Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Europa / Spain / Articles / Las bodas gays rompen su última barrera en EEUU
Cargando el mapa ...

Facebook

Foto http://www.publico.es/internacional/333157/bodas/gays/rompen/ultima/barrera/eeuu
Las bodas gays rompen su última barrera en EEUU

in SPAIN, 23/08/2010

La mayoría de los estadounidenses se muestra por primera vez a favor de las bodas entre personas del mismo sexo.

Fuente: http://www.publico.es/

En 1911, el senador republicano de Georgia Seaborn Roddenberry impulsó una enmienda constitucional que prohibía el matrimonio inter-racial en Estados Unidos. En su alegato ante el Congreso, Roddenberry calificó las uniones entre blancos y negros como "repulsivas y contrarias al espíritu americano, además de destructivas para la supremacía moral".

Durante casi cuatro décadas, enamorarse y casarse con una persona de distinto color fue un delito castigado con penas de hasta 25 años de cárcel. Por eso, cuando en 1948 California se convirtió en la primera región estadounidense en legalizar los matrimonios interraciales, los habitantes del resto de estados se echaron las manos a la cabeza ante tal aberración. El 90% de los ciudadanos del país era contrario a los matrimonios mixtos. Desde aquel mismo instante, el porcentaje de opositores se fue diluyendo a ritmo de un punto porcentual por año, hasta que en 1991 se convirtieron en minoría. Hoy, casi el 5% de los matrimonios del país, aproximadamente 2,7 millones, son de diferente raza. Una evolución similar se está viviendo actualmente con las uniones entre personas del mismo sexo.

Un sondeo de la CNN da por primera vez la mayoríaa los partidarios

A lo largo de los años, los defensores de la prohibición de los matrimonios homosexuales han utilizado argumentos similares a los de Rodden-berry para frenar su legalización en los 45 estados del país en los que aún no se permiten estas uniones. En 1988, el General Social Survey preguntó por primera vez a los estadounidenses si los gays deberían tener derecho constitucional a casarse. La respuesta fue un no rotundo. Sólo uno de cada diez encuestados estaba a favor de que los homosexuales pudieran pasar por el altar.

La balanza ha tardado 22 años en cambiar de lado. Según una encuesta realizada por la CNN la pasada semana, ahora el 52% de los estadounidenses se muestra de acuerdo con que la Constitución ampare el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio. El catalizador de esta revolución arcoíris ha sido de nuevo el estado de California.

La decisión del juez Federal de San Francisco Vaughn Walker de considerar inconstitucional y discriminatoria la Proposición 8, que desde hace dos años impide los matrimonios homosexuales en el estado, ha provocado un cambio de tendencia en la opinión pública estadounidense. "Normalmente, las decisiones de los tribunales son una predicción de cómo se comportará la opinión pública en los próximos años", señala Brian Powell, profesor de sociología de la Universidad de Indiana y autor del libro Relaciones homosexuales y la definición americana de familia.

Las series con personajes homosexuales son un impulso

El de Walker ha sido el último gran movimiento en una larga batalla legal entre defensores y detractores de las bodas entre personas del mismo sexo, que se remonta al año 2000, cuando un 61,3% de los electores aprobó en las urnas la Proposición 22. Esta iniciativa modificó el código civil del estado al restringir la definición de matrimonio a un enlace que se produce sólo entre un hombre y una mujer. Hasta 2008, cuando las diferentes cortes de apelaciones optaron por mantener la prohibición a esas bodas a través de la Proposición 8. Sin embargo, durante ese periodo, el porcentaje de aceptación pública de las bodas gays creció más de un 20% en todo el país.

La fuerza demográfica
"Si la tendencia continúa, en 2014 una amplia mayoría de la sociedad apoyará los matrimonios entre personas del mismo sexo", asegura Patrick Egan, profesor de política en la Universidad de Nueva York y analista de Pollingreport.com. A pesar de todo, Egan, que ha analizado todos los sondeos de opinión desde 1988, reconoce que un apoyo masivo "no siempre implica un cambio político inmediato", aunque reconoce que, tradicionalmente, "las fuerzas demográficas y culturales han acabado por provocar los cambios".

13 personas fueron detenidas el jueves por defendera dos parejas

Cada día, los medios estadounidenses hacen más evidente la evolución de su sociedad. Un ejemplo es la televisión. Cuando en 1997 Ellen DeGeneres besó a Laura Dern en la serie Ellen, se desató una enorme polémica que llevó a la actriz a desaparecer de la esfera pública una temporada. Trece años después, DeGeneres es una estrella de los talk-shows adorada por millones de personas que se pasea junto a su esposa Portia de Rossi. Además, un buen número de series con temática homosexual, como Glee o Modern Family, se encuentran entre las favoritas para alzarse con un premio Emmy, el Oscar de la televisión, a finales de este mes.

Según Suzanne Golberg, profesora del Centro para el Género y la Sexualidad de la Universidad de Columbia (Nueva York), la tendencia que se está viviendo en EE UU es muy similar a la que se vive en otros países, especialmente entre los jóvenes. "Cuanta más gente vive su homosexualidad de manera abierta, los temores de que el mundo se vaya a terminar por la aprobación del matrimonio gay se evaporan de la opinión pública", asegura la docente.

De momento, los matrimonios entre homosexuales sólo son legales en Massachusetts, Connecticut, Vermont, Iowa, New Hampshire y en el Distrito de Columbia. Los investigadores de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA) estiman que más de 100.000 parejas homosexuales esperan la decisión del Tribunal Federal de Apelaciones, el próximo 6 de diciembre, para pasar por el altar en California.

Sin embargo, algunos activistas no han podido esperar y se han dado de bruces contra la realidad: el pasado jueves, 13 personas fueron detenidas por disturbios en los juzgados de San Diego cuando se le negó la licencia de boda a dos parejas gays que habían acudido a los juzgados, a pesar de la prohibición, para contraer matrimonio.

Bookmark and Share