Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Secretariado De Mujeres / Bolivia / Articles / «De revolución hablan pero sigue la esclavitud hacia las mujeres»
Cargando el mapa ...

Colaboradores

anonymous contributorEscrito anónimamente. (Español)

Facebook

«De revolución hablan pero sigue la esclavitud hacia las mujeres»

in BOLIVIA, 04/11/2009

Entrevista a Florentina Alegre, dirigenta indígena feminista boliviana.

Por Ximena Bedregal

 

Mujer aymara, Florentina Alegre es dirigenta femenil de la provincia Inquisivi, del Departamento de La Paz Bolivia e integrante del grupo feminista Mujeres Creando.

 ¿Cómo ha sido, desde tu perspectiva, la participación de las mujeres en esta lucha del pueblo boliviano?

 Las mujeres han iniciado esto hace un mes atrás con una huelga de hambre en el auditorio de la radio San Grabiel de El Alto; mujeres de las 20 provincias del departamento de La Paz, pero sin embargo esto ha sido invisibilizado por la Confederación de Campesinos, por los varones, más que todo por Felipe Quispe. Solamente se decía que hay huelga de hambre de 20 provincias del departamento de La Paz, sin embargo más del 50 por ciento eran mujeres, mujeres dirigentas de las 20 provincias.

 En los bloqueos de caminos, en la lucha toda, la mujer está ahí adelante, incluso como un escudo humano en todos los enfrentamientos, pero como el machismo está tan fuerte en las comunidades y en las provincias, la lucha de las mujeres se ha invisibilizado.

 Yo, como dirigenta campesina no lo convoqué a las compañeras a esa huelga de hambre de radio San Grabiel, porque yo estaba muy de rabia, por que nos están invisibilizando. Ahora estas compañeras que han entrado están mal de salud, tienen anemia, úlceras, o sea ni hay una atención médica ni tampoco. Pero sin embargo yo como mujer vivo campo ciudad, vivo en comunidad muy marginal, más o menos a 30 kilómetros de la ciudad de La Paz y en ahí todas estábamos participando en bloqueos de caminos, donde como mujeres -mayoría con sus guaguas y todo- estábamos cercando a tres cuarteles de Viacha. No lo hemos dejado entrar el alimento a esos cuarteles pero ellos tenían el plan de saquearnos el alimento de nuestras casas, no le hemos admitido eso. Luego, sin embargo lo invisibilizan esta participación de las mujeres. La participación de la mujer es pues ¡enorme! callada, decidida pero invisibilizada por igual por los partidos políticos, los sindicalistas, las juntas vecinales.

 ¿Qué cargo tienes en la Confederación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa?

 No, yo no tengo cargo en la confederación por que yo no quiero ser sumisa de ese una organización muy impotente y vertical hacia las mujeres. Yo soy dirigenta de mi provincia Inquisivi que tiene 6 municipios. Yo hey ido así a un cargo tan colita, de mi provincia nomás, porque prefiero organizar a mis compañeras de la provincia, porque organizadas nosotras podemos levantarnos de las mismas casas, de las mismas comunidades. Enfrentarse con el Mallku (Felipe Quispe) es perder el tiempo, gastarse, además recibes insultos. Mis compañeras que han estado en esas cosas y muchas compañeras de Bartolina Siza no han tenido esa posibilidad de sacar su voz. Siempre la mujer una escalera nomás ha servido dentro de este movimiento.

 En tu provincia de Inquisivi ¿Qué trabajo están haciendo con las mujeres?

 Siempre se realizan capacitaciones, formaciones políticas. Muy diferente es por ejemplo cuando llamas a un encuentro puras mujeres, ya no orquestado por los hombres. Con sus propias decisiones son formaciones muy diferentes. Yo he hecho trabajo así en mi provincia desde mil novecientos ochenta, entonces a mí me ha preferido seguir haciendo ese trabajo en mi provincia en vez de estar peleando aquí con los compañeros que no lo quieren que vayan adelante las compañeras.

 La COB (Central Obrera Boliviana), en su plenaria del sábado pasado, con presencia y voz de todos los dirigentes de las departamentales y regionales, al parecer puros varones, han dicho que el objetivo es la toma del poder ¿Tú que piensas de un objetivo de toma del poder sin la voz visible de las mujeres?

 Eso es puro chiste pues. Por ejemplo la COB le dice al actual presidente o antes al anterior presidente "es la misma chola con otra pollera". Eso quiere decir es la misma prostituta pero está con otra ropa. El presidente no ha sido mujer, es un hombre. No se dudan en ofender a las mujeres.

