Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / África / Malawi / Articles / El Presidente de Malawi afirma que Satanás está tomando el control de su país y pone como ejemplo la homosexualidad
Cargando el mapa ...

Colaboradores

anonymous contributorEscrito anónimamente. (Español)

Facebook

Etiquetado con: homofobia y transfobia
Mutharika, Presidente de Malawi. Foto tomada de Wikipedia.
El Presidente de Malawi afirma que Satanás está tomando el control de su país y pone como ejemplo la homosexualidad

in MALAWI, 05/05/2010

Palabras inquietantes las del Presidente de Malawi, Bingu wa Mutharika, que en estos momentos ejerce también como Presidente de la Unión Africana, pronunciadas durante la ceremonia de ordenación de Montfort Stima como nuevo obispo auxiliar de la archidiócesis católica de Blantyre.

Palabras inquietantes las del Presidente de Malawi, Bingu wa Mutharika, que en estos momentos ejerce también como Presidente de la Unión Africana, pronunciadas durante la ceremonia de ordenación de Montfort Stima como nuevo obispo auxiliar de la archidiócesis católica de Blantyre.

Mutharika ha afirmado este fin de semana que “Satán está tomando el control del país” y puso como ejemplo la homosexualidad. “Hay problemas de homosexualidad, corrupción, violencia de género y delincuencia. Es asqueroso y no me gusta nada”, manifestó el presidente de Malawi durante la ceremonia de ordenación de Stima, designado por Joseph Ratzinger el pasado enero.

Las palabras de Mutharika resultan especialmente desalentadoras porque precisamente en estos momentos se está a la espera de conocer la suerte definitiva de Steven Monjenza y Tiwonge Chimbalanga, dos jóvenes de Malawi que el pasado diciembre cometieron el “terrible delito” de celebrar una boda por el rito tradicional de su país, y que desde entonces permanecen encarcelados en condiciones inhumanas y a la espera de que concluya definitamente el juicio al que están siendo sometidos acusados de homosexualidad y escándalo público. Se enfrentan a una posible pena de 14 años de cárcel.

Uno de los jóvenes, Steven Monjenza, ha enfermado además en prisión, y su estado de salud se ha deteriorado a lo largo de las últimas semanas.

Tanto Monjenza como Chimbalanga son considerados presos de conciencia por Human Rights Watch y Amnistía Internacional.
 

Bookmark and Share