Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Latino América Y El Caribe / Argentina / Articles / Argentina: Organización Crisálida cumple 3 años
Cargando el mapa ...

Facebook

Argentina: Organización Crisálida cumple 3 años

in ARGENTINA, 24/05/2012

Crisálida pretende llenar el vacío en el abanico de asociaciones y programas sobre estas temáticas, y concentrar la mayor y mejor bibliografía sobre género, diversidad sexual y DDHH. De esta base se parte a distintas actividades culturales, como grupos de estudio, charlas, ciclos de cine, programas radiales, obras de teatro y recitales, y así, a través de distintas expresiones culturales y artísticas ir difundiendo nuestras ideas.

Fuente: SENTIDOG

Crisálida surge con el compromiso de llenar el vacío en el abanico de asociaciones y programas sobre las temáticas de género y diversidad sexual, y se propuso concentrar la mayor y mejor bibliografía sobre género, diversidad sexual y DDHH. De esta base se parte a distintas actividades culturales, como grupos de estudio, charlas, ciclos de cine, programas radiales, obras de teatro y recitales, y así, a través de distintas expresiones culturales y artísticas ir difundiendo nuestras ideas.

Crisálida es en la actualidad una asociación civil sin fines de lucro, que tuvo su origen en las actividades del Area Queer NOA. Hoy en día el sostenimiento y crecimiento de la biblioteca depende, en gran medida, de la colaboración efectiva de sus los/as lectores. La organización se enorgullece de ser la primera biblioteca popular especializada en género, diversidad afectivo sexual y derechos humanos en el NOA con reconocimiento institucional como tal (cuenta con personería juridica) y de cuenta con libros inéditos en el país dentro de su catálogo de más de 1000 libros. La biblioteca está abierta al público de martes a sábados de 16 a 20, en El Arbol de Galeano, Rivadavia 435.

A tres años de la apertura de Crisálida, Biblioteca popular de Género, Diversidad Afectivo Sexual y Derechos Humanos, uno de sus fundadores, Gustavo Diaz Fernandez, nos cuenta cuales son los proyectos que lleva adelante el organismo en la actualidad, y cuales son las problemáticas más latentes, en cuanto a diversidad e identidad sexual se refiere. Diaz Fernandez es especialista en Derechos Humanos para Comunicadores Sociales además de Licenciado en Artes plásticas.

- ¿Qué determinó que te interesarás por las biliotecas populares?

- En el 2004 yo estaba realizando actividades en el Grupo Tucumán de Amnistía Internacional y nos reuníamos en la centenaria biblioteca del Circulo del Magisterio. En esas reuniones fui conociendo el impacto positivo que generaron las bibliotecas populares en Tucumán. Muchas de estas bibliotecas fueron espacios de formación de líderes y activistas, pero a la vez también fueron espacios de encuentros desde donde promover el respeto y reconocimiento de derechos humanos, principalmente por las vias gremiales y sindicales.

- ¿Y cómo surgió el germen de Crisálida?-

- El activismo que desarrollábamos en el grupo de Amnistía se enriquecía con los libros que nos llegaban de EDAI, la editorial de Amnistía. Estos libros eran informes sobre salud, educación, etc, de distintos países, y nos permitía conocer más la teoría de los derechos humanos y poder realizar actividades de mayor impacto. A esto se sumaron las actividades que realicé con diversas organizaciones no gubernamentales en donde tomé conocimiento de la falta de un espacio donde encontrar bibliografía relacionada a derechos humanos. Todo esto, me llevó a armar un proyecto de una biblioteca sobre Derechos Humanos. Sin embargo, el germen de Crisálida es el Área Queer NOA y sus actividades de promoción de los derechos sexuales y reproductivos como las encuestas a la comunidad trans en los años 2005 y 2007; o las III Jornadas de Género y Derechos Humanos por mencionar algunas.

- ¿Cuales fueron sus primeros pasos en pos de la creación de la biblioteca?

- Por ese entonces hice contacto con Andrea Devlin de la biblioteca de Naciones Unidas en Buenos Aires, quien me orientó sobre la misión y la visión de estos espacios, y me vinculó con la Federación de Bibliotecas Populares de Tucumán con quienes organizamos jornadas de educación popular y otras sobre derechos del niño en la ciudad de La Florida. En el año 2006 viajé a España y recién a mi regreso a Argentina retomé el proyecto, pero desde otra óptica.

- ¿De donde provino el interés por las temáticas de diversidad sexual?

- En setiembre del 2008 realicé la coordinación de las III Jornadas de Género y Derechos Humanos que se realizaron en el MUNT. Estas jornadas me permitieron reflexionar mucho sobre la invisibilidad, por ese entonces de la identidad de género y la diversidad sexual en el trabajo que se hace en derechos humanos, por lo que decidí incluir en el proyecto de biblioteca de derechos humanos el nombre de Biblioteca popular de género, diversidad afectivo sexual y derechos humanos.

