Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Latino América Y El Caribe / Saint Lucia / Articles / El Examen Periódico Universal, una nueva herramienta de vigilancia de derechos humanos de las personas LGBTI: Santa Lucia
Cargando el mapa ...

Facebook

El Examen Periódico Universal, una nueva herramienta de vigilancia de derechos humanos de las personas LGBTI: Santa Lucia

in SAINT LUCIA, 31/01/2011

Kenita Placide es la co-directora ejecutiva de la organización de Santa Lucía “United and Strong Inc” (Unidos y Fuertes Inc) creada en 2001. Ella es una activista y defensora de derechos humanos especialmente de personas LGBT en su país y desde 2010 es co-secretaria general de CARIFLAGS, la red LGBTI regional del Caribe. También ha realizado defensa y apoyo para personas con VIH y ha participado en programas de prevención de VIH. En diciembre de 2010 fue electa sustituta para la posición de co-secretaria general de ILGA. Patricia Curzi entrevista a Kenita Placide

¿Qué te convenció a ti y a tu organización “United and Strong” (Unidos y Fuertes) para participar en el proceso del EPU y preparar un informe sobre la situación de las personas LGBTI en tu país?

United and Strong Inc ha estado trabajando a la sombra del AIDS Action Foundation por años. Comenzamos a buscar otros mecanismos que existan para hacer al país responsable. Hacía poco se habían solicitado informes para las sesiones del EPU, cuando lo traje a la consideración de la junta para que diera el visto bueno. Sentía que necesitábamos participar en ese tipo de mecanismos para poner de relieve la situación en el país y dar a conocer que hay una ONG local y nacional supervisando la posición del país.

Como la mayoría de las naciones de habla inglesa de la región del Caribe, el sistema legal de Santa Lucía está basado en el derecho consuetudinario (common law) inglés, y la mayor parte de sus leyes tienen origen en el Reino Unido. Sin embargo, todavía incluyen referencias a leyes sobre actos contra la moral pública y la sodomía que fueron removidos de la constitución británica en 1861. ¿Es el EPU realmente el mecanismo correcto para reclamar un cambio en la constitución?

El rol del proceso del EPU es llamar la atención de los gobiernos sobre las violaciones de derechos humanos, con la esperanza de que harán todo lo que esté en su poder para rectificarlas. Mucha personas y gobiernos en Santa Lucía y el Caribe aún no reconocen la importancia de eliminar las leyes de sodomía y asegurar la protección contra la discriminación, de modo que se aseguren los derechos humanos a todas las personas – incluyendo la personas lesbianas, gays y bisexuales. El informe alternativo (shadow report) que produjimos es solo una manera en la que nos esforzamos para traer estos asuntos a la atención del gobierno.

La constitución de Santa Lucía no se refiere explícitamente a la criminalización del sexo entre mujeres. ¿Dirías que en este caso las lesbianas están más protegidas que sus equivalentes masculinos?

A pesar de que las lesbianas enfrentan el mismo estigma y discriminación que sus equivalentes masculinos, no existe nada en las leyes sobre el sexo entre dos mujeres. De cierta manera se podría decir que el foco en la legislación sobre la sexualidad de hombre a hombre contribuye a la invisibilidad de la sexualidad femenina y de las lesbianas. Las mujeres generalmente exteriorizamos más el cariño y por tanto, podemos ser nosotras mismas sin llamar la atención la mayor parte del tiempo. También existe una percepción de aceptación porque muchos hombres están abiertos a ser el tercero en una sesión íntima. Necesitamos combatir el estigma y el discrimen de día a día contra las mujeres lesbianas y bisexuales. Las mujeres que no asumen estereotipos de género o que simplemente aman otras mujeres se arriesgan a perder sus trabajos y a enfrentar hostigamiento. Ahora hay una mayor visibilidad de las lesbianas especialmente con la generación más joven. La generación de edad mayor mantiene en secreto su sexualidad y ofrece consejos sobre seguridad personal.

¿Cuáles fueron los retos para tu organización al realizar el informe y verse envueltos en el mecanismo del EPU?

