Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Latino América Y El Caribe / Guatemala / Articles / Orientación Sexual y Derechos Humanos
Cargando el mapa ...

Facebook

Orientación Sexual y Derechos Humanos

in GUATEMALA, 12/12/2011

¿Qual es la orientación sexual? La orientación sexual es una atracción emocional, romántica, sexual, o afectada perudable a otra persona. Es diferente de otros aspectos de la sexualidad como el sexo biológico, la identidad de género (la sensación biológica de ser hombre o mujer) y el papel social de género (la observación de normas culturales sobre la actitud masculina y femenina). La orientación sexual se extiende por una serie de formas diferentes de la sexualidad: desde de la homosexualidad hasta la heterosexualidad, incluso varias formas de la bisexualidad. Personas bisexuales pueden sentir una atracción sexual, emocional, y afectada a una persona del propio sexo y del sexo opuesto. Se usa los términos gays ambos hombres y mujeres) o lesbianas (solamente mujeres) para referirse a las personas homosexuales. Es importante distinguir entre la orientación sexual y el comportamiento sexual porque la orientación sexual se refiere a los sentimientos emocionales y al concepto que tiene una persona de sí misma. Puede que personas GLBT expresen o no expresen su orientación sexual a través de su comportamiento. Se evita la palabra homosexualidad porque en el pasado ha tenido una connotación negativa. La orientación sexual es un concepto relativamente nuevo en la área de la ley y práctica de los derechos humanos y un concepto polémico en la política. Prejuicio, estereotipos negativos, y la discriminicación forman gran parte de nuestro sistema de valores y estructura del comportamiento. Para muchos políticos el uso del prejuicio homofóbico es legal y presentable, en una manera que sea inaceptable para otras minorias. Los temas más importantes en la aproximación legal de la orientación sexual son la igualidad y no discriminicación. Defensores de los derechos humanos, abogados, y otros activistas intentan asegurar la justicia social y garantizar la dignidad personal de GLBT.

Derechos en juego

Gays, lesbianas, bisexuales y transexuales (GLBT) no piden ningunos 'derechos especiales o adicionales' sino la observancia de los mismos derechos que tienen las personas heterosexuales.

Se niega a la población GLBT los derechos básicos civiles, políticos, sociales y económicos por la ley o por prácticas. Se ha documentado las siguientes violaciones por todas partes del mundo:

En muchos países se niega la igualdad de derecho y a la igual protección de la ley a través de provisiones criminales especiales o prácticas a base de la orientación sexual. A menudo, la ley establece la edad legal para consentir relaciones sexuales entre personas del mismo sexo en años más mayores en comparación con la edad legal para parejas de sexo opuesto.

Normalmente, se niega el derecho de no discriminación y de estar libre de la violencia y de la tortura porque se excluye la orientación sexual en leyes de anti discriminación, provisiones constitucionales o su aplicación.

Se viola el derecho a la vida en los estados que tienen la pena de muerte para sodomía.

Se restringe el derecho a la libertad de tortura o del trato cruel, inhumano o degradante por las fuerzas policiales en investigaciones o en caso de gays, lesbianas, transexuales o bisexuales en detención.

La detención arbitraria de individuales sospechosos de la identidad homo/bisexual ocurre en algunos países.

Se niega la libertad del movimiento a parejas de nacionalidades distintas porque se no reconoce a su relación entre personas del mismo sexo.

A menudo, el derecho a un proceso justo está afectado por el prejuicio de jueces.

Se niega el derecho a la vida privada por la existencia de leyes de sodomía que pueden ser aplicadas a personas GLBT aunque la relación sea en privacidad entre adultos consentidos.

Se niega explícitamente el derecho de la libertad a la expresión y a la reunión y asociación por la ley o porque personas GLBT se encuentran en un ambiente homófobo.

Normalmente, se restringe la práctica religiosa, especialmente cuando la iglesia está en contra de personas GLBT.

Entre los derechos económicos, el derecho al trabajo está el más afectado. Se despide a muchas personas GLBT por su orientación sexual y también existe la discriminación en políticas de empleo y prácticas.

El derecho a la seguridad y ayuda social y pues, el nivel de vida, está afectado, por ejemplo, cuando ellos necesitan revelar la identidad de su esposo.

El derecho a la salud física y mental está en conflicto con políticas y prácticas discriminatorias, la homofobia de unos médicos, la falta de la preparación adecuada para enfermeras en cuanto a la orientación sexual o la suposición general que los pacientes son heterosexuales.

Los gobiernos niegan el derecho a fundar una familia porque no reconocen a familias de parejas homosexuales. Además, se niega los derechos que tienen en todo caso las parejas heterosexuales aunque no tengan el reconocimiento legal del estado. Para niños, es posible que se niege la protección contra la separación de sus padres basado en la orientación sexual de los padres. Personas GLBT no son permitidas adoptar a niños, incluso si sea el niño de una de las personas de la pareja.

Personas GLBT no pueden disfrutar el derecho a la educación porque se encuentran en un ambiente inseguro creado por compañeros y educadores en los colegios.

Instrumentos de protección regionales e internacionales


Los instrumentos jurídicos internacionales toman la forma de tratados (también conocidos como acuerdos, convenios o protocolos) que obligan a los estados contratantes. Cuando se termina de negociar, el texto de un tratado tiene el carácter de auténtico y definitivo, para lo cual los representantes de los estados lo "firman". Existen varias formas por medio de las cuales un estado manifiesta su consentimiento y acepta las obligaciones de un tratado. Las más comunes son la ratificación y la adhesión. Un nuevo tratado es "ratificado" por aquellos estados que negociaron el instrumento. Un estado que no haya participado en las negociaciones puede, en una etapa posterior, "adherirse" al tratado. El tratado entra en vigor cuando un número predeterminado de estados ratifica o adhiere al tratado.

Cuando un estado ratifica o adhiere al tratado, dicho estado puede realizar reservas a uno o más de los artículos del tratado, a no ser que el tratado las prohíba. Las reservas normalmente se pueden retirar en cualquier momento. En algunos países, los tratados internacionales priman sobre las leyes nacionales; mientras que en otros, se requiere de un proceso interno para dar al tratado internacional --a pesar de haber sido ratificado o adherido-- el carácter de ley nacional. Prácticamente todos los Estados que han ratificado o adherido a un tratado internacional deben expedir decretos, reformar la legislación existente o presentar nuevas leyes con el fin de que el tratado tenga efectos plenos dentro del territorio.


 

Bookmark and Share