Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito
Principal / New Zealand / Articles / Naciones Unidas 2004 – Resolución de Brasil
Cargando el mapa ...

Colaboradores

anonymous contributorEscrito anónimamente. (Inglés)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Francés)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Español)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Portugués)

Facebook

Etiquetado con: naciones unidas
Naciones Unidas 2004 – Resolución de Brasil

in NEW ZEALAND, 03/05/2004

La declaración de Canadá y Nueva Zelanda ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en apoyo a la resolución brasileña

Declaración emitida el viernes, 16 de abril de 2004, ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas por Nueva Zelanda, en nombre de Canadá y Nueva Zelanda.

"Tengo el honor de hablar en nombre de Canadá y Nueva Zelanda.

Hace casi sesenta años, nuestros gobiernos se unieron para poner los derechos humanos en un lugar de vanguardia de las relaciones internacionales. Estábamos horrorizados ante las grandes violaciones de los derechos humanos y la negación a la vida y a la libertad de millones de personas en todo el mundo.

El resultado fue la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En esa Declaración declarábamos que todos los seres humanos son iguales en dignidad y en derechos, sin discriminación de ningún tipo. Éste es el principio de la no discriminación. Está en el núcleo de la Declaración y de todos los estándares de los derechos humanos que han seguido. Es la esencia de los valores inherentes a todas las tradiciones filosóficas y todas las creencias religiosas.


Señor Presidente,

Este principio es universal. Debemos cumplirlo.

La discriminación contra las personas por motivo de su orientación sexual ocurre en demasiados países. Es una realidad. No podemos ignorarla. Y no podemos pretender que no existe. Es el silencio el que permite que se violen los derechos humanos. Es el silencio el que permite el malentendido y la desconfianza para crecer en el miedo, la intolerancia y la discriminación.


Sr. Presidente,

Las Naciones Unidas ha sido silenciosa sobre la orientación sexual por un tiempo demasiado largo. Es hora de romper ese silencio. El tema debe estar en la agenda y la Comisión debe responder. El hecho de no hablar claro únicamente se puede interpretar como la aceptación de que continúe la discriminación y el prejuicio.

Reconocemos que es un tema difícil y complejo, pero no estamos preparados para comprometernos en la igualdad en dignidad y derechos de todas las personas. Es hora de empezar a hablar. Esperamos que esta Comisión no siga siendo silenciosa por mucho más tiempo.

Gracias."

Traducción: Sabine Bisbe

Bookmark and Share