Mi reacción inicial fue que esto sería sencillo, es solo un informe alternativo. Sin embargo, la realidad pronto se asentó. El informe alternativo es un documento internacional y tanto United and Strong como yo ganaríamos visibilidad. Temor a las repercusiones para mi familia, la comunidad y para mí eran mis mayores preocupaciones. Investigué las leyes y con la ayuda de Akim Ade Larcher (para entonces un miembro suplente de la junta de ILGA), Verónica Cenac, asesora legal de United and Strong y AIDS Foundation, y Joan Didier, miembro de la junta de United and Strong. Kimberley Vance de Arc Internacional también nos orientó sobre el documento. La motivación y el apoyo de las personas antes mencionadas fue inestimable. El informe alternativo se completó, Akim lo revisó y luego se presentó.

United and Strong fue la única ONG de Santa Lucía que presentó un informe alternativo al EPU y la organización ganó reconocimiento internacional por su trabajo. Fui invitada a participar en un seminario organizado por el Commonwealth Foundation. Fue una gran oportunidad de aprendizaje y para establecer contactos.

Santa Lucía fue el único país del Caribe que votó contra la reinclusión de la mención de orientación sexual en la resolución sobre ejecuciones extra judiciales por la Asamblea General de la ONU el 21 de diciembre de 2010. ¿Crees que esa posición tendrá un impacto en las recomendaciones al gobierno de Santa Lucía de parte de los Estados que participen del EPU y en la implementación de algunas medidas positivas para proteger a las personas LGBTI?

United and Strong Inc estuvo muy decepcionada al igual que muchas personas en el país, por la posición que tomó el gobierno. La postura del gobierno era contradictoria con el mensaje sobre el presupuesto del Honorable Primer Ministro Stephen King en abril de 2010, en el que dijo “Debemos posicionarnos contra el estigma y la discriminación en todas sus formas. El gobierno participará en una reforma legislativa para garantizar la no discriminación contra personas basada en salud, género, discapacidad y orientación sexual”. Esto claramente resalta la necesidad de continuar la educación y defensa a todos los niveles y refuerza el hecho de que ni los legisladores ni el gobierno entienden la dura realidad de la situación LGBTI en el país.

Es difícil saber si el voto de Santa Lucía contra incluir “orientación sexual” en la resolución sobre ejecuciones extra judiciales tendrá un impacto en las recomendaciones que reciba Santa Lucía en el proceso de EPU. Sin embargo, detrás del voto negativo de Santa Lucía en la Asamblea General, United and Strong logró traer a la atención de los medios tanto el voto de Santa Lucía como la situación de las personas LGBT en Santa Lucía y las constantes violaciones de derechos humanos. Esto es un claro ejemplo del enlace entre lo que sucede en la ONU y lo que sucede a nivel nacional. Estuve en la televisión nacional en varias ocasiones como representante de United and Strong, trayendo a la atención nacional estos asuntos.

Últimamente has estado más involucrada en el activismo regional e internacional y cabildeo (lobbying)…

Mi trabajo local está relacionado directamente al trabajo regional e internacional que realizo. Creo que tenemos mayor oportunidad de cambiar la situación en Santa Lucía si podemos colaborar con otros movimientos caribeños así como internacionales. Además, también siento un enorme compromiso con mejorar la situación global. Unir fuerzas alrededor del mundo contra aquellos que desean negarnos nuestros derechos humanos es lo mejor que podemos hacer. Quiero ser parte de este proceso y finalmente del cambio.

 

El Examen Periódico Universal (EPU) es una nueva herramienta de vigilancia de derechos humanos mediante la evaluación entre pares, establecida por la Organización de Naciones Unidas en el 2006. Cada año 48 Estados son examinados por otros Estados; en un periodo de tiempo de cuatro años todos los 192 Estados miembros de la ONU, habrán sido evaluados. La evaluación consiste de cuatro pasos principales: elaboración de informes, diálogo interactivo entre Estados miembros; adopción de los resultados de las recomendaciones; implementación y seguimiento. Los procedimientos envuelven Estados, ONGs internacionales y nacionales, institutos nacionales de derechos humanos y otros interesados.
En el 2011 la 10ma sesión del EPU examinará Santa Lucía junto a otros 15 países. Los informes de ONGs deben presentarse siete meses antes de la sesión de revisión.

 

Traducción desde inglés: Mildred Braulio

 

Entrevista en inglés:  http://ilga.org/ilga/en/article/mPbayFa1GL
Entrevista en francés: http://ilga.org/ilga/fr/article/mP9U9vY1Yc

Entrevista en portugués: http://ilga.org/ilga/pt/article/mPfhxNR1Pe

Bookmark and Share