Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito
Principal / Articles (WORLD) / Una delegación de la ILGA presente en Nueva York
Cargando el mapa ...

Colaboradores

anonymous contributorEscrito anónimamente. (Inglés)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Francés)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Español)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Portugués)

Facebook

Etiquetado con: política
Una delegación de la ILGA presente en Nueva York

in WORLD, 20/12/2008

ONU: 66 países condenan las violaciones basadas en orientación sexual e identidad de género

(Nueva York, 18 de diciembre de 2008) En una poderosa victoria para los principios de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el día de hoy 66 países en la Asamblea General de las Naciones Unidas apoyaron una declaración confirmando que los derechos humanos internacionales incluyen a la orientación sexual y a la identidad de género. Es la primera vez que una declaración ha sido presentada en la Asamblea General que condena los abusos en contra de personas lésbicas, gays, bisexuales y transgénero.

La declaración leída por Argentina y la contradeclaración leída inmediatamente después por la República Árabe de Siria pueden ser vistas en el video archivado del sitio Web de la ONU bajo el título de: “18 December 08 > General Assembly: 70th and 71st plenary meeting > Morning session”. (Para la declaración argentina avance hasta la hora 2:25:00 en el marcador, y para la declaración siria haga lo mismo hasta la hora 2:32:00.)

Una delegación de activistas internacionales estuvo presente en Nueva York para argumentar este caso ante las misiones de varios países a las Naciones Unidas. Gracias a la presencia de estos activistas, fue posible conseguir más apoyo para la declaración en contra de la criminalización de la homosexualidad.

La presencia de la delegación en Nueva York fue posible gracias a las contribuciones financieras de los ministerios de relaciones exteriores de Alemania y de los Países Bajos para la ILGA y de la cooperación con COC Nederland.

Los miembros de la delegación fueron:
+ Belissa Andia, ILGA Trans - Secretaría, Instituto Runa (Perú)
+ Linda Baumann, Pan Africa ILGA, Rainbow Project (Namibia)
+ Gloria Careaga, Co-secretaria General de la ILGA, El Clóset de Sor Juana (México)
+ Beto de Jesus, ILGA-LAC, ABGLT (Brasil)
+ Anna Kirey, ILGA-Asia, Labrys (Kirguistán)
+ Rev. Jide Macaulay, Pan Africa ILGA, House of Rainbow (Nigeria)
+ Pedro Paradiso Sottile, ILGA-LAC, CHA, Comunidad Homosexual Argentina (Argentina)
+ Renato Sabbadini, Co-secretario General ILGA, Arcigay (Italia)
La misión fue coordinada por John Fisher y Kim Vance de ARC International con la ayuda de Joyce Hamilton y Björn van Roozendaal de COC Nederland.

La declaración obtuvo un apoyo sin precedentes de países en cinco continentes, incluyendo seis países de África. Argentina fue el país que leyó la declaración ante la Asamblea General. Un grupo interregional de países formado por Brasil, Croacia, Francia, Gabón, Japón, los Países Bajos y Noruega se encargó de escribir la declaración.

Los 66 países reafirmaron “el principio de la no discriminación que establece que los derechos humanos se deban aplicar a todo ser humano irrespectivo de su orientación sexual o su identidad de género.” Este mismo grupo de países declaró estar “profundamente consternado por las violaciones a los derechos humanos y a las libertades fundamentales, las que son perpetradas por razones de orientación sexual e identidad de género” y dijo también que “la violencia, el acoso, la discriminación, la exclusión, la estigmatización y el prejuicio son problemas que actualmente son dirigidos en contra de personas en todo el mundo debido a su orientación sexual o su identidad de género.”

La declaración condenó las matanzas, la tortura, las detenciones arbitrarias y “la privación de los derechos económicos, sociales y culturales, incluyendo el derecho a la salud.” Los países participantes pidieron con suma urgencia a todos los países que ayuden a “promover y proteger los derechos humanos de todas las personas, no importe cuál sea su orientación sexual o su identidad de género” y poner un fin a todos los castigos criminales en contra de las personas por causa de su orientación sexual o identidad de género.

Según los cálculos de la ILGA (la asociación internacional de personas lésbicas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales) y de otras organizaciones, más de 72 países todavía tienen leyes en contra de actos sexuales consensuados entre adultos del mismo sexo.

La mayoría de estas leyes son productos del legado de antiguos poderes coloniales (ver el informe realizado por Human Rights Watch). El Comité de Derechos Humanos de la ONU, en donde se ofrece una interpretación del Convenio Internacional sobre los Derechos Civiles y Políticos (ICCPR), uno de los tratados fundamentales de las Naciones Unidas logró en 1994 que se consideraran a dichas leyes como violaciones de derechos fundamentales y por ende, que las leyes de derecho humano prohíben la discriminación basada en la orientación sexual.

Las violaciones basadas en la orientación sexual y la identidad de género ocurren por todo el mundo. Por ejemplo:

En los Estados Unidos, Amnistía Internacional ha documentado algunos patrones de abuso en contra de las personas LGBT, incluyendo incidentes que llegan a la tortura y el maltrato. Los Estados Unidos se rehúsan a firmar la declaración de la Asamblea General.

