Home, Asia, Europe, North America, Latin America and Caribbean, Oceania, Artículos, Mapa del sito


ES
Principal / Secretariado Trans / Honduras / Articles / Informe de Personas Trans Asesinadas en América Latina
Cargando el mapa ...

Facebook

Informe de Personas Trans Asesinadas en América Latina

in HONDURAS, 01/01/2012

El Observatorio de Personas Trans Asesinadas se inició en abril de 2009 y presenta el Informe de Personas Trans Asesinadas en América Latina con énfasis en la situación de México y Honduras.

Fuente: rutasnocturnas.blogspot.com

 

Informe de Personas Trans Asesinadas en América Latina.

El Observatorio de Personas Trans Asesinadas se inició en abril de 2009 como una cooperación entre Transgender Europe (TGEU) y la revista académica virtual “Liminalis – Revista para la Emancipación y Resistencia de los Sexos/Géneros”. En acuerdo con el equipo de redacción de Liminalis, el Observatorio de Personas Trans Asesinadas se convirtió en septiembre de 2009 en un proyecto piloto del proyecto de investigación “Transrespeto versus transfobia en el mundo” de Transgender Europe (TGEU).

TVMEX/Centro de Apoyo a las Identidades Trans A.C. lleva un registro de asesinatos en América Latina desde mediados del 2007 y este año se suma como organización colaboradora al Proyecto “Transrespeto versus transfobia en el mundo”

 

PRESENTACIÓN

En el 2007 al observar una gran cantidad de asesinatos de perpetrados contra la población trans en Argentina, surge la iniciativa de promover una Carta a Favor de las Trans Argentinas que es firmada por varias organizaciones nacionales e internacionales y dirigida al gobierno de ese país.

Es desde esa fecha que TVMEX presenta anualmente un informe de las personas trans asesinadas en América Latina. Este año nos incorporamos como organización colaboradora al Proyecto “Transrespeto versus transfobia en el mundo”

El proyecto “Transrespeto versus transfobia en el mundo” inició en abril de 2009 como una cooperación entre Transgender Europe (TGEU) y la revista académica virtual “Liminalis – Revista para la Emancipación y Resistencia de los Sexos/Géneros”. En septiembre de 2009 finalmente se convierte en un proyecto de investigación de Transgender Europe (TGEU).

Cabe aclarar que los datos presentados no son exhaustivos, por las razones que comentaremos adelante, sin embargo nos permiten vislumbrar una realidad que es, sin duda, mucho peor de lo que sugieren los números.

1. Los datos recogidos incluyen sólo aquellos casos que han sido registrados en internet. No hay datos ni estimaciones disponibles para los casos no registrados.

2. Los datos aquí presentados no comprenden todos los casos registrados en el continente americano, sino sólo aquellos que, con algún esfuerzo, pueden ser encontrados en Internet.

3. A causa de las docenas de idiomas usados en Internet, la variedad de términos para denominar a las personas trans, y la miríada de páginas web a localizar en la red, es sencillamente imposible encontrar todos los registros mostrados en Internet.

4. Encontrar los registros de las personas trans asesinadas también tiene sus dificultades particulares, ya que no a todas las personas trans que son asesinadas se les registra como trans.

La clasificación del asesinato de una persona trans como un crimen de odio a menudo es difícil, debido a la falta de información en los reportajes, así como a la falta de sistemas nacionales de vigilancia. Aunque la violencia brutal y otras circunstancias de los casos registrados indiquen que en bastante de ellos, incluso en la mayoría o en casi todos, se trata de crímenes de odio transfóbicos o crímenes relacionados con las situaciones específicas a las que las personas trans tienen que enfrentarse en algunos países (ej. estar forzadas a ejercer el trabajo sexual para ganarse la vida debido a la discriminación en el mercado de trabajo).

Desde luego que no podemos pasar por alto el señalar que la existe una transfobia institucionalizada que genera el no reconocimiento jurídico de su identidad sexo-genérica, la expulsión temprana del hogar, la incorporación al trabajo sexual, la exclusión de los sistemas educativos y de salud, de las posibilidades del trabajo y de la vivienda, la discriminación generalizada, la violencia policial, el asesinato, así como la indiferencia, la complicidad y el olvido de las sociedades que las ven aparecer y desaparecer cotidianamente.

No podemos hablar de sociedades democráticas si los Estados no son capaces de garantizar el cumplimiento de los Derechos Humanos de la población. Mediante este informe buscamos visibilizar situaciones que ya nos empiezan a resultar cotidianas, actos de extrema violencia se están viviendo por sectores de la población trans.

Tenemos derecho a vivir, a una vida libre de violencia. Por ellas y por nosotras digamos ¡Ni una más!
 

Bookmark and Share