Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito
Principal / Articles (WORLD) / Hablando con nuestra propia voz en la ONU
Cargando el mapa ...

Colaboradores

anonymous contributorEscrito anónimamente. (Inglés)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Francés)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Español)
anonymous contributorEscrito anónimamente. (Portugués)

Facebook

Etiquetado con: naciones unidas
Hablando con nuestra propia voz en la ONU

in WORLD, 29/05/2007

Continúa la tendencia discriminatoria en la ONU mientras el Comité de ONGs desaconseja la concesión del estatus consultivo en ECOSOC a 3 federaciones nacionales de defensa de los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

18 de mayo de 2007 – Nueva York, EE.UU. El Comité de ONGs de la ONU votó para recomendar la denegación del estatus consultivo en ECOSOC a la federación LGBT sueca RFSL y aplazó la toma en consideración de otras 2 federaciones nacionales: la FELGT de España y la ABGLT de Brasil.

Las tres organizaciones solicitaron el estatus consultivo en ECOSOC en la ONU, un estatus en calidad de observador, que permite a las ONG participar en ciertas sesiones de la ONU.

Desde 1992, año en que pronunció en su nombre el primer discurso sobre las minorías sexuales en las Naciones Unidas, ILGA ha luchado para que este foro internacional se ocupe de las violaciones de los derechos humanos cometidas por razón de orientación sexual e identidad de género.

En 2005, ILGA comenzó su “campaña ECOSOC”, una iniciativa dirigida a aumentar el número de organizaciones LGBT solicitantes del estatus consultivo en ECOSOC para permitir así a los defensores de los derechos humanos LGBT el poder dirigirse a la ONU con su propia voz.

ILGA también ha facilitado la presencia de activistas LGBT en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas desde 2003.

En diciembre de 2006, tras un periodo de toma en consideración que duró un año en el ECOSOC, 3 organizaciones LGBT obtuvieron estatus consultivo: ILGA-Europa, la región europea de la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays, y a las asociaciones nacionales de lesbianas y gays de Dinamarca y de Alemania, LBL y LSVD. Esto permitió a ILGA invitar a diversos activistas al Consejo de Derechos Humanos (CDH) en nombre de su región Europea y a dirigirse a los asistentes al pleno de la CDH en 2 ocasiones.

Egipto y Sudán lideraron el grupo que se opuso a conceder el estatus consultivo a RFSL, FELGT y ABGLT. Egipto intentó rechazar la solicitud de RFSL, una maniobra procedimental sin precedentes, normalmente reservada para las ONGs que no responden a las preguntas del Comité. Cuando esto fracasó, el Comité decidió recomendar la denegación del estatus consultivo en ECOSOC a RFSL tras un votación de 8 a 6. La decisión final se tomará en julio de 2007, cuando el Comité del ECOSOC se reúna en Ginebra.

Las diversas federaciones nacionales enviaron representantes a la sesión para responder a las preguntas planteadas por los miembros del comité.

Beto de Jesús y Toni Reis de la ABGLT, una federación que aglutina a unas 200 asociaciones brasileñas comentaron: “Enseguida quedó claro que todo era sólo un intento de demostrar que nuestro trabajo era el fomento de la homosexualidad. No hay duda de que las preguntas, absurdas e interminables, eran parte de una estrategia para no decir directamente que harían todo lo posible para denegar el estatus consultivo en ECOSOC a los grupos de gays, lesbianas, bisexuales, travestis y transexuales.”

Las preguntas versaban sobre la edad de consentimiento, programas de educación sexual, la posición de las asociaciones con respecto a la pedofilia y a los actos sexuales violentos, tanto voluntarios como involuntarios.

El representante de Egipto preguntó a David Montero de la FELGT sobre los programas de educación sexual de la Federación Española, sobre su afiliación a la ILGA y sobre su posición con respecto a la pedofilia.

El activista contestó diciendo que la FELGT ha recibido financiación del Gobierno español para proyectos realizados de manera conjunta con la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas. “La FELGT cuenta con programas para combatir la homofobia en los centros educativos públicos. Nuestra federación respeta la ley española, que prohíbe el sexo con personas menores de 18 años.” David Montero señaló que “el fomento la educación sexual entre estudiantes menores de 18 años - que es parte de los programas de ética, salud, valores y educación sexual que rigen en los centros educativos públicos – no era lo mismo que aprobar la pedofilia.

Aunque el Comité de ONGs había dado curso a las solicitudes de la FELGT y ABGLT e interpeló a las organizaciones exhaustivamente, decidió aplazar sus solicitudes hasta la siguiente sesión de enero de 2008.

“No nos dejamos desanimar por la intolerancia y el odio que se esconden tras la decisión, sino que seguiremos luchando activamente ante el comité del ECOSOC” señala Sören Andersson, presidente de RFSL. “La decisión que hoy se ha tomado muestra que las cuestiones que afectan a las personas homosexuales, bisexuales y transgénero han de estar en la ONU, así como las organizaciones que se ocupan de dichas cuestiones."

A pesar de este revés, ILGA anima a estas organizaciones a persistir en sus esfuerzos. ILGA seguirá trabajando para crear las condiciones necesarias para que se dé un diálogo internacional sobre orientación sexual e identidad de género en las Naciones Unidas.

+ información: comunicados de FELGT
RFSL
, ABGLT y de la ONU (en Frances e Ingles).

Traducción: Andres Barral Pan
Bookmark and Share