Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Latino América Y El Caribe / Nicaragua / Articles / Prejuicios machistas y sexistas abiertos: Scharllette Allen Moses (Miss Nicaragua 2010) y Jambier Valerio Aguilar (estudiante de la ENAH).
Cargando el mapa ...

Facebook

Etiquetado con: mujeres / lgtb / nicaragua
Foto http://www.comuhomonicaragua.blogspot.com/
Prejuicios machistas y sexistas abiertos: Scharllette Allen Moses (Miss Nicaragua 2010) y Jambier Valerio Aguilar (estudiante de la ENAH).

in NICARAGUA, 23/08/2010

Qué tiene en común las declaraciones de Scharllette Allen - Miss Nicaragua 2010 (publicadas en internet) con el caso de Jambier Valerio Aguilar, un joven que está siendo discriminado por su preferencia sexual en la ENAH?

Fuente: http://www.comuhomonicaragua.blogspot.com/

Las (contradictorias) cosas que se ven en este país: En una reciente entrevista que le hicieran a Scharllette Allen (Miss Nicaragua 2010), difundida en internet, le preguntaron que bajo su condición de mujer ¿qué “consejo” le darías a un hombre? La señorita Allen, muy oronda y triunfante contestó: “el mejor consejo que le daría a un hombre es que me valoren como mujer, como amante, como esposa y definitivamente como amiga”.

Por Dios! Qué tenemos en la cabeza! De cuándo acá una mujer tiene reconocimiento de su condición de mujer porque los hombres la valoren? Que no son lo suficientemente humanas para auto-valorarse a sí mismas? Que no tienen capacidades propias, inteligencia propia, valentía, coraje y cerebro suficiente como para valorarse a sí mismas y salir adelante y triunfantes sin que tengan que tener el “reconocimiento” de los hombres (como si tuviesen la obligación de “guarecerse” bajo la sombra de la figura masculina, el patriarcado, el protectorado y en resumidas cuentas el maldito machismo para llegar a ser “alguien” en esta vida)?

Peor aún? Que no pueden verse realizadas por sí solas? Que no pueden verse de otras formas que no vayan más allá de contar con un “hombre” a su lado (en el ya trillado papel de esposas sumisas, cándidas y obedientes)? Por Dios!! En qué estabas pensando? Eres Miss Nicaragua!!! Pensamos en revalorizar a las mujeres y animarles en su proceso emancipatorio y en su valía propia o en continuar promoviendo a diestra y siniestra prejuicios dañinos y convencionalismos sociales trillados e injustos que promueven la desigualdad, la inequidad, la discriminación, la misoginia, el sexismo y el machismo?

Por otro lado Jambier Valerio, un joven representante de la comunidad homosexual sobre la cual, con su reciente tragedia, han venido a continuar cayendo una lluvia de prejuicios y los medios han aprovechado el caso para hacer chacota y gala de discriminación, promover el odio y los tabúes contra este sector de la población.

En primer lugar, esto no es cuestión de un simple reglamento y “otro” homosexual más del montón. Es cuestión de que todos y todas los y las que vivimos en esta Nicaragua somos ciudadanos y ciudadanas y como tal, las leyes aplican para todos y todas. Sin importar que sea homosexual o no, ningún reglamento, código, directriz, normativa o ley puede estar por encima de la Constitución Política del País donde dice claramente que todos y todas somos iguales. Por lo tanto no se le pueden violentar sus derechos exigiéndole a Jambier que se corte el cabello.

Segundo, en todas las escuelas de cocina, institutos culinarios, universidades de artes culinarias serias y de corte mundial (podemos citar entre estas a la John Wells de Estados Unidos o a la Cordon Blue de Francia) NO es una exigencia (como se quiere hacer creer) el cortarse el cabello. Para eso existen los sombreros de chef y las redecillas que bien aplican en este caso y en cualquier otro país del mundo. Lo que se quiere hacer notar acá (por parte de las autoridades de la ENAH) es que la “norma” social es la de la “apariencia de macho” (o masculina) que “debe” cumplir Jambier para poder estudiar, lo cual reafirma la discriminación y el machismo imperante en la sociedad que no aceptan contravenir dicha “norma” bajo ninguna circunstancia (en esta caso por su preferencia sexual y/o su identidad o expresión de género).

Es exactamente lo mismo que sucedió hace un tiempo con campañeras transexuales y transgéneras de Nagarote, Mateare y Ciudad Sandino cuando se les negó el derecho a estudiar, recuerdan? En ese momento se les exigió “presentarse vestidos como hombres” porque de lo contrario no podrían estudiar. Obviamente el asunto acá fue de discriminación porque las compañeras trans se atrevieron también a contravenir la “norma” estipulada socialmente. Se les olvida a las autoridades de la ENAH que ahora Jambier puede demandarles basado en el nuevo Código Penal de Nicaragua que tipifica como delito la discriminación por opción sexual?

Lo mismo sucedió hace unos meses también cuando en la Universidad de Managua (que pertenece al diputado Mario Valle) se discriminó a dos jóvenes homosexuales también por un asunto de preferencia sexual.

En resumen: Prejuicios y discriminación? Abundan y están a la orden del día por montones.

Apuestas? Continuar la lucha por nuestros derechos y en contra del machismo y del patriarcado en todas sus expresiones. Se trata de valorarnos como humanos y humanas y continuar la lucha por reivindicar nuestra valía como tales y hacer valer NUESTROS DERECHOS (seamos mujeres, seamos homosexuales o seamos lo que quiera que queramos ser). Alianzas! No podemos continuar disparándonos cada quien a como le venga en gana…. se trata de articular esfuerzos y recursos, dado que la lucha y el enemigo es uno en común.

Bookmark and Share