Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito
EN

ES
Principal / África / South Africa / Articles / SUDÁFRICA: DECEPCIÓN TRAS EL NOMBRAMIENTO DE QWELANE COMO EMBAJADOR
Cargando el mapa ...

Facebook

Por favor, nótese que esto es una traducción; por consiguiente podría haber ligeras diferencias. Mejore esta traducción
SUDÁFRICA: DECEPCIÓN TRAS EL NOMBRAMIENTO DE QWELANE COMO EMBAJADOR

in SOUTH AFRICA, 09/04/2010

El nombramiento de Jon Qwelane como nuevo embajador en Uganda se ha confirmado. Sus declaraciones homófobas le han valido a Qwelane una demanda por parte de la Comisión sudafricana de Derechos Humanos el pasado año.

Johannes van Niekerk, consejero de la Comisión sudafricana de Derechos Humanos en Uganda, confirmó el nombramiento. Por su parte, la embajada ugandesa emitió un comunicado en el que decía “no estar aún segura de la identidad del nuevo embajador pero sí de su nombramiento”.

Van Niekerk añadió que “aún no se ha producido la presentación de las credenciales al presidente Museveni” y que “el embajador debería comenzar a ejercer sus funciones dentro de un mes más o menos". Mientras tanto, la Comisión sudafricana de Derechos Humanos (SAHRC en inglés) aún está a la espera de instrucciones por parte del tribunal acerca de si Qwelane deberá comparecer ante el tribunal o si se realizará la vista en su ausencia.

Vincent Moaga, portavoz de la SAHRC, afirmó que “hasta entonces no hay mucho que podamos hacer”. Donald Komane Mapa, del departamento legal de la SAHRC, afirmó que Qwelane no había comentado nada respecto a una posible objeción a los cargos de los que se le acusa.

Grupos de activistas LGTB sudafricanos sostienen que la citación de Qwelane además de dañar la reputación del país a nivel internacional, supondrá un empeoramiento de la situación en Uganda: un polvorín homófobo y transfóbico debido a la Ley Anti-Homosexualidad que allí se está debatiendo.

Emily Craven, del Joint Working Gorup (Grupo de Trabajo Conjunto), criticó el nombramiento ya que “muestra un enorme desdén hacia la población LGTBI de Sudáfrica y Uganda. Paradójicamente, en un momento en el que Uganda está debatiendo la aceptación de una de las legislaciones anti-gay más draconianas del mundo, los gays y las lesbianas ugandeses que confían en Sudafrica reciben un puñetazo en toda la boca".

Craven afirma también que habían sospechado desde hace tiempo que el nombramiento de Qwelene se había llevado a cabo y que “es una enorme decepción porque tanto la Presidencia como el Departamento de Relaciones Internas y Cooperación estaban al tanto de toda la controversia que rodeaba a dicho nombramiento y, pese a todo, no dieron marcha atrás".

Por su parte, Media 24, que ya ha sido citada judicialmente; está sosteniendo una postura desafiante ante el caso poniendo en tela de juicio la validez de la Ley para la Promoción de la Igualdad y la Prevención de las Discriminaciones Injustas. Qwelane fue denunciado por la SAHRC ante el Tribunal de Igualdad tras la publicación en 2008 de un artículo de opinión titulado “Call me names but gay is not okay” (Dime lo que quieras para insultarme pero no me llames gay), en el que arremetió ferozmente contra los gays acusándolos de culpables de la “degradación de valores y tradiciones” y de practicar el bestialismo. Tras la publicación de dicho artículo, la SAHRC no dudó en clasificarlo como instigación al odio.  

Bookmark and Share