 El de la COB, este señor Jaime Solares, se busca un poder, igual el Felipe Quispe o el de la Central Obrera Regional del Alto, es lo mismo que buscan, el poder. Ahora con el Carlos Mesa, en el gabinete, la Lupe Cajías, unita nomás en el gabinete de ellos. Pero dentro de los movimientos sociales ¡tampoco pues! Nos ha invisibilizado hacia las mujeres completamente. Por ejemplo, el Felipe Quispe ha bajado en una marcha con todas las provincias para el encuentro con el presidente, pero ¿quienes han tomado la palabra? ¡Todos varones! Sin embargo las mujeres eran más de 60 por ciento, con sus guaguas y todo y no han tomado ni una sola palabra. Las mujeres más activas son, pero en las decisiones, invisibilizadas y aisladas sin voz están pues.

 En estas acciones, en estas marchas más vienen hombres y mujeres, en las comunidades, en los barrios quedan los viejitos y las guaguas. La gente joven está en las marchas y por demás en esas marchas las mujeres estamos de cocineras. No hay un compartimiento de hombre-mujer, no hay eso, ella tiene que seguir cocinando para los varones y a los varones cansados hay que alcanzarle la comida. Eso ha pasado con las mineras, los gremiales, toda la gente que ha venido a la ciudad de La Paz. O sea la mujer seguimos de empleada, de sus domésticas, así de esa forma.

 Mirá, yo quisiera poner una reflexión a todas las mujeres: ¿hasta cuándo vamos a estar utilizadas las mujeres? Inclusive han venido de los centros mineros mujeres luchadoras decididas, que tienen sus fundamentos, pero sin embargo en estas marchas ellas estaban solamente de cocineras. A nosotras nos ha dolido mucho. Inclusive se habla de la revolución mientras los hombres siguen teniendo sus sirvientas y utilizando a nosotras como sirvientas, en las volquetas, en el camino, siguen las mujeres sirviéndoles la comida a los hombres. De revolución hablan pero sigue la esclavitud hacia las mujeres.

 ¿Qué han dicho y que están haciendo las feministas de las instituciones?

 Yo no lo conozco en Bolivia que hay un movimiento feminista. Hay algunas mujeres de algunas Ong´s que se dicen feministas y que no han dicho ¡ni pío ni mío ni nada! Nosotras nunca hemos visto su trabajo, sus acciones en las calles, defender ahí a las mujeres, sus derechos. Nosotras hemos salido con nuestros letreros en las calles casi todos los días, reprimidas, gasificadas, todo eso, pero sin embargo de estas feministas de las instituciones, supuestas feministas que se creen, no hemos visto su voz, más bien siempre han sido colaboradoras del gobierno, inclusive en las campañas, en todo aspecto, pero así, hacia el pueblo, no, no, nunca lo hemos visto nosotras.

 Como mujer, india aymara y feminista, cuando el Felipe Quispe (El Mallku) dice que hay que volver a formar el Kollasullo ¿Tu que opinas?

 Mira, eso es otro aspecto, porque el Kollasullo es desde antes; de nuestros tatarabuelos eran los cuatro sullos, el Kollasullo que tiene que tener su propio gobierno, todo eso. Pues yo creo que está muy equivocado porque la ciudad de La Paz es ciudad de los indios, entonces ¿como puede hacerse esto? Muchas veces el Mallku es muy racista y como feminista yo no puedo estar de acuerdo con esto. Como feminista yo más que todo no me he lanzado con mis compañeras a la huelga de hambre de radio San Grabiel porque es un racista y seguramente me voy a pelear y entonces también me van a botar así, porque yo no me voy a callar y mis compañeras me van a defender y de esa forma yo no quería hacer esto, pero sin embargo yo no estoy de acuerdo de ninguna manera con su posición del Felipe Quispe; uno porque es un racista y otro porque no lo toma en cuenta a las compañeras. El habla del chachahuarmi (marido y mujer) pero su chachahuarmi es puro teórico, antes sí había eso, pero en práctica ho y no existe eso pues, porque en chachahuarmi tiene que haber una sola decisión de marido y mujer, pero eso no existe, es un simple teórico, porque ellos nomás son protagonistas y la mujer no, toda la vida las mujeres somos la pura escalera de ellos. De esa manera no estoy de acuerdo con sus planteamientos del Felipe Quispe.

 Desde toda esta experiencia ¿quisieras darle algún mensaje a las mujeres de otros países?

 Las mujeres tenemos que tener una reflexión muy fuerte porque como humanas somos más decididas, para luchar y para conseguir la democracia Más que todo, las mujeres no queremos la violencia, muchas más de las mujeres no están afanadas a la violencia, quieren mucho más luchas pacíficas como huelga de hambre, protestas pacíficas y esos son más importantes porque las mujeres que han quedado viudas, más de 70 mujeres en Bolivia en estos días, ellas ahora están cargando su hogar, sus guaguas, su llorar y todo eso, pero sin embargo los varones no. Seguramente si hay un viudo de las mujeres que han muerto en la lucha, seguramente ese viudo ya va a tener su otra mujer; son situaciones muy diferentes ante la violencia. Yo le digo a las mujeres que nuestra lucha debe ser clara y concreta y que tenemos que tener una lucha y su organización mas fuerte en la base para tener esa voz que tanta falta nos hace.

Bookmark and Share