Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito

FR
ES
Principal / Latino América Y El Caribe / Puerto Rico / Articles / Condenan a 99 años de prisión al asesino de un joven gay puertorriqueño
Cargando el mapa ...

Colaboradores

anonymous contributorEscrito anónimamente. (Francés)
ILGA-LAC ILGA-LAC

Facebook

Este artículo ha sido señalado para su traducción. Esto quiere decir que un moderador lo ha leído y considera que es de alto interés y relevancia para la entera comunidad LGBTI. ¡Por favor, da un paso adelante y aporta traducciones en otros idiomas!
Etiquetado con: crimenes de odio
Condenan a 99 años de prisión al asesino de un joven gay puertorriqueño

in PUERTO RICO, 15/05/2010

La justicia de Puerto Rico ha condenado al asesino del joven homosexual Jorge Steven López Mercado a 99 años de prisión. La sentencia, bien recibida por familiares y amigos de la víctima, cierra así un doloroso capítulo para este brutal crimen homófobo, un suceso que generó profunda indignación en la isla caribeña.

Según reporta la prensa local, Juan José “Casper” Martínez se declaró culpable del homicidio, ocurrido en noviembre del año pasado. El victimario admitió que acuchilló, decapitó e incendió parcialmente el cuerpo del muchacho. Luego, abandonó el cadáver en las proximidades de una carretera en la ciudad de Cayey.

El psiquiatra del Estado, Rafael Cabrera, certificó que el acusado está en su sano juicio y que “tiene capacidad entrar en cualquier tipo de alegación relacionado a su caso".

Familiares: “existe la justicia”

Tras conocer la sentencia, amigos y familiares de la víctima han manifestado su satisfacción. Según recoge el diario Primera Hora, la madre de López Mercado dijo que “aunque no nos va a devolver a Steven. Por lo menos hay justicia en Puerto Rico. Aquí existe la justicia”.

Jorge López, padre del joven, expresó por su parte que “hay un mensaje claro aquí, quizá él tuvo que ser…la víctima para que Dios mandara este mensaje a la humanidad. Que siempre sea recordado positivamente y no negativamente porque no podemos señalar a nadie. No somos perfectos y Dios perdona”.
 

Bookmark and Share