Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Secretariado Trans / Bolivia / Articles / El beso de la Barbarella
Cargando el mapa ...

Facebook

Etiquetado con: bolivia lgtb
El beso de la Barbarella

in BOLIVIA, 12/12/2012

David Aruquipa Pérez ha venido a Estocolmo para presentar un libro extraordinario, La china morena, donde ha compilado las voces que, a su criterio, constituyen una “memoria histórica travesti”.

David es presidente Asociación de Colectivos TLGB del Departamento de La Paz y presidente del Comité Político del colectivo TLGB de Bolivia y, como tal, desconfía del eurocentrismo de las categorías usuales en la descripción de los comportamientos sexuales y las identidades. “Cuando yo digo “Soy gay, soy mestizo, soy transformista, o soy las tres cosas”, ¿a qué sistema de autorepresentación estoy apelando? ¿Qué significado tiene para quien me escucha el “ser gay”? ¿Hay como tal un ser gay, una esencia gay?
¿Podemos en Bolivia hablar de una identidad gay?”, se pregunta.

La cuestión de las identidades queer (ver el artículo “Ameriqueer”, en este mismo blog) Es que lo trans y lo gay, en América Latina, se inscribe en un complejo entramado de rituales ligados con antiguas creencias (la Pachamama), relaciones comunitarias que poco y nada tienen que ver con los modos impuestos por la Conquista y la Colonia. Por eso, señala David, “estas preguntas siguen siendo objeto de preocupaciones ontológicas. La noción de identidad del o de la “sujeto” presupone una definición a priori construida dentro de una lógica binaria de oposición, donde yo soy en la medida en que no soy lo otro”.

Como activista, David actúa en dos registros: por un lado, contribuye a la incoproración de leyes antihomofóbicas, como la ley de matrimonio universal que está ahora en discusión o la ley de identidad de género, elaborada en conjunto con la organización TREBOL, Otraf y el Colectivo LTGB de Bolivia. Por el otro, como Comunidad-Diversidad, se involucra en la recuperación de la memoria histórica del movimiento LGTB (en las sociedades precolombinas, durante la colonia, bajo las dictaduras, etc.). “Siempre se ha tratado”, señala, ” de una interpretación de lo prehispánico y lo colonial que obtura la verdadera comprensión de determinadas figuras que tienen una raíz muy distinta de la que puede deducirse de sus equivalentes europeas”.

El libro La china morena recupera testimonios y voces de los últimos sobrevivientes de los sesenta y setenta, “maricas” (así se reconocen) que cuentan sus propios relatos y procesos.

La china morena es una figura popular en los Carnavales de Oruro y la Fiesta del Gran Poder de La Paz y en las comunidades rurales cumplía un papel bien definido: en esas fiestas populares, la presencia trans fue siempre bien visible y respetada. “Fue el encuentro con los centros de poder de las ciudades metropolitanas”, cuenta David, “lo que transformó el panorama y propició la fantasía de exterminio. El famoso beso que la Barbarella (una de esas “maricas”) le diera al presidente Hugo Bánzer Suárez desencadenó la prohibición de la aparición de trans en esas fiestas. Con el tiempo, el beso de Barbarella adquirió el sentido de una forma de interpelación al poder y también de la marca del deseo y la seducción de la carne que hace bailar a los morenos.

“La China Morena, que en 2012 ha vuelto a bailar en las fiestas populares, es un reconocimiento a la parte femenina de la morenada”, que mostrará el próximo sábado el proceso de montaje de la china, además de algunas imágenes documentales y la presentación del programa de la TV pública “Transformando”.

Bookmark and Share