Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito
Principal / Latino América Y El Caribe / Peru / Articles / El Examen Periódico Universal y los derechos LGTBI: PERU
Cargando el mapa ...

Colaboradores

anonymous contributorEscrito anónimamente. (Inglés)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Francés)
UN ILGA Patricia Curzi, UN ILGA
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Portugués)

Facebook

Este artículo ha sido señalado para su traducción. Esto quiere decir que un moderador lo ha leído y considera que es de alto interés y relevancia para la entera comunidad LGBTI. ¡Por favor, da un paso adelante y aporta traducciones en otros idiomas!
Belissa Andia Perez
El Examen Periódico Universal y los derechos LGTBI: PERU

in PERU, 22/11/2012

Patricia Curzi entrevista a Belissa Andia Perez de Instituto Runa de Desarrollo y Estudios sobre Género, Peru, sobre el Examen Periódico Universal como una nueva herramienta de supervisión de los derechos de las personas LGBTI

Belissa Andia Perez es la fundadora del Colectivo Claveles Rojos, Associada del Instituto Runa de Desarrollo y Estudios sobre Género. Fue la impulsora del Secretariado Trans de ILGA, siendo su representante desde 2006 hasta 2010. Actualmente se desempeña como Especialista de Programa para población transgénero en el programa de la 10 Ronda del Fondo Global, y es una ferviente activista feminista.   Entrevista realizada por Patricia Curzi
 

En 2008 Instituto Runa presentó un informe sobre la situación de las personas trans en Perú. ¿Cuáles son las preocupaciones que Runa ha subrayado en su informe de las ONG en 2008, que todavía tienen que ser objeto de seguimiento en la revisión del EPU de esta14a sesión?

En 2008 reportamos sobretodo el tema de violencia hacia las personas transgénero, por parte de la policial nacional y de los agentes de Serenazgo* de Lima, que constituyen actos de abuso de autoridad, y la impunidad frente a estos casos flagrantes que violan sistemáticamente los derechos de esta comunidad. Muchas veces esta violencia esta ligada al tema de la prostitución de mujeres transgénero, que dados los niveles que alcanzaba, que lindaba con la tortura, el vejamen, el secuestro, se constituía en un tema urgente y prioritario para la comunidad, por ello nos concentramos en este asunto.

En los intentos de dialogo con el gobierno local nunca pudimos tener conversaciones directas sobre este tema, nunca nos dieron la cara, se limitaban a recibir nuestra queja entregada por escrito y nos respondían meses después, indicando que no tenían conocimiento de los incidentes presentados y mas bien sabían de unas ocasiones en que el cuerpo de Serenazgo*  había sido agredido por travestis organizados. Sin embargo, las cosas cambiaron con la elección de la Alcaldesa en Lima, desde el cambio de la administración hasta la actualidad. Podemos decir que hubo una tregua. Inicialmente hubo una voluntad política de no incurrir en las consabidas intervenciones violentas, que a todas luces violentaban los derechos de las mujeres transgénero en estado de prostitución; pero, como este asunto no se ha abordado resueltamente en el sentido de trabajar mas en la raíces sociales y culturales del problema, decidimos incluir nuevamente este tema en nuestro informe de 2012: esta vez la violencia se transversaliza en otros derechos vulnerados, como el derecho a la vida, a la seguridad personal, a no ser detenida arbitrariamente, el derecho a no ser sometida a torturas o a penas y tratos crueles, pero también anotando otros derechos vulnerados concurrentes como el derecho al disfrute universal de los derechos humanos, a la igualdad y no discriminación, a la personalidad jurídica, a un juicio justo, al trabajo, a una vivienda adecuada, a la seguridad social y a otras medidas de protección social, derecho al disfrute del mas alto nivel de salud posible, que impiden posibilitar condiciones de vida respetuosos de la dignidad de la comunidad transgénero.

Policía local del orden que depende de la municipalidad.

Aunque presentaste un informe individual con tu organización, también estuviste en contacto con la organización LGBT peruana Promsex. ¿Cómo colaborasteis junt@s?

La idea de hacer un informe singular es poder hablar de nuestros problemas específicos, que cuando se presenta conjuntamente se termina invisibilizando el carácter de la discriminación motivada por la identidad de género, cuando no confundiendolo en el tema de orientación sexual. Por lo que se pierde el esfuerzo que venimos impulsando los y las activistas transgénero a fin de que se ubique mejor la dimensión de la naturaleza de la discriminación. En conclusión evitemos incurrir en equiparar la discriminación por orientación sexual con aquella que se da por la identidad de genero.
Sin embargo, convergimos con Promsex, que trabaja en el tema de los derechos sexuales, que también nos afecta. Encontramos pues aquí temas comunes que deseábamos recomendar a varias embajadas en Lima y a las misiones en Ginebra. En este trabajo de lobbying ha sido fundamental la ayuda de ILGA, que me dio la oportunidad de participar a la 14 sesión del EPU para Peru en Ginebra, asistiéndome con toda la vasta experiencia y guía técnica de su experiencia en ámbitos internacionales.

En 2008 no estabas presente en Ginebra. ¿Cual fue el valor añadido de estar en Ginebra durante el dialogo interactivo del EPU?

