que sean cada vez más estratificados y perjudicados por el racismo y la injusticia económica.

Mientras el acoso público a lesbianas, gays y bisexuales parece estar disminuyendo en varios centros urbanos, se informa un aumento de los crímenes de odio en Canadá. Se sabe que la violencia dirigida especialmente hacia las mujeres trans de comunidades racializadas ha aumentado radicalmente. En los Estados Unidos estos ataques son 16 veces mayores que los de la media nacional.

En Canadá, varios servicios comunitarios y de salud para personas trans desempleadas y en condiciones precarias de vivienda financiados por el gobierno fueron de los primeros en ser recortados por las oficinas gubernamentales con problemas de liquidez frente a una política pública que pregona la austeridad.

Luego de años de presión comunitaria organizada, en varias jurisdicciones provinciales de Canadá se han promulgado leyes:

  • para terminar con la discriminación a personas trans sobre la base de la identidad de género (una ley similar está en sus últimos días de debate a nivel nacional).
  • para reducir la violencia hacia jóvenes LGTBI y combatir el acoso debido a homofobia / transfobia y los suicidios adolescentes.

Es muy alentador que un buen número de departamentos educativos provinciales en Canadá haya creado una capacitación para futuros profesores sobre los derechos de las minorías sexuales y un creciente número de autoridades policiales haya llamado a Egale Canadá, nuestra organización LGTBI nacional, para poner en marcha una capacitación antihomofobia y antitransfobia en el servicio para oficiales de primera línea.

En los Estados Unidos, lxs activistas LGTBI con base regional están ampliando sus agendas para incluir el trabajo por la justicia racial, los derechos de adopción y la igualdad de oportunidades de vivienda. En el último año, durante el periodo previo a las elecciones presidenciales y estatales, muchas organizaciones LGTBI desarrollaron fuertes alianzas con ONG para frenar la inclusión de regulaciones fraudulentas en el proceso de votación destinadas a limitar a votantes mayores, jóvenes, racializadxs y transgénero. Muchas de estas regulaciones propuestas fueron rotundamente derrotadas en los estados del país.

Una buena parte de las campañas de reforma de leyes sigue estando basada en los estados, con excepción de la audiencia del caso sobre la infame Proposición 8 de California en el Tribunal Supremo de los Estados Unidos que limitó los derechos del matrimonio a estadounidenses heterosexuales. El Tribunal Supremo está analizando también la cuestión de la Defensa del Acto de Matrimonio nacional de 1996 que no requiere que los estados reconozcan los matrimonios realizados en otros estados y actualmente impide el reconocimiento federal de las relaciones LGTBI. Este caso también incluye una audiencia sobre la constitucionalidad de negar el matrimonio a las parejas LGTBI.

Por último, en el transcurso de este año, una herramienta clave de la política pública que se ha convertido en una amenaza cada vez más peligrosa para los derechos de las minorías sexuales se ha arraigado en toda la región. La legislación llamada “derecho al trabajo”, establecida en los estados del sur de los EE.UU, está siendo difundida por los gobiernos conservadores a nivel provincial, estatal y nacional en todo el corazón industrial de Norteamérica.

La introducción de dicha legislación contraviene los derechos del lugar de trabajo establecidos por la Organización Internacional del Trabajo y los acuerdos internacionales relacionados de los últimos 60 años. Esta legislación elimina derechos humanos clave. Una vez sancionadas tales leyes, la homofobia, transfobia y otras formas de discriminación se han utilizado cada vez más como herramientas para debilitar los derechos colectivos de reunión, el derecho a la representación y la validez de la negociación colectiva como una herramienta que garantiza negociar en forma segura condiciones de trabajo libres de acoso y discriminación.

A pesar de las reformas legislativas bienvenidas y el impacto positivo de cambiar la opinión pública sobre los derechos humanos de las minorías sexuales en Norteamérica, es ampliamente notorio que las vastas fuerzas sociales que afectan la vida cotidiana de las personas LGBTI de todo el continente permanecen en su lugar.

* Los miembros de pueblos originarios norteamericanos que son LGTBI se identifican como de “doble espíritu”.

Bookmark and Share