Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito
Principal / Latino América Y El Caribe / Brazil / Articles / Hacia un "Mercosur sin Homofobia"
Cargando el mapa ...

Colaboradores

anonymous contributorEscrito anónimamente. (Inglés)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Francés)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Español)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Portugués)

Facebook

Etiquetado con: política
R.Jiménez (Movilh-Chile), Beto de Jesús, ILGA LAC con A. Pedro, de la misión del Brasil en la ONU
Hacia un "Mercosur sin Homofobia"

in BRAZIL, 26/09/2007

Creemos que los asuntos GLBT se van a radicar en la agenda del Mercosur

Por Alexandre Böer, SOMOS – Comunicación, Salud y Sexualidad/Porto Alegre y Beto de Jesus, co secretario general de ILGA LAC

La reunión de Altas Autoridades en Derechos Humanos de Mercosur y Estados Asociados - la RAADDHH, que fue creada en diciembre del 2004 por la cumbre de los Presidentes de los países miembros, comenzó a funcionar, efectivamente, a partir de mayo del 2005, como un foro de los Estados miembros del proceso de integración regional, para análisis y definición de políticas públicas en Derechos Humanos.

Hoy, además de Brasil, forman parte también Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

Desde mayo de 2005 hasta hoy fueron realizadas nueve reuniones. La más reciente, la novena, fue celebrada del 8 al 10 de agosto en Montevideo, Uruguay.

La ILGA LAC y la AGBLT han estado representadas por sus dirigentes Beto de Jesus e Alexandre Böer, desde la 5ª reunión, realizada en Brasil, con el objetivo de incidir políticamente en la temática GLBT sobre las políticas de los países miembros de Mercosur.

Según la Red de Organizaciones LGBT de Mercosur - de la cuál la ABGLT es una de las co-fundadoras y participantes - esta fue la reunión más importante y en la que mas avances fue posible obtener.

La reunión fue precedida por el primer seminario regional sobre Diversidad Sexual, Identidad y Género realizado en éste ámbito y organizado por la Presidencia Pro-Témpore, de Uruguay. Este encuentro viene siendo realizado desde la última presidencia pro-témpore en Brasil, en el año 2006, donde la ABGLT puede incidir políticamente en la temática y ampliar la participación de la sociedad civil en estas reuniones, que hasta entonces solo tenía el Derecho de observar las mismas.

Con esto fue posible, en esta última reunión, presentar a las altas autoridades un documento elaborado por la sociedad civil y los Gobiernos presentes, indicando la urgente necesidad de trabajar para erradicar la discriminación por orientación sexual e identidad/expresión de género en estos países y reconocer los Derechos a la Diversidad Sexual como Derechos Humanos.

Este documento será analizado ahora por los Gobiernos, y en la próxima reunión de las Altas Autoridades que tendrá lugar en Uruguay en el final del segundo semestre.

Después de la evaluación, el documento o la parte que del mismo fue posible consensuar entre los países miembros, deberá ser tramitado a través de las respectivas cancillerías.

De esta forma será posible avanzar en dirección a la presentación de una resolución junto a la ONU (Organización de las Naciones Unidas) por el conjunto de los países de Mercosur y de los Estados Asociados e impulsar el anteproyecto de la Convención Interamericana contra el Racismo y otras formas de discriminación que está siendo discutida en el ámbito de la Organización de Estados Americanos (OEA) que incluye expresamente la orientación sexual e identidad de género.

La ABGLT estuve presente una vez más a través de sus dirigentes Beto de Jesus, co secretario general de ILGA LAC (la región latino americana y caribeña de ILGA) y miembro de la ABGLT y del Instituto Édson Néris/São Paulo, y Alexandre Böer, de SOMOS – Comunicación, Salud y Sexualidad/Porto Alegre.

Participaron activamente en todas las etapas de este proceso, ejecutando acciones en defensa de los Derechos Humanos GLBT en Mercosur, realizando interlocución con la cancillería brasileña y actuando en la Red LGBT de Mercosur, creada a principio de este año en Rosario, Argentina, y en la cuál la ABGLT también participa como una de las instituciones fundadoras.

Beto de Jesus participó como panelista en la mesa sobre Derechos Humanos y Diversidad Sexual presentando a los participantes la realidad en la cuál se encuentra la población GLBT en el Brasil y en América Latina y sus vulnerabilidades. Ya Alexandre Böer incidió más intensamente sobre las reuniones oficiales y articuló las propuestas presentadas por las altas autoridades.

Destacamos la sintonía y la armonía obtenida con toda la Delegación Brasileña dirigida por el Secretario Especial de los Derechos Humanos, Paulo Vannuchi. Ivair Augusto dos Santos, que también integraba la delegación brasileña, fue fundamental para el alcance de los objetivos. Entre otras posiciones defendió la propuesta de la creación de un subgrupo de trabajo para tratar específicamente de la temática GLBT y que deberá funcionar a partir del Grupo "Discriminaciones, Racismo e Xenofobia". Con eso, creemos que los asuntos GLBT se van a radicar en la agenda de Mercosur. La delegación brasileña contó además con representantes de las Secretarías Especiales de los Derechos Humanos, de la Igualdad Racial e del Itamaraty.

