Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Secretariado Trans / Mexico / Articles / México: Vocalías en Conasida, otra vez sin presencia trans
Cargando el mapa ...

Facebook

México: Vocalías en Conasida, otra vez sin presencia trans

in MEXICO, 02/09/2012

En días recientes hemos visto, con mucha satisfacción, cómo las organizaciones de la sociedad civil han sido reinstaladas en las diferentes vocalías como parte de la representación social al interior del Consejo Nacional para la Prevención y Control del Sida (Conasida), después de un lapso en que se prescindió, unilateralmente, de su participación activa por cuestiones que, afortunadamente y para bien de la salud funcional de dicho organismo, han sido superadas.

Fuente: NOTISE

Es, sin lugar a duda, motivo de regocijo para bien de las poblaciones que se encuentran ya instaladas en la dinámica de la epidemia en nuestro país y un retorno a las buenas prácticas en la búsqueda de su prevención y contención.

Sin embargo es muy lamentable que, una vez más, a las poblaciones transgénero y transexuales se les haya excluido de las invitaciones y, por consiguiente de la participación. Y es doblemente lamentable si consideramos que ya contamos con algunos indicadores, mínimos si se quiere, pero al final de día reveladores, y me permito desglosarlos.

Con motivo del Día Internacional de Lucha contra el Sida, en diciembre pasado, la Clínica Especializada Condesa, por voz del Doctor Carlos Magis, dio a conocer que una de las tres poblaciones en donde se concentra la epidemia es justamente la que corresponde a trabajadores y trabajadoras sexuales, principalmente trans, y que, como resultado de que en la clínica se cuenta con el primer programa de atención a personas trans se ha podido atraer a dicha población para que puedan realizarse pruebas de detección de VIH e Infecciones de Transmisión Sexual, y que los resultados de prevalencia han venido a confirmar lo que en el ámbito latinoamericano se conoce, a saber, que del total, a esa fecha, de casos de mujeres trans que se habían practicado pruebas de detección de VIH, el 38 por ciento resultó positiva.

Por tal motivo, nosotras como asociación civil, nos hemos dado a la tarea de llevar a cabo algunos esfuerzos para conocer un poco más sobre ésta población, que es la base de nuestro trabajo. Así, en 2010 llevamos a cabo un Diagnóstico Comunitario Participativo Trans, que arrojó cifras similares, pues de 71 encuestas realizadas, 28 por ciento de las chicas abordadas sabían de su condición de seropositividad, y de ahí surgió la idea de implementar un programa propio denominado Rutas Nocturnas, estrategia de alcance para acercar información e insumos de prevención a mujeres trans trabajadoras sexuales.

Por dicha labor fuimos invitadas a participar en el proyecto del Fondo Mundial en México, posibilitándonos integrar a la asociación a diez chicas trans que actualmente colaboran con nosotras haciendo promoción de prevención primaria en puntos de trabajo sexual.

Actualmente hemos integrado el grupo de mujeres trans viviendo con VIH “Ninfas de Venus”, que sesionamos los miércoles, cada 15 días, en el aula de la Clínica Condesa y que como última propuesta para que los centros de atención públicos de salud tengan un mayor rigor y conocimiento sobre cómo tratar clínicamente a las poblaciones trans que viven con VIH hemos logrado atraer el interés del Doctor Gustavo Reyes Terán, jefe de investigación del Centro de Investigación en Enfermedades Infecciosas, adscrito al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, para iniciar junto con ellos el primer protocolo de investigación para conocer más sobre las interacciones de los tratamientos antirretrovirales y las terapias de construcción corporal a las que las mujeres trans nos sometemos en nuestro proceso de transición. Y en ese tenor, hemos logrado también que la Clínica Condesa acepte crear un protocolo de atención, mismo que sería el primero en su tipo a nivel nacional.

Por todo esto, nos ha extrañado que, desde el principal organismo enfocado a la atención del VIH/sida, se siga desdeñando la participación de nuestras poblaciones en las tomas de decisión, que les guste o no, también nos atañe.

Así que esperamos que después de esta breve reflexión, se reconsidere y se tome en cuenta, con la seriedad del caso, que las poblaciones travesti, transgénero y transexual, somos población clave en la contención de la epidemia y que también merecemos ser tomadas en cuenta en las estrategias de prevención, reducción de daños, educación en defensa de derechos humanos, tratamientos antirretrovirales, apego a tratamientos, etc.

Si queremos ser congruentes con nuestros discursos de lucha contra el estigma, discriminación, visibilización de grupos vulnerabilizados y de perspectiva y transversalidad de género, no podemos seguir dejando fuera de las decisiones que les incuben, a las voces de las poblaciones trans.

 

Bookmark and Share