Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito
Principal / Articles (WORLD) / Coalición Internacional de Ciudades Contra la homofobia y la transfobia para establecer una cadena de solidaridad
Cargando el mapa ...

Colaboradores

ILGA-ASIA Jennifer Josef, ILGA-ASIA
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Francés)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Español)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Portugués)

Facebook

Yves Matteis
Coalición Internacional de Ciudades Contra la homofobia y la transfobia para establecer una cadena de solidaridad

in WORLD, 15/06/2011

Panel de ILGA en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, 7 de junio de 2011, “El consenso creciente de gobiernos hacia el fin de la criminalización basada en la orientación sexual y la identidad de género” Por Yves de Matteis, miembro del Parlamento de la Ciudad de Ginebra

Quisiera agradecer a ILGA y los copatrocinadores por hacer posible este panel de discusión, y agradecer a la audiencia por estar presente.

Acabo de hacer mi juramento el pasado 6 de junio como concejal municipal reelecto de la Ciudad de Ginebra. Reflexioné por unos minutos en el tema del panel de hoy, que fue descrito como un “Consenso creciente de los gobiernos hacia el fin de la criminalización basada en la orientación sexual e identidad de género”. Miré a mi alrededor.

Miré a mi alrededor y vi a la presidenta de la asociación lésbica ginebrina Lestime, Catherine Gaillard, también vi a la primera Presidenta abiertamente lesbiana del Parlamento de la Ciudad, vi a Jean-Paul Guisan, el secretario de la organización nacional gay electo como concejal municipal en el mismo parlamento, y vi y recordé muchos otros gays y lesbianas, personas bi o transexuales, militantes o no, que han hecho que las cosas vayan adelante, a todos los niveles, aquí en Suiza y en otras partes.

Entonces recordé más atrás, pensando sobre las primeras ocasiones en las que activistas LGBTI hablaron ante la ONU en 1994, hace 17 años, en el mismo salón en el que el Consejo de Derechos Humanos se está llevando a cabo hoy, a unos pocos pasos de aquí: Douglas Sounders, Giselda Fernandes y unos pocos más. Yo estaba entre ellos y puedo asegurarles que todas las cabezas se volvían entonces a la mera mención de palabras como “gay”, “lesbiana”, bisexual” o “trans”, cabezas que se volvían para mirar quiénes eran esa gente que se atrevía a hablar abiertamente.

Desde entonces, por supuesto, otros militantes han hablado, de lugares menos seguros, y algunos de ellos han muerto, como David Kato, de Uganda, Noxolo Nogwasa, de Sudáfrica, y Fanyann Viola Eddy, de Sierra Leona. Más recientemente, aquí en Ginebra, una lesbiana activista, Kasha Jacqueline Nabagesera, acaba de recibir el premio Martin Ennals por sus logros en el marco de los derechos LGBTI.

Hoy, miro a mi alrededor y veo aún más razones para creer que uno de las razones más poderosas por las que está creciendo el consenso entre los gobiernos alrededor del mundo sobre los derechos LGBTI es el hecho de que en todos los lugares, los activistas han estado activos, insistentes, para reafirmar que si los derechos humanos son universales, indivisibles, interdependientes e interrelacionados, entonces también deben incluir los derechos de las personas que son discriminadas por razón de su orientación sexual o su identidad de género.

En otra escala, pero también como una forma de tributo a todos los activistas y organizaciones, el Parlamento de la Ciudad de Ginebra aceptó unánimemente, en noviembre pasado, una moción que requiere que se emprenda una coalición de ciudades contra la homofobia y la transfobia. El objetivo de esta moción, que redacté con mi colega Ariane Arlotti, es tratar de establecer una cadena de solidaridad que vaya de una ciudad a otra para luchar contra la discriminación basada en orientación sexual e identidad de género.

Esta coalición podría emprender muchas acciones – y digo “podría” porque aún no sabemos que opciones escogería esta coalición, ya que es algo que decidirían las ciudades miembros:
- las ciudades miembros de esta coalición compartirían buenas prácticas, tal como sucede en varios foros en Europa y otros lugares;
- la coalición podría apoyar organizaciones o proyectos financieros, especialmente en partes del mundo donde más se necesita;
- la coalición podría tener su propio “premio” o “galardón” que se daría a individuos u organizaciones que luchan en el campo;
- la coalición podría tener una oficina, y si esa oficina está ubicada en Ginebra, también podría ayudar y dar la bienvenida a delegados LGBTI que vinieran a esta ciudad;
- y finalmente, pero no menos importante, las ciudades miembro de la coalición podrían alentar a sus gobiernos para que apoyen iniciativas futuras como la declaración conjunta de los gobiernos que se firmó en marzo de este año.

De modo que, una de mis muchas esperanzas es regresar a este salón en unos pocos años con información sobre novedades en estos asuntos.
Gracias por su atención
Yves de Matteis

 

Yves de Matteis es un Concejal Municipal en la Ciudad de Ginebra por el Partido Verde. Fue también miembro fundador de varias organizaciones LGBTI, ex miembro de la Junta de ILGA y, hasta marzo de 2011, Co-Presidente de la organización LGBT nacional de Suiza Pink Cross.

 

 

Traducción del inglés por Mildred Braulio
 

Versiones en inglés, francés y portugués: haz clic en el símbolo del idioma que se encuentra a la izquierda de la pantalla.

Bookmark and Share