Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Latino América Y El Caribe / Mexico / Articles / México: Sólo hay libertad religiosa cuando hay un Estado laico
Cargando el mapa ...

Facebook

México: Sólo hay libertad religiosa cuando hay un Estado laico

in MEXICO, 31/03/2012

“Sólo hay libertad religiosa cuando hay un Estado laico. Es un error pensar que hay una contradicción entre ambos conceptos”, explicó Roberto Blancarte durante el Foro “El Estado laico a debate” celebrado en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México.

 Fuente: NotieSe

Con motivo de las discusiones en el pleno del Senado de la República sobre la modificación a los artículos 24 y 40 constitucionales en torno a la libertad religiosa y la laicidad del Estado mexicano, el especialista en sociología de la religión, mencionó que los argumentos esgrimidos por la jerarquía de la Iglesia católica sobre el concepto de libertad religiosa son confusos ya que la libertad de creencias y de culto están asegurados en el texto constitucional.

Indicó que en los últimos años, la Iglesia católica ha externado que la libertad religiosa es más que la libertad de creencias y de culto, con el argumento de defender el derecho de los padres a brindar a sus hijos educación con una moral religiosa.

Sin embargo, el catedrático de El Colegio de México recordó que la Iglesia se opuso a la defensa de este concepto, hasta 1965 –fecha de inicio del Concilio Vaticano II- ante el temor de una mayor propagación de las ideas de las iglesias protestantes.

Por tanto, aseguró, las argumentaciones de la jerarquía eclesial para la defensa de este concepto, permiten entrever que la libertad religiosa que defienden, está pensada en la idea de que ningún Estado debe imponer sus leyes sobre las de la Iglesia.

El autor de Historia de la Iglesia Católica en México señaló que otro de los argumentos en defensa de este derecho fue el de ajustar la Constitución a los tratados internacionales firmados por México, sobre todo el Pacto de San José, y aclaró que ese documento establece que la libertad religiosa se puede ejercer siempre y cuando no se dañe a un tercero.

Así, Blancarte consideró que el texto de la reforma al artículo 24 no es “malo” ya que al garantizar la libertad de convicciones éticas y de conciencia, “permite reivindicar el derecho a las mujeres a decidir sobre su cuerpo en conciencia”.

Por su parte, Miguel Concha Malo, defensor de derechos humanos y teólogo, señaló que para garantizar la laicidad del Estado se debe sancionar a los funcionarios públicos que no respeten este principio, ya que en otros ámbitos como los medios de comunicación se ha permitido la venta de espacios a grupos religiosos y en las telenovelas se reproducen “argumentos morales basados en la doctrina cristiana”

El fundador del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, indicó que la posibilidad de llevar actos religiosos a espacios públicos rompe con los principios de la laicidad del Estado, debido a que los estos deben de ser laicos, es decir, “no pueden estar marcados con los símbolos de ninguna religión”.

Mostró su beneplácito porque en el artículo 24 se garantice la libertad de convicciones éticas, ya que, aseguró “así se obligará al Estado a salvaguardar los derechos humanos de todas y todos sin excepción”.

Rodolfo Vázquez, experto en Filosofía del Derecho, señaló que la reforma más importante a defender es la del artículo 40 constitucional, ya que garantizaría que el Estado fuera laico, no sólo en el ámbito de la educación, sino también en el de la salud, el derecho penal y en todos en general.

Para el autor de Laicidad. Una asignatura pendiente, este concepto debe entenderse como “una doctrina que sostiene la imparcialidad del Estado ante las diversas creencias de sus ciudadanos”.

A su vez, Imanol Ordorika, doctor en Ciencias Sociales y Educación, refirió que la clase política mexicana es tan “pragmática” que está dispuesta a discutir temas como la laicidad con miras a los comicios electorales del próximo 1 de julio.

Añadió que se ha difundido la idea “errónea” de que lo laico implica no tener religión, y por tanto, carecer de valores. Por lo que aseguró, lo que existe son una serie de “valores laicos” como el respeto a la diversidad, al derecho a decidir y la libertad de creencias, que algunas religiones se niegan a reconocer.

Para Griselda Gutiérrez, titular de la Cátedra Especial Samuel Ramos –filósofo mexicano-, en la cual se discutirán a lo largo del año temas relacionados a la cultura política y la secularización, afirmó que definir al laicismo como anticlerical y antirreligioso , como la ha hecho, Christophe Pierre, nuncio apostólico en México, “es desfasado”.

También participaron en el Foro, Gloria Villegas, historiadora y directora del recinto universitario y Ambrosio Velasco, filósofo, quienes por medio del análisis histórico de la conformación del Estado laico y de las ideas previas al liberalismo mexicano del siglo XIX mostraron que la separación Iglesia-Estado ha sido un tema latente a lo largo de la historia de México, lo cual es necesario recordar cuando se reabre el debate, coincidieron

Bookmark and Share