En Egipto, el grupo Human Rights Watch documentó la supresión masiva de hombres sospechados de conducta homosexual entre 2001 y 2004, muchos de los cuales fueron detenidos y torturados. Egipto se opuso activamente a la declaración de la Asamblea General.

La Comisión Internacional de Derechos Humanos para personas lésbicas y gays ha documentado cómo en muchos países del África las leyes de sodomía y los prejuicios sociales les niegan la protección de derechos a aquellas personas africanas involucradas en prácticas homosexuales. Esto es más crítico aún en medio de la crisis desatada por el pandémico del VIH/SIDA ya que en algunos países se puede hasta criminalizar la entrega de ayuda y apoyo a estos grupos afectados.

Los signatarios de la declaración tuvieron que sobrellevar a una intensa oposición por parte de un grupo de gobiernos que regularmente bloquea la atención de la ONU a temas relacionados con las violaciones basadas en la orientación sexual. Solo 57 países firmaron un texto alternativo promovido por la Organización de la Conferencia Islámica. Mientras esta contradeclaración afirmó “los principios de la no discriminación y de la igualdad,” también declararon que los derechos humanos universales no incluyen “el intento para enfocar en los derechos de ciertas personas.”

Al inicio, el Vaticano expresó una gran oposición a la declaración de la Asamblea General. Su posición generó críticas severas de muchos defensores de los derechos humanos en todo el mundo. Sin embargo, la Santa Sede cambió de opinión, indicándole a la Asamblea General hoy día que hacía un llamado para la revocación de los castigos criminales asociados a la conducta homosexual.

Este año marca el sexagésimo aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la declaración de la Asamblea General reafirma el alcance y la amplitud de los principios de la Declaración Universal. La reciente declaración no es vinculante, pero es una reafirmación de lo que varias entidades de derechos humanos de la ONU han repetido numerosas veces: que nadie debe enfrentar violaciones a sus derechos por causa de su orientación sexual o su identidad de género.

Navanethan Pillay, la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, apoyó con vehemencia la declaración. En un mensaje videograbado, citó la decisión de Sudáfrica en 1996 de proteger la orientación sexual en la constitución de su país. Ella aludió a “la tarea y el reto de dejar atrás el debate y cuestionamiento de la universalidad de los derechos humanos” para así poder “asegurar el clima para la implantación de la nueva legislación.”

Desde la decisión monumental del Comité de Derechos Humanos en 1994, los expertos de las Naciones Unidas han actuado repetidamente en contra de abusos dirigidos hacia personas LGBT, incluyendo matanzas, torturas, violaciones, agresión, desapariciones y discriminación en varias áreas de la vida. Diversas entidades del tratado de la ONU han hecho un llamado a los países para que pongan fin a la discriminación en la legislación y la política.

Algunas entidades internacionales opuestas a la violencia y discriminación basadas en la orientación sexual o la identidad de género incluyen al Concejo de Europa y a la Unión Europea. En 2008, los 34 países miembros de la Organización de Estados Americanos aprobaron por voto unánime una declaración afirmando que la protección de los derechos humanos también abarca a la orientación sexual y la identidad de género.

Más temprano en el día, la Asamblea General también adoptó una resolución condenando las ejecuciones extrajudiciales, incluyendo una referencia que se opone a las matanzas debido a la orientación sexual. Uganda hizo una petición para que se removiera esta cláusula, pero la Asamblea General la rechazó por 78 votos a 60.

Los signatarios de la reciente declaración de la Asamblea General son:
Albania, Alemania, Andorra, Argentina, Armenia, Australia, Austria, Bélgica, Bolivia, Bosnia y Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Canadá, Chile, Chipre, Colombia, Croacia, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Gabón, Georgia, Grecia, Guinea Bissau, Hungría, Irlanda, Islandia, Israel, Italia, Japón, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, la Antigua República Yugoeslava de Macedonia, Malta, Mauricio, México, Montenegro, Nepal, Nicaragua, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Paraguay, Polonia, Portugal, el Reino Unido, República Centroafricana, República Checa, República Eslovaca, Rumania, San Marino, San Tomás y Príncipe, Serbia, Suecia, Suiza, Timor-Leste, Uruguay y Venezuela.

Para mayor información contáctese con las siguientes organizaciones que difunden esta declaración:
Amnesty International (en Nueva York, Kate Sheill: +44-79-0439-8439)
ARC International (en Canadá, Kim Vance: +1-902-488-6404)
Center for Women’s Global Leadership (en Nueva York, Cynthia Rothschild: +1-917- 318-3593)
COC Netherlands (en Nueva York: Björn van Roozendaal +31-62-255-8300)
Global Rights (en Wáshington, DC, Stefano Fabeni: +1-202-741-5049)
Human Rights Watch (en New York, Scott Long: +1-646-641-5655)
ILGA - International Lesbian, Gay, Bisexual, Transexual and Intersexual Association (en Nueva York, Renato Sabbadini: +39-335-60-67-158 – En Bruselas, +32-2-502-24-71)
Inter-LGBT France (en Nueva York, Philippe Colomb: +33-68-985-3109)
International Committee for IDAHO (Día Internacional Contra la Homophobia) (en Nueva York, Louis-Georges Tin: +33-61-945-4552)
IGLHRC (en Nueva York, Hossein Alizadeh: +1-212-430-6016)

Traducción: Sebastián Salazar
Bookmark and Share