La directora del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo de la Argentina - INADI, Maria José Lubertino, presentó una propuesta de elaborar un programa "Mercosur sin Homofobia", usando la experiencia brasileña como modelo. Paulo Vanuchi, Secretario Especial de Derechos Humanos también defendió la propuesta.

Lo que dice el documento:

En la ocasión también fue posible elaborar un documento asumido como resultado de la RAADDHH en el cuál se le indica a los países del Mercosur y Estados Asociados derogar y/o modificar todo tipo de legislación discriminatoria o que penalice a lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transexuales y transgéneros o que restrinja el pleno ejercicio y goce de los mismos derechos que tienen los demás ciudadanos y ciudadanas. Y, en este sentido, derogar cualquier tipo de ley o reglamentación que prohíba a gays, lesbianas bisexuales, travestis, transexuales y transgéneros donar sangre.

Generar o impulsar políticas públicas transversales en todas las áreas de gobierno (como por ejemplo "Brasil sin Homofobia" y aquellas propuestas para el "Plano Nacional Contra la Discriminación", de Argentina, o la "Comisión de Educación Sexual", de Uruguay), leyes antidiscriminatorias, programas y acciones, en los órdenes de educación, de la salud, del trabajo, etc. que promuevan expresamente la no discriminación por orientación sexual e identidad/expresión de género, en especial aquellas que permitan el acceso a las personas trans en todos los ámbitos. En el caso de las Leyes, que estas sean de aplicación efectiva a través de alguna instancia que garantice su operatividad e invierta la carga de la prueba. Es importante establecer para esta tarea contactos directos con la sociedad civil para que cada decisión política emerja de un trabajo conjunto.

Promover la inclusión de contenidos relacionados a los Derechos Humanos de las personas LGBT en la educación (pública y privada, institucional y no institucional) a todos los niveles, incluyendo la formación docente, y fomentar campañas que pretendan eliminar los prejuicios sobre los cuáles se basan la discriminación por orientación sexual e identidad/expresión de género. Promover la formación de grupos de investigación sobre temas relacionados con la diversidad sexual.

Tomar decisiones y acciones políticas que terminen definitivamente con la hostilización, la discriminación, la persecución y la represión de las fuerzas de seguridad pública contra las personas LGBT, especialmente a las personas trans, en cada país.

Generar Leyes que garanticen a las personas LGBT y sus familias la misma protección y los derechos que los estados reconocen a las familias heterosexuales, a través de la creación de instituciones jurídicas como la sociedad de convivencia, unión concubinaria, pacto de unión civil o la equiparación del acceso al matrimonio para compañeros del mismo sexo.

Sancionar Leyes que posibiliten a las personas trans los cambios de registros de nombre y de sexo, sin requisitos quirúrgicos o médicos de cualquier tipo, y que garanticen el acceso público y gratuito a los tratamientos y cirugías de cambio de sexo para aquellos/as que lo deseen.

Generar espacios institucionales específicos dentro del Estado que trabajen temas de discriminación por orientación sexual e identidad/expresión de género. Que cada Estado divulgue estos datos para la sociedad y que los mismos reciban y sistematicen denuncias, a las cuáles se debe dar una respuesta concreta para cada caso, así como permitan evaluar las políticas públicas que serán diseñadas en cada lugar.

Comprometer su voluntad política para impulsar el anteproyecto de Convención Interamericana contra el Racismo y otras formas de Discriminación que se está discutiendo en el ámbito de la OEA que incluya expresamente la orientación sexual e identidad de género.

Impulsar la creación de un Observatorio regional de prácticas discriminatorias que incluya la discriminación por orientación sexual e identidad/expresión de género, donde las organizaciones de la sociedad civil interactúen con las Altas Autoridades de Derechos Humanos de Mercosur y sus Parlamentarios, entre otras/os en investigación, estudio, discusión y atención a la temática. Que este Observatorio produzca informes anuales sobre la situación de las personas LGBT en la Región para ser presentado ante instancias nacionales e internacionales.

Reconocemos la necesidad de impulsar que cada uno de nuestros países asuma el desarrollo de las acciones requeridas para la implementación de las medidas anunciadas en esta declaración.

Nos comprometemos a organizar un próximo seminario, promoviendo la participación de las cancillerías, autoridades y funcionarios/as de los distintos poderes de cada país; incorporar de manera permanente en la RAADDHH la temática de la diversidad sexual, transversalizando los trabajos de todos los grupos, comisiones y programas; incluir en los informes periódicos de cada país sobre Derechos Humanos, como por ejemplo los DESC - Derechos Económicos, Sociales y Culturales la temática de la diversidad sexual; y el estudio y consideración de los Principios de Yogyakarta para ser incluidos como tema para la próxima reunión, con el objetivo de considerar su apoyo por parte de los Estados miembros.

Traducción: Benjamin Gautreau
Bookmark and Share