Cuando enviamos el informe en 2008 pensábamos que el solo hecho de enviar este informe podría llamar la atención del gobierno peruano, una forma de increpar al gobierno que hay situaciones relacionadas a la comunidad transgénero que no están solucionadas y que son obligaciones del estado. Pero me doy cuenta de que no es suficiente el envío puntual del mismo, y que se necesita aprovechar el mecanismo de la ONU en toda su dimensión. Esto implica un plan de trabajo que hay que hacer con el movimiento LGBT, también implicar a los grupos de derechos humanos, además de involucrar a los países aliados, con mucha antelación, porque convencer significa tomar tiempo en base a cultivar relaciones sociales. Estoy contenta que Slovenia, Canadá y los Países Bajos hicieron recomendaciones al Perú sobre los asuntos LGBT en esta 14ª sesión. Ahora resta ver si el gobierno peruano va a implementar estas recomendaciones, así como se compromitió.

Inicialmente tuvimos acciones de lobbying en Peru (contactamos las embajadas de Pais Bajos, España), y ya en Ginebra las misiones de Bélgica, Slovenia, Argentina, México y la representación de la Unión Europea. Estar en Ginebra contribuye a ponerse en contacto con las misiones que tienen posiciones avanzadas en relación a nuestros temas y subrayar algunas recomendaciones que estas misiones podrían hacer para proteger los derechos humanos de las personas LGBT. También he tenido la grata oportunidad que posibilitó la ILGA para encontrarme con Rhoda Awino, una activista keniana de Minority Women in Action, que estaba en Ginebra para seguir el EPU de algunos países africanos. Juntas pudimos compartir conocimientos, experiencias y pudimos aconsejarnos mutuamente sobre como hacer lobby para nuestros respectivos países aquí en Ginebra.

¿Cómo se desarolló tu relación con tu gobierno desde la presentación del primer informe del EPU de las ONG?

La relación con el gobierno siempre ha sido distante, poco dispuesto a abordar el tema de los derechos humanos del movimiento LGBT, y no pasa mas allá de una civilizada cordialidad diplomática. El tema de los derechos de las personas LGBT no está en las prioridades de este gobierno. En el primer plan nacional sobre los derechos humanos de 2006-10 se hablaba de evitar el trato denigrante o violento por motivos de “índole/orientación sexual”, remarcando en el marco de la Constitución y la Ley. Ponía además un candado señalando que esta protección no se entendía al reconocimiento del derecho a contraer matrimonio entre personas del mismo sexo, legalizar sus uniones de hecho y adoptar menores, por no ser acorde con el marco jurídico vigente.
De momento se está en la elaboración del nuevo plan de Derechos Humanos 2012-2016, esperemos que en los borradores el tema de identidad de género esté incluido. Pero el tema de identidad de género, por los avances que he revisado esta en el capitulo de orientación sexual, lo que reitera la visón del Estado de vernos como un caso de homosexualidad, lo que en el futuro, pensando de manera optimista, de generarse políticas públicas estas van a partir de una base conceptual equivocada.

Basado en tu experiencia, ¿qué consejo le daría a las organizaciones LGBT que nunca estuvieron involucrados en el proceso del EPU?

El tema de los derechos de la comunidad LGBT tiene que desplegarse en cuanto espacio podemos tener a nuestro alcance. Consideremos pues al EPU como a una excelente oportunidad de trabajo y de incidencia. Muchos países en Latinoamérica y el Caribe son sensibles a las críticas y observaciones que se le pueden hacer desde instancias normativas internacionales, vinculantes o no. Así, si tal veces no tenemos muchos avances en el espacio nacional interno, tengan por seguro que en el fuero externo a nuestros países podríamos tener mejores logros.

Y como nota final, tengo que decir que en Ginebra no me perdí la oportunidad de degustar los varios tipos de chocolates, que caen muy bien con la temporada del frío otoñal, como también llevarlos en mi valija atendiendo algunos encargos. Además pudimos ubicar un discreto lugar donde preparaban comida peruana y degustamos dos platos emblemáticos de la culinaria peruana: el ceviche y la causa.
También llegó el momento de decirnos un hasta luego con Patricia y Rhoda, que después de hermanarnos por varios días, las despedidas como que estrujan el corazón y te humedece los ojos y te empaña la vista.

 

El Examen Periódico Universal (EPU) es una nueva herramienta sobre la situación actual de los Derechos Humanos establecido por Naciones Unidas en 2006. La primera ronda de todos los países finalizó en 2011, y desde junio de 2012 comenzó el segundo ciclo, siendo cada año examinados 42 países por el resto de países; en un plazo de cuatro años y medio serán examinados todos los Estados miembros de Naciones Unidas.
Los exámenes consisten en cinco etapas: elaboración de informes, diálogo interactivo con Estados miembros, adopción del resultado de las recomendaciones, adopción formal del informe con todas las recomendaciones, y por último implementación y seguimiento. Los distintos procedimientos implican a Estados, ONG’s nacionales e internacionales, institutos nacionales de derechos humanos y otras partes interesadas.
En 2012 la 14ª sesión del EPU examinó a Peru junto a otros 13 países. Los informes de las ONG’s han debido de ser enviados siete meses antes de la sesión del examen.


Otras entrevistas con activistas LGTB sobre sus experiencias en el sistema EPU están disponibles en http://ilga.org/ilga/en/article/nsKSZ961xx

 


Para las versiones inglesa, portuguesa y francesa, pincha sobre el icono del idioma situado en la parte izquierda superior de la pantalla.


 

 

Bookmark and Share