Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Latino América Y El Caribe / Argentina / Articles / La Comunidad Homosexual Argentina cumplió 29 años
Cargando el mapa ...

Facebook

Cesar Cigliutti y Carlos Jáuregui
La Comunidad Homosexual Argentina cumplió 29 años

in ARGENTINA, 19/05/2013

SentidoG entrevista a César Cigliutti: “La CHA es un gran amor y una gran responsabilidad”.

El 16 de abril de 1984, en la disco “Contramano”, ciento cincuenta personas reunidas en Asamblea aprobaban el nombre de una nueva organización: Comunidad Homosexual Argentina (CHA), con el objetivo de emergencia de terminar con la represión y las razzias policiales, y por la derogación de los edictos policiales. Hoy, 29 años más tarde, se hace muy difícil resumir todas las acciones e iniciativas de esta organización que contribuyeron con el fortalecimento de los derechos LGBTI.

En el aniversario de la CHA, SentidoG entrevistó a su presidente, César Cigliutti, acerca de los orígenes de la organización, el recuerdo de su fundador, Carlos Jáuregui, y los desafíos del activismo, a través de una perspectiva histórica que contrapone realidades diferentes pero una misma pasión en la lucha por los objetivos de nuestra comunidad.

¿Cómo describirías el momento en el que nace la CHA?
La CHA nace en una realidad brutal. Era un momento en el que no podías salir a la calle porque te llevaban preso. Se habían abierto los primeros espacios de encuentro de nuestra comunidad y empezamos a padecer las razzias policiales: los agentes prendían las luces, cortaban la música y se llevaban detenidos a la cantidad de gays que les entraba en sus vehículos. En estas circunstancias nace la CHA.

¿Cuándo te acercaste a la organización?
Unos meses después de su creación. Ya había una sede. Me acerqué y me entrevisté con Carlos Jáuregui. Y desde entonces fue una relación de militancia, amistad y amor, con Carlos, con la CHA y con el activismo.

¿Qué recordás de esa primera entrevista con Jáuregui?
Yo ya lo había visto a Carlos trabajando y lo que rescato es su amor, su valentía, su compromiso, sus convicciones; el ser activista y militante; en esa época decíamos “militante”, que a mí me sigue pareciendo una palabra hermosa. Carlos era sobre todo un militante, tenía una identidad muy fuerte como militante. Y yo también me defino así; yo hablo como militante, como activista.

¿Cuáles fueron los principales desafíos que te tocaron afrontar como presidente?
El desafío es siempre el mismo: estar a la altura de la CHA. Cualquiera de nosotros se define como un activista de la CHA. Antes que nuestro nombre y apellido, antes que cualquier cosa, tenemos puesta la camiseta y sentimos amor por la organización. Cuando me toca representar a la CHA, yo pienso desde cómo voy a estar vestido hasta qué voy a decir, cómo voy a reaccionar, qué cosas no puedo hacer. La CHA es un gran amor y también una gran responsabilidad. El principal desafío es estar siempre a la altura de la situación, cuidando y protegiendo la visibilidad de la CHA, que siempre ha sido y sigue siendo lo fuerte de nuestra organización, como lo empezó haciendo Carlos, hace 29 años.

¿Y cómo apreciás la visibilidad en esta década, en la que los derechos LGBTI se han fortalecido tanto, en Argentina y en todo el mundo?
A mí me parece fundamental que se haya visibilizado mucha gente de nuestra comunidad, pero también hay que reconocer la visibilidad del apoyo de los otros hacia nuestra comunidad. Esto es un hecho muy importante: somos una comunidad muy fuerte, pero que además está acompañada. Está acompañada por el Gobierno, para la sanción de las leyes; está acompañada por los periodistas y por un montón de gente.

Por supuesto, la visibilidad de nuestra comunidad es muy importante, porque fuimos nosotros los que hicimos todo un trabajo para que ellos llegaran a esta instancia, desde todos esos años de lucha en soledad con Carlos Jáuregui hacia adelante. Pero ahora hay personas que no son gays, ni lesbianas, ni trans que han salido a remarla con nosotros, y esa visibilidad también es importante. Néstor Kirchner le puso el cuerpo a nuestra lucha cuando fue la votación [del Matrimonio Igualitario] en la Cámara de Diputados.

¿Si tuvieras que elegir un momento entre todos estos años, cuál sería?
Siempre va a ser la última marcha del orgullo. Pero además hay un momento retratado en una foto que a mí me gusta mucho, en la que estoy con Carlos Jáuregui, en la plaza del Obelisco, cuando instalamos la primera mesa de la CHA en un acto público, junto a organismos de derechos humanos. Recuerdo que habíamos armado la mesa y lo último fue poner el cartel. Y fue un flash. Hubo mucha gente que incluso nos preguntó “¿qué hacen ustedes acá?”. Pero ahí estábamos, ocupando nuestro primer espacio público, y fue muy valiente y muy necesario. Y ahí el rostro de la CHA era el de Carlos.

¿Qué mensaje te gustaría darles a las nuevas generaciones de activistas?
Que la remen juntos. En nuestra comunidad el sentido comunitario está presente y es hermoso; es algo que se aprecia sobre todo en las marchas. Pero para su trabajo el activista tiene que aprender a buscar el consenso, tiene que buscar lo que nos une para seguir adelante. Me gusta mucho una frase de Haruki Murakami que habla de que hay un solo camino posible, y es hacia adelante, creciendo juntos, porque cada uno por su lado no va a resultar.

¿En qué proyectos e iniciativas están trabajando este año?
Estamos trabajando por la Ley Antidiscriminatoria y la media sanción para la modificación de la Ley de Sangre, y vamos a seguir haciendo cosas para lograr los cambios sociales y culturales que estamos necesitando. Porque todavía existe la homo-trans-lesbo-fobia y tenemos que seguir trabajando.

Nueva página web
La CHA celebra sus 29 años de trabajo con una nueva página web que contiene más información y documentación. “Para nosotrxs es muy importante porque a través de nuestra página, además de miles de consultas, nos llegan cientos de denuncias”, explicó César Cigliutti.

Bookmark and Share