- ¿Cómo definieron el nombre del organismo y qué conceptos fundamenta?

- Una tarde de lluvias de ideas, surgieron varios nombres entre ellos, Crisálida. Había otras opciones pero Fabiana Funes, una compañera del Área Queer NOA hizo mucho lobby para que sea el nombre definitivo. Y es el que finalmente adoptamos. El por qué del nombre quedó en el manifiesto constitutivo de la biblioteca, que dice “No sólo es necesario salir del capullo, también hay que tener la posibilidad de poder construirlo. Cuando la crisálida logra armar su capullo y vive todo el proceso que le permite generar las alas, es cuando garantiza que podrá volar siguiendo su deseo”. La idea de poner “genero” y “diversidad afectivo sexual” en el nombre de la biblioteca, fue un tema bastante reflexionado, en el amplio espectro del trabajo que se realiza en la región relacionado a derechos humanos, como así también en el diseño y ejecución de las políticas publicas, justamente estos dos conceptos son los que están invisibilizados. Es interesante porque si bien integran los derechos humanos, en nuestro imaginario aparecen siempre como disociados, es entonces que propuse hacer la apuesta de ponerlos en el mismo nombre. Hoy Crisálida cuenta con personería jurídica y es un espacio solvente y dinámico, sinónimo de los derechos humanos en la región.

- ¿Cuales son los objetivos de su proyecto Transgresiones?

- Crisálida lanzó las Jornadas de Reflexión Transgresión: A favor de las expresiones e identidades de género. Esta iniciativa consistió en la realización de jornadas de reflexión, con el objeto de difundir y generar adhesiones a favor del tratamiento de una ley que garantice los derechos humanos para personas de identidad de género trans. Se desarrollaron en todas las facultades de la UNT, con la colaboración de agrupaciones estudiantiles y actores locales de esos ámbitos. También se hicieron en Unidad Básicas como la Mil Flores de La Cámpora El programa de actividades incluyeron mesas paneles con referentes como Lucía Briones, Directora de la Dirección de Violencia de la Municipalidad de Tucumán, de Marina de Rosa, perteneciente a la Red de Mujeres Solidarias de Tucumán, de Agustín Martínez, Coordinador de Crisálida JUS (Crisálida), de Hugo Cabral, Defensor del Pueblo de Tucumán y Thomas Jeffrey Miley de la Universidad de Cambridge. También proyectamos el documental Translatina en un marco de charla debate y la presentación de los informes de nuestra investigación Condiciones de vulnerabilidad al VIH-sida e ITS y problemas de acceso a la atención de la salud en personas homosexuales, bisexuales y trans en la Argentina, junto al Ministerio de Salud y las agencias ONU en Argentina.

- ¿Qué otras actividades han llevado a cabo en pos de los derechos trans?

- En Tucumán obtuvimos dos resoluciones de la Secretaría de Derechos Humanos referidas a la aplicación de normas de trato respetuosas en los servicios públicos de salud provinciales; un dictamen ejemplar de la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Universidad Nacional de Tucumán; una resolución de la Defensoría del Pueblo local implementando normas de trato para trans en sus dependencias; un histórico fallo de la Corte Suprema de la Provincia resolviendo que la identidad de las personas trans es un derecho protegido especialmente por acciones de amparo. Y el Centro de Alfabetización Trans “Marlene Wayar”.

- ¿Qué actividades está realizando actualmente Crisálida?

- Continúan los conversatorios sobre representación y construcción de la identidad gay en tucumán; siguen los espacios de asesoramiento juridico, psicologico, tenemos un área que se llama “Positivo” que está focalizada a trabajar la temática del vih/sida y las ITS, coordinando el Observatorio LGBT Tucumán y por supuesto, Crisálida sigue articulando acciones en la Multisectorial por la Diversidad junto a LesWarmi, La Cámpora Diversia, Babylon Staff y Familias Diversas. Crisálida está en una nueva etapa, con nuevas autoridades ya que mi presidencia terminó en febrero de este año, porque decidí aceptar una propuesta dentro del proyecto nacional y popular que dirige nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

- ¿Cómo evaluás la trayectoria de Crisálida desde su fundación?

- En los tres años que lleva Crisálida hemos comprobado que se puede incidir en las políticas públicas. Nuestro accionar retoma la tradición de las bibliotecas populares con un rol social activo, imaginativo, creativo, consecuente y solidario. Trabajando educación, información, libre expresión e identidad. Combatiendo todo tipo de analfabetismo, apostando a recuperar la tradición oral de la comunidad LGBT, difundiendo conocimientos perdidos y promoviendo estrategias para erradicar prácticas discriminatorias. En definitiva: promoviendo libertades y derechos humanos.
 

Bookmark and Share