Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Articles (WORLD) / Mundo: Resúmenes rechazados en la Conferencia Internacional de SIDA. ¿Qué está pasando?
Cargando el mapa ...

Facebook

Mundo: Resúmenes rechazados en la Conferencia Internacional de SIDA. ¿Qué está pasando?

in WORLD, 03/05/2012

El Foro Global sobre Hombres que tienen Sexo con Hombres y VIH (MSMGF, por sus siglas en inglés) ha puesto en evidencia un fenómeno que ya es un secreto a voces: la alta tasa de rechazo de resúmenes sobre temática y programas dirigidos a gays y hombres que tienen sexo con hombres para la Conferencia Internacional sobre SIDA.


Por Javier Hourcade Bellocq

El Foro Global sobre Hombres que tienen Sexo con Hombres y VIH (MSMGF, por sus siglas en inglés) ha puesto en evidencia un fenómeno que ya es un secreto a voces: la alta tasa de rechazo de resúmenes sobre temática y programas dirigidos a gays y hombres que tienen sexo con hombres (HSH) para la Conferencia Internacional sobre SIDA.

A pocas semanas de hacerse público el resultado de la revisión de los resúmenes para esta conferencia, hay clara evidencia de que se han aprobado muy pocos resúmenes en estas áreas. El equipo de Corresponsales Clave pudo constatar con las redes latinoamericanas de personas trans y de mujeres trabajadoras sexuales que lo mismo ha ocurrido con sus resúmenes.

La MSMGF afirma en un comunicado que “Como en años anteriores, un número importante de resúmenes de alta calidad sobre HSH y trans han sido rechazados por la conferencia. De los pocos autores cuyos trabajos habrían sido aceptados, un número mucho menor ha recibido becas para poder presentarlos”. Y agregó “En los últimos dos años se ha dado un gran progreso en los programas e investigaciones sobre estas poblaciones y una ínfima parte de este trabajo será incluido en el programa de la conferencia”.

El Foro sobre HSH y VIH ha decidido, en consecuencia, reunir estos resúmenes en una publicación que será presentada previamente al inicio de la conferencia de Washington. A todos aquellos autores u organizaciones cuyos resúmenes hayan sido rechazados o aceptados pero con solicitud de beca rechazada, el MSMGF los invita a enviarlos antes del 4 de mayo utilizando este vínculo. Es oportuno mencionar que se deben seguir los mismos lineamientos que para la conferencia (se recomienda utilizar las guías incluidas en este vínculo).

Hay que celebrar la iniciativa innovadora del Foro para superar esta situación, sin embargo es oportuno detenernos un instante a analizar lo que está pasando con la participación de personas, programas, investigaciones y organizaciones dedicadas a las poblaciones en mayor riesgo de contraer el VIH. Una denuncia similar por parte de la Red de Proyectos sobre Trabajo Sexual resultó en la organización de un evento paralelo al de Washington en India.

¿Se están cayendo de la agenda de la Sociedad Internacional de SIDA y sus conferencias los gays, HSH, trans, trabajadoras sexuales y usuarios de drogas? Quizás la respuesta la deban proveer los responsables, pero hay evidencias empíricas que confirman esta tendencia.

¿Qué está pasando?

Algunas fuentes allegadas a la Sociedad Internacional de SIDA han referido off the record que hay una fuerte incidencia de una línea dura, léase “poner el énfasis en las ciencias básicas y médicas por encima de las otras disciplinas”. Personalmente, en ocasión de participar en reuniones y comités de ediciones previas de la conferencia, he sido testigo de las quejas y demandas de algunos profesionales y científicos por hacer las conferencias “más científicas”. Y esto se condice con un aspecto central de la conferencia: el financiamiento.

La Conferencia Internacional de SIDA no podría existir sin el financiamiento de los laboratorios farmacéuticos internacionales. Las contribuciones de programas multilaterales, bilaterales y agencias es marginal al lado de los millones invertidos por los laboratorios. En un contexto donde –además de existir muchos menos recursos para el SIDA y para sus eventos– existe una fuerte competencia de conferencias científicas en el medio, en particular la Conferencia de Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI) y el Congreso Europeo de Inmunología. Y para no ser menos, la misma IAS compite consigo misma organizando un año antes la Conferencia Internacional de Patogénesis, Tratamiento y Prevención, cuya última edición tuvo lugar el año pasado en la ciudad de Roma.

No es ninguna novedad que las conferencias internacionales son un gran negocio generosamente regado por la industria farmacéutica en forma de protocolos, investigaciones y publicaciones de resultados de pruebas y estudios con sus productos. Y una buena oportunidad para sacar a pasear y conocer el mundo a (algunos de) los abnegados profesionales de la salud que velan por nuestras cargas virales y CD4.

Lo que es cada vez más notorio es la pérdida irremediable de cualquier legitimidad y posibilidad remota de rendición de cuentas por parte de la Sociedad Internacional de SIDA, organización científica que siempre se preció de estar integrada por diversos sectores y organizar eventos multidisciplinarios en forma relativamente participativa y democrática. Así, esta sociedad internacional vuelve a su “cauce conservador” de ser una asociación profesional que representa a la corporación médico-científica. Esperemos que luego de este sinceramiento, los pocos recursos provenientes de sectores públicos y multilaterales no continúen siendo confiados a estos organizadores.

“No tenemos noticias de que ninguno de los resúmenes enviados por las organizaciones de mujeres trabajadoras sexuales de nuestra región hayan sido aceptados. No sabemos cuántas mujeres trabajadoras sexuales latinoamericanas llegarán a Washington. Es un gran retroceso. En el 2008 teníamos cientos de trabajadoras sexuales de todo el mundo en la conferencia, una plenaria de trabajo sexual, talleres y espacios en la Aldea Global. Todo eso se está perdiendo y es una pena”, dijo Elena Reynaga, Secretaria Ejecutiva de la RedTraSex.

[AIDS2010 2] Espacios que se pierden y, como efecto, desandamos la historia de la epidemia. A pocos años de los primeros casos de SIDA existió un consenso universal acerca de que la única respuesta posible era multisectorial: ciencia y sociedad, gobiernos y sociedad civil, científicos y “pacientes”, noción que parece estar cayendo en el olvido en la cabeza de algunos y en las políticas de sus organizaciones. No sabemos cuánto podemos retroceder; solo sabemos que no podremos ganar esta guerra por separado.

Si quiere conocer los nombres de las personas del mundo científico, de la sociedad civil y de las agencias que participan en cada uno de los comités de la Conferencia de Washington, visite este vínculo. Quizás entre esos nombres pueda encontrar algunas de las respuestas. Si quiere participar y expresarse, déjenos su comentario a continuación.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.

Bookmark and Share