Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Latino América Y El Caribe / Argentina / Articles / Argentina: "El Congreso de la Nación debe ser un espacio de pluralidad de creencias y convicciones"
Cargando el mapa ...

Facebook

Argentina: "El Congreso de la Nación debe ser un espacio de pluralidad de creencias y convicciones"

in ARGENTINA, 27/02/2012

La FALGBT adhiere al pedido de la Coalición Argentina por un Estado Laico para que el dip. Julián Domínguez retire del recinto de la Cámara de Diputados la imagen de la virgen de Luján.

 Fuente: FALGBT

Desde la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans adherimos plenamente a la respuesta que la Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL) -de la cual la FALGBT es integrante- envió al Presidente de la Cámara de Diputados, dip. Julián Domínguez, en referencia a la instalación de una imagen de la virgen de Luján en la sala de sesiones de ese cuerpo.

Días atrás, y en respuesta a un planteo anterior de CAEL, el dip. Domínguez afirmó al diario Página 12 que "jamás creí que esto iba a ofender la sensibilidad de otros. Soy parte de un gobierno que ha hecho de la pluralidad de expresiones una bandera de vida y me parece que es una pérdida de tiempo hacer política con las creencias personales. Siempre me acompañó la imagen de la Virgen de Luján en cada momento de mi vida. Es mi creencia, mi convicción, mi fe".

Al respecto, CAEL respondió: "El símbolo es una construcción humana usada como herramienta de comunicación, trasmite sentido de pertenencia, autoridad, cualidades, creencias, conceptos, valores, emociones y metas. El símbolo nunca es inocuo ni inocente, especialmente cuando quien lo exhibe se encuentra en una posición de privilegio. Los símbolos religiosos como el de la Virgen de Lujan representan a sólo un sector de la población argentina. Su exhibición en espacios públicos, en especial en uno de los poderes del Estado, violan el principio de neutralidad religiosa del Estado y el principio constitucional de igualdad y no discriminación respecto al ejercicio del derecho a la libertad de conciencia."

"Exhibir una imagen que alude a un culto que se opone firmemente a varias de las leyes que actualmente se encuentran en debate dentro del Congreso de la Nación Argentina, puede leerse como un mensaje coercitivo, por lo tanto el Estado deja de ser equitativo y no protegería así a las minorías del daño que puedan causarle las decisiones o actos de las mayorías o de los poderosos. Sólo el laicismo garantiza la pluralidad de convicciones, mantener los espacios públicos neutrales es una de las formas de garantizar el respeto de todas las personas católicas y no católicas. Le solicitamos que considere los argumentos expuestos y no exteriorice sus convicciones íntimas religiosas, que deben quedar reservadas al ámbito privado, ya que es un funcionario público cuyo deber es legislar para todas y todos".

Esteban Paulón, presidente de la FALGBT manifestó que "desde la Federación renovamos una vez más nuestro compromiso decidido con los principios de un Estado Laico y por eso hemos apoyado varias iniciativas en este sentido, entre ellas el proyecto de Ley de Libertad de Conciencia elaborado por CAEL, que fue presentado en 2011 con la firma de diputados de varios bloques, incluyendo el bloque oficialista. Sin duda entre las normas básicas de convivencia y respeto de la diversidad de creencias y convicciones se cuenta la de no imponer al resto símbolos religiosos del propio culto, menos aún en el recinto donde se debaten trascendentes leyes de contenido social, tal vez el ámbito donde mayor rigor por la neutralidad del Estado debería mostrarse".

"Por ello apelamos a la buena voluntad del Presidente de la Cámara para que revea su decisión y garantice un ámbito de debate acorde con un Estado laico, y evite así enfrentamientos innecesarios", concluyó Paulón.

Por su parte, Alejandro Nasif Salum, representante de la FALGBT en CAEL expresó que "instalar una imagen de un culto con posturas claramente opuestas a muchas de las normas que se debaten en el Congreso, sin consultar al resto del cuerpo, justificándose solamente en las convicciones personales, es claramente lo opuesto al pluralismo invocado por el Presidente de la Cámara".

"El dip. Domínguez puede llevar consigo en su bolsillo o junto a su pecho la imagen de la virgen y no imponerla al resto del cuerpo ni de la ciudadanía, en línea con el espíritu de búsqueda de consensos y diálogo que lo caracterizan según las palabras de las diputadas y los diputados de todos los bloques que lo eligieron para el cargo que ocupa", finalizó.

Bookmark and Share